7 Chefs Mexicanos Que Han Triunfado Internacionalmente

Por Rocio Monroy

Se dice por ahí que la alimentación de los mexicanos se basa en la dieta de la vitamina T, Tacos, Tortas y Tamales. Sin embargo, a pesar de que estos son los platillos más populares de nuestro país, hay quienes con ingredientes de nuestras tierras, han creado platillos extraordinarios que no solo los han llevado a la cima del exito, pero también han expandido la cultura mexicana internacionalmente.

Aquí va una lista de los 7 Chef Mexicanos más famosos a nivel internacional…

Enrique Olvera 

Photo source: Amazon

Este famoso Chef ha tomado la comida mexicana de la calle a la alta cocina, y le ha dado su propio toque único. Enrique Olvera usa todos los sabores maravillosos de México para crear recetas frescas y sofisticadas.

Él es el dueño de Pujol, un restaurante mexicano de alta cocina en la Ciudad de México, que actualmente ocupa el puesto 13 en el mundo. Su talento es tan grande que ha aparecido en la segunda temporada de la serie de Netflix Chef’s Table.

Daniela Soto Innes

Photo source: Amazon

Daniela Soto Innes es una chef nacida en México, quien se mudó a Texas a la edad de 12 años. Estudió en Le Cordon Bleu en Austin, Texas y en el 2019, fue nombrada la Mejor Chef Femenina del Mundo en los Premios a los 50 Mejores Restaurantes del Mundo.

En los últimos cinco años, esta chef estrella ha alcanzado gran éxito, después de que en el 2014 (a la edad de 23 años) abriera el restaurante mexicano, Cosme, con su socio Enrique Olvera, y en el 2016, recibió el Premio James Beard por Rising Star Chef.

Patricia Quintana Fernández (1946 – 2018)

Photo source: Wikimedia

Patricia falleció a la edad de 72 años, por causas naturales. No obstante, a ella se le recuerda como una gran chef mexicana, escritora, empresaria y profesora. Ella era una reconocida cocinera internacional y experta en gastronomía mexicana. Además de haber sido una especialista en cocina regional mexicana, quien nació en México y estudió en el extranjero en Canadá, Suiza y Francia, y luego regresó a México como reconocida chef.

Patricia fue la creadora de la marca de aderezos “Gavilla”, una marca que hoy cuenta con aproximadamente 16 productos. Dirigió los menús que se servían a bordo de las aerolíneas mexicanas. Colaboró ​​en muchos programas de televisión y escribió artículos sobre cocina para varios periódicos y revistas, tanto nacionales como internacionales. Fue embajadora culinaria, distinción que le otorgó la Oficina de Turismo y la Asociación de Restaurantes de México.

José Ramón Castillo

Photo source: Wikimedia

José Ramón Castillo es el máximo exponente del cacao mexicano y maestro chocolatero. Sus creaciones con chocolates son un testimonio de una sinergia entre creatividad y conocimientos científicos. Él estudió en Ambrosía, en la École de Gastronomie Francaise Ritz Escoffier, de París, y en la Escuela Universitaria de Hostelería y Turismo de Sant Pol de Mar, en Barcelona.  Trabajó durante ocho años en España y fue el primer mexicano ganador de un campamento culinario europeo, el concurso “Cocina Joven de Catalunya”.

Es reconocido internacionalmente por el exquisito arte que desarrolla en el campo de la chocolatería. Sus creaciones son resultado de la imaginación y el descubrimiento científico; su principal creación es la chocolatería y bombonería ¡Que BO!, donde elabora bombones y trufas de manera artesanal utilizando productos 100% mexicanos originarios de Tabasco y Chiapas.

Alejandro Ruiz Olmedo

Photo source: Wikimedia

Alejandro Ruiz Olmedo es un chef mexicano, reconocido por representar la gastronomía de Oaxaca y por promover la cocina oaxaqueña en todo el mundo. En 1997, creó Casa Oaxaca, un pequeño hotel con restaurante y luego dos restaurantes más en la ciudad de Oaxaca.

Su hotel de Oaxaca recibió el número 34 en la lista de los 50 mejores restaurantes de América Latina. En el 2017 fue galardonado con el mejor restaurante de hotel en los Premios Gourmet Travel and Leisure. Un año más tarde publicó su primer libro “Alejandro Ruiz, Cocina de Oaxaca”, que recibió el premio García Cubas.

Haber nacido en una comunidad pequeña le dio a Alejandro la oportunidad de aprender desde era niño a cultivar semillas, pimientos y tomates.

Roberto Santibáñez

Source: Amazon

Este famoso chef es uno de los mayores difusores de los sabores e ingredientes de México en los Estados Unidos. Su currículum culinario incluye ser consultor culinario, autor y maestro en México, Europa y los Estados Unidos. Roberto es autor de tres libros de cocina con numerosos reconocimientos.

Nacido en la Ciudad de México y graduado con honores de las mejores instituciones culinarias de París, el galardonado chef Roberto Santibáñez es actualmente el chef/propietario de los restaurantes Fonda y La Botonería en Brooklyn y Manhattan; además es consultor culinario de los restaurantes Chilango en Londres.

Forma parte del Consejo Culinario de la División de Comida Latina del Instituto Culinario de América, y es miembro de la Fundación James Beard y de la Asociación Internacional de Profesionales Culinarios.

Pati Jinich

Photo source: PatiJinich.com

Pati es una amigable cocinera Mexicana más famosa por su programa de TV Pati’s Mexican Table. Después de mudarse a Texas, Pati fue asistente de producción en un programa de TV llamado New Tastes from Texas con el Chef Stephan Pyles.

Después de una pausa educativa (estudió una maestría en Estudios Latinoamericanos por parte de Georgetown University), Pati tuvo una “crisis existencial” que la regresó a su pasión por la cocina Mexicana (cosa que le agradecemos todos!).

Photo by Caroline Attwood on Unsplash

Tal pareciera que el éxito de estos Chef se debe a que no olvidan sus raíces y ponen todas sus experiencias vividas en México en cada una de sus recetas. Apoyemos a nuestros paisanos y aprendamos de ellos para que nosotros también triunfemos en el extranjero.

¿Qué Hacer con Esas Enormes Porciones en La Comida Americana?

Por Rocio Monroy

Dicen que el tamaño sí importa, y tal vez en muchas ocasiones esto sea verdad. Pero cuando se trata de la comida, las grandes porciones no son lo más saludable. Comer en exceso no solo nos ocasiona enfermedades y problemas de la salud, también cambia nuestro cuerpo de una forma negativa.

Photo by Alexandra Gorn on Unsplash

Sin embargo, es muy difícil mantenerse alejado de las grandes porciones en Estados Unidos, ya que no importa a que restaurante vayas, es de esperarse que los platos desborden comida.

Tristemente, una de las cosas que caracteriza a las personas estadounidenses, es el sobrepeso. Y tal pareciera que todo aquel que reside en la tierra de los valientes pronto se adapta a este tipo de vida y gana muchas libras extras.

Photo by Melissa Walker Horn on Unsplash

Pero, ¿por qué las porciones enormes son tan tentadoras?

Aperitivos

No solo los platillos principales son parte de las grandes porciones, también los aperitivos se unen a la gran lista de las muchas cosas que las personas comen sin pensar en las consecuencias. Sin embargo, no podemos culparlos, ya que en varias ocasiones los restaurantes ofrecen aperitivos gratuitos como parte de su campaña publicitaria para atraer más clientes.

La gente cae en esta trampa y pronto se encuentran en los restaurantes pidiendo aperitivos y platillos principales del tamaño de una montaña. Antes de que se den cuenta sus mesas están llenas de tanta comida que no saben qué hacer con ella.

Bebidas

Una de las cosas más impactantes para los mexicanos que recién llegan a Estados Unidos, es descubrir que cuando vas a un restaurante, los refrescos, tés y jugos son ilimitados. Hay ocasiones en que ni siquiera te has terminado todo el vaso, cuando el mesero ya te está trayendo otro refresco.

El refresco y bebidas azucaradas son tan económicas que la gente no ve problema en tomarlas constantemente. Son tan baratas que en las gasolineras las puedes comprar por centavos.

Platillos principales

Photo by Lee Myungseong on Unsplash

Todo sería felicidad y armonía si solo comiéramos hasta sentirnos satisfechos. Pero uno de los grandes problemas es que no sabemos decir “no”. Una cosa es comer una hamburguesa sencilla y otra cosa es comer una hamburguesa doble con tocino, triple queso y aderezos desbordándose por todos lados acompañada de papas fritas.

Muchos restaurantes juegan trucos psicológicos con nuestra mente, lo cual nos invita a comer hasta explotar. Cuando una gran cantidad de comida está frente a nosotros, sentimos la necesidad de comer todo, sin dejar una migajas, simplemente porque no queremos desperdiciar nada.

Photo by Christopher Flowers on Unsplash

Muchas personas pierden la noción de lo que realmente es importante para nuestra salud, porque en muchas ocasiones, para ellos, es mejor ahorrarse unos dólares y terminar yendo a un restaurante de comida rápida. Porque, a quién no le gusta comer un platillo entero (hamburguesa, papas fritas y refresco) por menos de 5 dólares y salir del restaurante lleno y feliz.

No obstante, no olvidemos que toda esta comida chatarra no nos ofrece las suficientes vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita. De hecho, en lugar de traerle beneficios a nuestro cuerpo, les provoca deterioro y daño a nuestros órganos. Es bien sabido que la comida rápida es causante de cáncer, problemas del corazón y obesidad.

Así que, aunque esas grandes porciones se vean muy apetitosas, es mejor optar por las ensaladas, frutas, verduras y las pequeñas porciones. No solo vivirás una vida más saludable y plena, también te sentirás más activo y listo para cualquier cosa que se te ponga enfrente.

Enfermedades que Más le Pegan a los Mexicanos

Por Rocio Monroy

El ingenio mexicano no conoce límites y cuando se trata de explicar alguna enfermedad o algún malestar, los mexicanos siempre tienen un nombre listo para ello, y si no lo saben se lo inventan. Es esta razón por la que en México existen ciertas condiciones que son exclusivas de nuestro país.

Y es que los mexicanos no se deprimen, sino que se agüitan.

Photo by Paola Chaaya on Unsplash

Los mexicanos no se sorprenden al recibir noticias malas, les da el patatus.

Photo by Holger Link on Unsplash

O cuando tienen un dolor que no pueden explicar, lo más seguro es que les dio un aire.

Photo by Thomas Young on Unsplash

Sin embargo, estas no son las únicas enfermedades que afectan a los mexicanos. Desafortunadamente, en los últimos años ha crecido en forma alarmante el número de personas con exceso de peso, especialmente entre los niños. La falta de educación alimentaria o nutricional impide que las personas se den cuenta de que no alimentarse correctamente tiene consecuencias muy grandes.

Photo by Joseph Gonzalez on Unsplash

Las ensaladas deberían ser parte de nuestra alimentación diaria. Aun así, hay quienes son leales a la señora de las garnachas y se niegan a dejar de ir a almorzar gorditas, tamales o tacos, a pesar de que estos manjares no se deberían de consumir tan seguido, ya que están llenos de grasas y azúcares.

Duele en el corazón saber que las comidas más famosas y más baratas que se venden en las calles son las más peligrosas para nuestra salud, pero mientras más rápido te des cuenta de que el cuidado de tu salud no se debería tomar a la ligera más rápido tu cuerpo se sentirá mejor y te lo agradecerá.

Algunas de las enfermedades más comunes entre los mexicanos son:

Diabetes

Photo by Kate on Unsplash

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que consumes. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarte energía. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, la más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina de manera adecuada. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas serios. Puede dañar los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y la necesidad de amputar un miembro. Las mujeres embarazadas también pueden desarrollar diabetes, llamada diabetes gestacional.

Fuente: https://medlineplus.gov/spanish/diabetes.html

Enfermedades del corazón

Photo by James Graham on Unsplash

Si los latidos de tu corazón se interrumpen o son deficientes, entonces podrías padecer de una enfermedad cardiaca, cuyas causas y tratamientos son tan diversos como los síntomas que presentas. Aunque se pueden prevenir, este conjunto de afecciones cobra la vida de 109 mil 297 pacientes al año en México.

Fuente: https://expreso.press/2018/04/08/las-enfermedades-mas-comunes-de-los-mexicanos/

Cáncer

Photo by Ali Yahya on Unsplash

En México, el número de muertes por cáncer de pulmón supera al de hígado, mama o próstata con un total de 6 mil 407 decesos en el 2013, según datos de la Secretaría de Salud. Cada año, 10 mil personas son diagnosticadas con esta enfermedad en el país.

Recuerda que el cáncer se da por el crecimiento descontrolado de las células al alterarse los mecanismos de división y muerte celular, lo que genera el desarrollo de tumores o masas anormales en cualquier parte del cuerpo.

Como muchos otros tipos, la mayoría de los cánceres de pulmón no causan ningún síntoma hasta que la enfermedad se ha propagado demasiado. Sin embargo, las señales más comunes pueden ser:

  • Tos que no desaparece o que empeora
  • Dolor en el pecho que a menudo empeora cuando respiras profundamente, toses o te ríes
  • Ronquera
  • Pérdida de peso y pérdida de apetito
  • Tos con sangre o flemas de color del metal oxidado
  • Dificultad para respirar
  • Cansancio o debilidad
  • Infecciones como bronquitis y neumonía que no desaparecen o que son recurrentes
  • Silbido en el pecho

Fuente: https://www.nacion321.com/ciudadanos/este-tipo-de-cancer-es-el-mas-letal-para-los-mexicanos

Enfermedades del hígado

Photo by i yunmai on Unsplash

La cirrosis hepática por hígado graso no alcohólico es la segunda causa de enfermedad hepática en México y la primera en Estados Unidos. La obesidad es la 5ta causa de muerte en México, cada año mueren 30 mil personas por esta enfermedad.

Algunos datos: El 70% de la población en México presenta problemas de sobrepeso u obesidad. El 50 % de los mexicanos con obesidad y sobrepeso tienen hígado graso. Cerca del 20% de los pacientes con hígado graso desarrollan cirrosis.

Las principales causas de Cirrosis son:

  1. Alcoholismo
  2. Obesidad (esteatosis hepática no alcohólica)
  3. Hepatitis B y C

Fuente: http://wradio.com.mx/programa/2019/02/26/martha_debayle/1551205189_231040.html

Photo by Jannis Brandt on Unsplash

Estas son solo unas de las muchas enfermedades que pueden crecer dentro de nosotros y no muestran ningún síntoma por muchos años. En muchas ocasiones cuando nos damos cuenta de que sufrimos una de estas enfermedades, ya es demasiado tarde.

No lo pienses dos veces, tu salud es muy importante. Aunque es mejor consultar a un doctor para que te guíe y te ayude a saber cómo vivir una vida más saludable, puedes comenzar haciendo ejercicio, comer más frutas y verduras y evitar el alcohol y el tabaco. También puedes reducir tus grasas, al dejar de consumir comida frita y botanitas.

El hecho de que cada año mueren muchas personas por enfermedades totalmente prevenibles es algo que deberíamos de tomar muy en cuenta para hacer cambios en nuestras vidas. Los mexicanos no podemos extinguirnos, porque sin nosotros, ¿quién será el alma de la fiesta?

Busca ayuda si necesitas aprender más acerca de cómo alimentarte mejor. Tu mejor motivación podría ser el anhelo de llegar a vivir una vida larga y plena.

Long Live the Mexicans! (¡Larga vida a los mexicanos!)

Recordando las Tradiciones Mexicanas de Inicio de Año

Nosotros los inmigrantes, sobre todo los de primera generación, nos hemos adaptado a las festividades y tradiciones estadounidenses y las festejamos como todo el resto. Sin embargo, provenientes de diferentes países de Latinoamérica, incluyendo México, tenemos nuestras propias tradiciones y costumbres, aquellas que nos causan nostalgia al recordarlas, y que es muy posible que nuestros hijos nacidos aquí no sientan el mismo apego o ni siquiera sepan acerca de ellas. Son las que forman nuestra idiosincrasia, nuestro origen y que viven muy dentro de nuestro corazón y recuerdos.

Después de las fiestas decembrinas, llega el 6 de enero y a quién no le encanta partir la Rosca de Reyes, una tradición cristiana en honor a los tres Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltazar, quienes, siguiendo la estrella de Belén, buscaban encontrar al Niño Jesús para ofrecerle oro, incienso y mirra.

Que emoción es dar una mordida a ese pedazo de rosca, con la sorpresa de llevarse entre los dientes al muñequito. Si te sabes la historia, encontrarás mucha alegría al contar a tus hijos y familiares la razón por la que ese muñequito se encuentra allí, siendo la misma representación del Niño Jesús y a disfrutar con un rico chocolate de un fantástico rato familiar de esos que no tienen precio y de los que se componen los mejores momentos de la vida. ¿Te tocó el muñeco? Pues te toca invitar los tamales el día 2 de febrero, Día de la Candelaria. Ese producto esencial y delicioso que ha sido la base de la alimentación de los pueblos prehispánicos y continúa hasta nuestros días como un alimento que tiene una presencia preponderante en cualquier celebración y en la vida diaria.

El Día de la Candelaria, una fecha rica en tradición y que, según varios historiadores, representa para cada país como en España, la fiesta de la Virgen de la Candelaria y en la comunidad cristiana, la presentación de Jesús en el Templo y la purificación de la Virgen después del parto. En México, representa la temporada de siembra durante la época prehispánica donde los mexicas bendecían el maíz para ofrecerlo al dios Tláloc, entre otros (dios de la lluvia y la fertilidad en la cultura azteca) y con la evangelización de los pueblos indígenas durante la época del virreinato, se hizo costumbre comer los antes mencionados y deliciosos tamales.

Esta celebración hispana también tiene su representación en la Calle Olvera del centro de Los Ángeles, donde se lleva a cabo la bendición de los muñequitos vestidos representando al niño Jesús cuando fue presentado al templo. Así que esta celebración católica-cristiana tiene una muy buena acogida para degustar de ricos antojitos, pero un gran motivo para enseñar a nuestros hijos acerca de nuestras tradiciones y que no caigan en el olvido.

No te hagas, te salió el muñeco en la rosca y ahora te tocan los tamales para el Día de la Candelaria y que alguien más se encargue de preparar el atole y asegúrate —eso sí — de que cada uno de los que disfruten de la fiesta pongan su grano de arena, con una gran sonrisa.

Como Comer Sano en Enero, sin Olvidar tus Raíces Mexicanas

Por Rocio Monroy

El año nuevo ya ha comenzado y por centésima vez nos hemos prometido a nosotros mismos que la dieta empezará el lunes. Se podría decir que esta es una tradición tan mexicana como la rosca de reyes. Pero seamos honestos, es difícil renunciar a las garnachas que se venden por doquier. Simplemente al principio de año ya estamos en espera de comer rosca de reyes, tamales y champurrado.

Sin lugar a duda, la comida mexicana es una exquisitez. Son pocos los que pueden resistirse a comprar unas papitas con salsa o un elote hervido con mayonesa y chile del que pica. Uno de los sueños de todo mexicano es poder tener una montaña de tacos, gorditas y tamales. Comer tantos dulces picositos como puedan y nadar en una alberca llena de champurrado.

Desafortunadamente, y aunque nos duela aceptarlo, cuando se trata de antojitos mexicanos muchas veces tenemos que consumirlos con moderación. No es que los alimentos mexicanos no sean saludables. El maíz que es usado en muchos de los alimentos que comemos día a día está lleno de fibra. Las verduras tales como, cebolla, tomate, jitomate y chile son indispensables en muchos platillos mexicanos.

Así que, ¿qué es lo que estamos haciendo mal?

¿Será posible que como mexicanos, empezar una dieta es casi imposible?

Como decía una de mis tías, el problema no es la comida, son los condimentos que le agregamos a la comida y el pan.

Sí, en efecto, esas conchas esponjositas y chocolatosas no son tus amigas. Sin embargo, no dejemos que cunda el pánico. No se trata de dejar de comer nuestros postres favoritos. Para estar fuerte y saludable simplemente tienes que comer balanceadamente, y como Popeye nos decía, no olvides las espinacas.

Además de eso recuerda:

Agregar una buena cantidad de verduras a tus platillos

No solo porque contienen una gran cantidad de vitaminas y minerales, sino porque también pueden hacerte sentir satisfecho más rápido. De esta manera evitaras comer en exceso.

Tomar agua en lugar de refresco o bebidas azucaradas

Las aguas de sabor son una gran parte de la alimentación mexicana. No obstante, contienen mucha azúcar, lo cual podría provocar muchas enfermedades como la obesidad, caries y hasta diabetes. Por el bien de nuestra salud, es mejor consumir bebidas azucaradas de vez en cuando o en moderación.

No servirse comida más de dos veces

Tal vez estamos acostumbrados a comer grandes cantidades de comida por todas las veces que la abuela nos hizo comer hasta casi explotar. Sin embargo, muchos expertos en la salud recomiendan comer simplemente hasta sentirse satisfecho. Esa famosa frase que dice, “Estómago lleno, corazón contento” sería mejor dicha de esta manera, “Estomago satisfecho, corazón saludable”.

Photo by Emily Sea on Unsplash

El ser mexicano viene con muchas responsabilidades, entre esas es comer pan de muerto el día de los muertos y pozole los fines de semana. Sin embargo, aunque sea parte de la cultura que no queremos dejar atrás a pesar de vivir en otro país, muchas veces necesitamos detenernos a pensar en nuestra salud. Reducir la grasa y el azúcar en nuestros alimentos no nos hará menos mexicanos. Recuerda que, aunque vivas del otro lado del borde, en nuestros corazones siempre seremos mexicanos.