Visitando Mi Ciudad Favorita: Monterrey

Bienvenidos a otro episodio más de ciudades que me enamoran. Hoy le toca el turno a mi ciudad favorita, y no solo porque mi familia vive aquí, Monterrey. La sultana del norte, la ciudad de las montañas, la capital industrial de México, como sea que la conozcas, Monterrey es una ciudad que no te puedes quedar sin visitar. Siendo la capital del estado y la ciudad más poblada del mismo, con más de 4 millones de habitantes, ten por seguro que vas a encontrar algo que hacer durante tu visita. Monterrey es parte de la zona metropolitana de Monterrey, la cual es formada por la capital y once otros municipios, convirtiéndola en la tercera metrópoli más poblada del país después de CDMX y Guadalajara.

Photo by Gabriela Montfort

Una de las razones por la cual amo esta ciudad es porque perfectamente combina lo histórico con lo moderno. Si visitas el centro de la ciudad vas a ver casas y edificios de época colonial, pero en cuanto cruzas la montaña hacia el sur de la ciudad verás edificios modernos con ventanales que por la noche reflejan las luces de la ciudad. Otro aspecto que amo de Monterrey es la manera en la cual á incorporado a la naturaleza de la región en su entorno industrial, entre los edificios y casas que poco a poco van trepando las montañas puedes encontrar reservas natural que los regios visitan para ejercitarse y pasar un rato en familia. Pero ahora sí empecemos con mi lista de lugares para visitar:

Museos

Photo by Gabriela Montfort

Monterrey cuenta con varios museos, tres de ellos enfocados en la historia nacional, regional, y local: El Museo de Arquitectura, el Museo del Noreste, y el Museo del Palacio. Los primeros dos mencionados son un ejemplo de la arquitectura contemporánea de la ciudad mientras que el tercero presume de una arquitectura neoclásica. Para los amantes del arte está el Museo de Arte Contemporáneo, mejor conocido como el Marco, el cual promociona el arte contemporáneo internacional con interés especial en las artes visuales latinoamericanas. El Museo del Acero Horno 3 que se encuentra en el Parque Fundidora se encarga de fomentar las ciencias y tecnología, y educa a los visitantes sobre la historia de la industria acerera en México.

Parques y Plazas

La Macroplaza localizada en el centro de la ciudad es una de las plazas públicas más grandes del mundo. De noche puedes observar el láser que emana del faro de comercio, una torre de color naranja que cuenta con 70 metros de altura. También podrás visitar y tomarte fotos en la Fuente de Neptuno, que se encuentra al norte de la macroplaza.

Photo by Gabriela Montfort

Cruzando la calle se encuentra el Paseo Santa Lucía, un río artificial que puedes recorrer en un bote o a pie. El río te lleva desde el Museo de Historia Mexicana hasta Parque Fundidora. Al lado del río se encuentran varios restaurantes y cafés donde puedes parar a tomar un refrigerio o solo a sentarte y disfrutar de la vista. No se te olvide tomarte una foto con el Cerro de La Silla ya que desde cualquier parte del río puedes disfrutar perfectamente del emblema más representativo de la ciudad. Si visitas en épocas decembrinas puedes gozar de luztopia, un espectáculo de luces que se lleva acabo cada año a lo largo del río.

Photo by Gabriela Montfort

Uno de mis lugares favoritos para pasar un domingo en familia es Parque Fundidora. Lo que algún día fue una fundidora de fierro y acero hoy es un parque con espacios dedicados al desarrollo de actividades culturales. El parque también cuenta con amplias áreas verdes donde la gente puede jugar futbol o andar en bicicleta. Para los más pequeños hay juegos distribuidos por casi todo el parque. Fundidora es hogar del Museo del Acero Horno 3 mencionado previamente.

Photo by Gabriela Montfort

Para los amantes de la naturaleza está el Parque Ecológico el Chipinque, el Parque la Huasteca, y la Cola de Caballo. Como ya les platiqué de la Cola de Caballo en un blog anterior hoy nos enfocaremos en los primeros dos parques. El cerro de Chipinque se expande a tres municipalidades de la zona metropolitana de Monterrey: Monterrey, San Pedro Garza García, y Santa Catarina. El parque es una área restringida de más de mil hectáreas en el cual se pueden realizar diversas prácticas al aire libre. El senderismo, ciclismo, observación de aves y mariposas entre otras cosas. Si no eres una persona muy atlética también puedes subir en auto y disfrutar de un picnic siempre y cuando no enciendas fuego en el parque. También cuenta con varios miradores desde los cuales puedes disfrutar de toda la ciudad y tomar unas muy buenas fotos. En el municipio de Santa Catarina se encuentra el Parque la Huasteca. Al igual que en el Chipinque, el parque se presta para deportes como el senderismo y ciclismo pero para los que les gustan las cosas más fuertes también pueden escalar las montañas. Disfrutar de las montañas en la huasteca es una experiencia única. El estar rodeado de estas rocas majestuosas te hace sentir lo pequeño que eres a comparación de lo que ofrece la naturaleza.

Niños

Photo by Gabriela Montfort

La mayoría de las cosas que he mencionado anteriormente son cosas que puedes hacer con niños. Pero si buscas algo más específico, existen varios parques de diversiones en Monterrey. Bosque Mágico, Loroaventura, y Plaza Sesamo entre otros. Pero hay un parque que siento todos deberían visitar aunque solo sea una vez, Bioparque Estrella. Bioparque Estrella es una reserva natural que se expande más de 300 hectáreas, en ella viven más de 50 especies de animales provenientes de todos los continentes. La atracción principal del parque es un safari en el cual te subes a un camión y das un recorrido durante el que puedes alimentar a los animales que pasean libremente por una área cercada del parque. También cuentan con zonas de petting zoo y un teatro en el cual los animales dan la función. Un chapoteadero, una zona de dinosaurios, y varios juegos aseguran que tendrás varias horas de diversión.

Noches

Photo by almacen42

Las noches en Monterrey también son muy divertidas, ya sea que visitas uno de los muchos restaurantes de moda en la ciudad o disfrutas de un concierto en la Arena Monterrey. Pero lo más divertido es visitar el famoso Barrio Antiguo. Barrio Antiguo es un lugar muy bonito para visitar durante el día, con sus calles de piedra y edificios erigidos circa el siglo XIX, pero de noche es el mejor lugar para tomar una copa y bailar. Decenas de bares y restaurantes alinean las calles, música de todo tipo emana de estos para que tengas de donde escoger. En barrio todos encuentran algo que les va a gustar, eso es casi seguro. Mi lugar favorito para relajarme y tomarme una cerveza con amigos es Almacen 42, donde por cierto también tienen deliciosa comida.

Gastronomía

Photo by Gabriela Montfort

Monterrey es muy conocido por sus carnes asadas, y con justa razón, pero el cabrito es el platillo típico de la región. Hay miles de lugares donde puedes degustar de este platillo pero lo más tradicional es el famoso Rey del Cabrito. Para los que quieren algo diferente o no son muy carnívoros Monterrey cuenta con varios cafés súper eclécticos, mi favorito es el Trece Lunas y el platillo a pedir los chilaquiles ya ustedes decidan si verdes o rojos. Admito que aunque yo sí soy carnívora mi lugar favorito para comer es un restaurante que se especializa en menudo y pozole llamado Menudo Don Luis, no sé si es el ambiente o la decoración pero ese es el mejor pozole que he probado se los prometo. Ya para terminar, siempre es bueno llevar un recuerdito de vuelta a casa, y nada mejor que un dulce típico de la región. Las glorias son un dulce típico de Linares N.L. elaboradas con leche quemada, y son una delicia, cremocitas y no muy empalagosas. No se como más describirlas, sólo se que son de mis dulces típicos favoritos y las tienen que probar. Son muy fáciles de encontrar en cualquier tienda, solo busquen la envoltura roja.

Espero y les allá gustado mi pequeño guía de mi ciudad favorita, y que los que aún no la han visitado se den una vuelta. Monterrey es una ciudad muy dinámica y espero los enamore a ustedes también.

Si crees que me ha faltado mencionar algo de Monterrey, por favor dímelo en los comentarios abajo.

Santiago, Nuevo León: Pueblo Mágico

Desde niña, suelo pasar una gran parte de mis vacaciones en Monterrey. Amo la ciudad por sus grandes edificios, su dinamismo, y esa perfecta forma en la que mezcla lo histórico con lo moderno. Pero a cuarenta minutos de esta gran ciudad encontré un lugar que parece sacado de un cuento de hadas. Santiago Nuevo León, también conocido como Villa de Santiago, fue incorporado a la lista de pueblos mágicos en el 2006 y con justa razón.

Situado entre la Sierra Madre Oriental y la Sierra de la Silla, Santiago es un pueblo pintoresco con edificios en los que se refleja el estilo arquitectónico de los siglos XVIII y XIX. La parroquia de Santiago Apóstol construida en 1745 y en palacio municipal edificado en 1910 son solo un ejemplo de la hermosa arquitectura de los siglos pasados. Caminar las calles de este pueblo es como haber tomado un viaje tiempo atrás, no solo los edificios de importancia son antiguos, las casas de los residentes también lo son. Mi hermana lo describió como ir a visitar la casa de la abuela y no se equivoca. 

Photo by diazsiller on Pixabay 

La gastronomía en Santiago es muy típica de Nuevo León, y gira en torno a la carne de res y cerdo, aunque también cuenta con varios restaurantes de comida internacional. Mis recomendaciones son: 

  • Las Palomas, este restaurante se encuentra dentro de un hotel y es muy popular por lo cual vas a tener que hacer algo de fila pero va a valer la pena. Si van a comer con un grupo grande es buena idea pedir varias entradas porque si es algo costoso, pero no se preocupen porque son platos grandes y llenadores.
  • La Casa de la Abuela, un lugar más modesto y de ambiente familiar que ofrece esa típica comida que esperarías de un restaurante en Nuevo León. Aparte me han contado que es buena idea llegar a comerte una nieve en este lugar. 
  • El Charro, no está exactamente en Santiago pero se encuentra en la carretera nacional muy cerca del pueblo. Igual que en La Casa de la Abuela vas a encontrar la comida típica del estado. Visitar El Charro es una experiencia en sí, y genial para las fotos en Instagram, ya que el techo es un enorme sombrero que puedes ver a la distancia.
Photo by Gabriela Montfort

Pero Santiago no es solo un hermoso pueblo colonial, también cuenta con asombrosos paisajes naturales. La presa de la boca es un área recreativa a la cual varias personas acuden para pasear en lancha, montar a caballo, o practicar deportes acuáticos. Tiene sus altas y bajas así que si planeas visitar es mejor investigar y planear adecuadamente. Y si ya se aventuraron a visitar la presa no está de más ir a conocer La Cueva de la Boca donde al atardecer puedes observar salir a miles de murciélagos que forman una nube negra. Para los que les gustan las leyendas, la cueva cuenta con la suya también solo busquen bajo La Cueva de Agapito Treviño y la encontraran.

El Cañón de Chipitín es un lugar que nunca he visitado pero que suena perfecto para los más aventureros ya que cuenta hasta con 7 zonas de rapel. Y uno de los paisajes mas emblemáticos de Nuevo León, La Cola de Caballo. La cola de caballo es una cascada de 27 metros que forma lo que parece una cola de caballo, de ahí deriva su nombre, está rodeada de vegetación y cuenta con una escalinata desde donde la puedes observar. Si te gusta montar puedes rentar un caballo y recorrer la montaña de esa forma, si no puedes subir hasta ella caminando ya que no puedes entrar en auto. Dentro de el lugar se pueden encontrar tienditas para comprar snacks y puesto donde venden los ya tradicionales recuerditos. 

Photo by Gabriela Montfort

Si quieren sentirse acogidos y en total tranquilidad, visiten Santiago y déjense cautivar por su magia colonial. 

10 Rincones de México que Ningún Mexicano Viviendo en el Extranjero se Puede Perder

Si buscas una lista con las ciudades más importantes de México y que te guie hacia los principales centros turísticos del país, esta no es esa lista. Esta lista es un poco fuera de lo convencional. Es una lista para quien prefiere descubrir pequeñas gemas escondidas de México, que a menudo no se mencionan en los folletos turísticos. Pequeños rincones que ofrecen una ventana particular a la belleza mexicana… Muchos quedarán decepcionados por la omisión de su ciudad en esta lista, y tienen toda la razón. Parte de la magia de México es que en todas sus ciudades, villas, aldeas y pueblos, si sabes dónde buscar  (e incluso a veces sin saberlo, y solo por suerte) te toparás con algo sublime.  

10.- Dolores Hidalgo, Guanajuato

Si hay que empezar en algún lugar, que mejor que por el principio. Una madrugada del 16 de Septiembre de 1810, en este pequeño pueblo el Cura Jesuita Miguel Hidalgo y Costilla inició todo con un grito. Tocó la Campana de su parroquia de Dolores para congregar al pueblo y levantar a los mexicanos en armas en contra de la tiranía del virreinato español. Aquí comenzó la independencia de México del Reino de España. La historia de México comienza milenios atrás, pero su formación como país moderno comenzó en este pueblito que por cualquier otro rasgo sería uno más de todos los bellos pueblos mágicos de México. Pero resulta que en este, de entre todos, podrás visitar la iglesia donde el mencionado jesuita toco dicha campana, y hay pocas cosas en la Historia bizarra de México que tengan más valor sentimental y magia que eso.

Paigemorrison at English Wikipedia [CC BY-SA 2.5], via Wikimedia Commons

 9.- Piedras Negras, Coahuila.

Históricamente, arquitectónicamente y estéticamente, quizás Piedras Negras no tenga nada que hacer en esta lista. Pero gastronómicamente, es otra historia. No por nada Anthony Bourdain, el famoso Chef quien, antes de su temprana y lamentable muerte, viajaba por el mundo probando los mejores platillos de todos los países, decidió visitar en varias ocasiones a Piedras Negras. Una pequeña y aparentemente insignificante ciudad en la frontera noreste de México con E.E. U.U. fue el lugar que Bourdain escogió para filmar 2 de sus mejores episodios para sus shows televisivos. Y es que, lo que Piedras Negras carece en estética, lo sobre-compensa con el sabor de su comida y quién sabe si sean los ingredientes frescos de la región, las recetas ancestrales de los locales, o la buena mano que tienen para prepararlos. Pero la fama de la riqueza gastronómica de la región no es nada nuevo, ya que se popularizo y fue inmortalizada en ficción por el libro, “Como Agua Para Chocolate”, de mucha fama en la década de los 90s. Pero aparte de poder comer las mejores arracheras y tortillas de harina (recién paleaditas y calientitas), o una patagorría de borrego con pan de elote y jalapeño (plato típico de Piedras Negras, por no mencionar los internacionalmente famosos Nachos), algo también típico de Piedras Negras son la amabilidad, la hospitalidad y el filoso sentido del humor de su gente. 

Comisión Mexicana de Filmaciones from México D. F., México [CC BY-SA 2.0], via Wikimedia Commons

8.- Loreto, Baja California Sur.

El Mar de Cortes es un tesoro  marino de México poco mencionado y Loreto, situado en la bella y surreal costa desértica de Baja California Sur, con una variedad de flora y fauna como la de pocos lugares en el mundo,  es el primer lugar donde hubo un asentamiento humano en tal península. De hecho, inclusive antes de que se fundara la ciudad de Loreto con la Misión de Nuestra Señora de Loreto en 1697, a una corta distancia en la Sierra de San Francisco se han descubierto unas pinturas rupestres y petroglifos con una antigüedad de al menos mil años, evidenciando así que el vecindario ha sido popular por mucho tiempo.

Loreto es una encantador pueblito colonial que mantiene una tradición pesquera. En el Mar de Cortes podrás disfrutar de aguas cristalinas como las del caribe, con tintes verdes, turquesa y azul profundo, pero con unas magníficas dunas de fondo, así como la impresionante Sierra Giganta y el Cardon Gigante Columnar, que es la especie de cactus más grande del mundo. Y si eres de espíritu aventurero, el buceo,  el kayak, y la pesca son magníficas actividades que te pueden llevar a encuentros con amigables ballenas, delfines o lobos marinos, nuestros hermanos mamíferos acuáticos que a menudo buscan jugar en el agua con uno.

Adam Jones from Kelowna, BC, Canada [CC BY-SA 2.0], via Wikimedia Commons

7. Cuatro Ciénegas, Coahuila

De los pueblos mágicos de México, Cuatro Ciénegas es de esos donde realmente se siente algo distinto, algo misterioso. Y si la NASA tiene presencia ahí (Para estudiar microorganismos que posiblemente pueda usar para sembrar vida en otros planetas), entonces quizás valga la pena echarle un vistazo. El pueblo es ideal para quien quiera filmar una de esas películas hollywoodenses del viejo oeste (Western). Serían pocas las cosas que tendrían que adaptar para que  todo pareciera como las cosas eran en el siglo diecinueve.  La población en sí es digna de ser visitada solo para admirar su arquitectura y la tranquilidad de sus calles. Pero a solo unos cuantos kilómetros, en medio de uno de los más limpios y silenciosos desiertos que hayas visto, encontrarás una serie de bellísimos lagos, de agua cristalina, que te recordarán a los tonos de la Riviera Maya.    

Juan Carlos Fonseca Mata [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons

6.- Mérida, Yucatán.

Mérida es una de las ciudades coloniales más pintorescas y tranquilas de México. El calor húmedo y abrasador, las calles empedradas y la impresionante mezcla arquitectónica colonial francesa, española, británica, libanesa y holandesa contrastan perfectamente con la genialidad de las cercanas ruinas Mayas; todo esto haciendo de Mérida un lugar único. La ciudad también cuenta con exquisitos platos que sorprenderán a tu paladar con deliciosas recetas como el pavo en relleno negro con but, una herencia gastronómica de los mayas.

Mérida fue fundada por españoles en 1542 pero fue construida en el sitio de la ciudad maya de T’hó, la cual por muchos siglos habia sido un centro de la cultura Maya, y por lo tanto se considera que puede ser la ciudad más antigua y continuamente ocupada del continente Américano.

Governor’s palace“, at Merida, Mexico.
By Pedro Sanchez. July 2006.

5.- Holbox, Quintana Roo

A diez kilómetros de la costa de la Península de Yucatán, en medio del mar caribe perteneciente al estado de Quintana Roo, hay una isla cuyo nombre Maya es Holbox (Hoyo Negro). Para llegar a ella uno viaja a Can Cun, o a Mérida, y de allí se emprende otro corto viaje al Puerto de Chiquilá, donde se puede abordar un ferry o una lancha que lo traslada a uno a la isla en 20 a 30 min. La pequeña isla no es nada menos que un paraíso terrenal, y ninguna foto en ninguna revista o folleto de publicidad le podrá hacer justicia a los vívidos colores que la isla y el caribe ofrecen.

Uno de los principales atractivos de la isla es que no existen calles pavimentadas, por lo tanto uno se traslada en la isla en carritos de golf, en bicicleta o a pie. Y el desarrollo turístico ha respetado mucho al medio ambiente, ya que la isla pertenece a la Reserva de la Biosfera y Área de protección de Flora y Fauna Yum Balam. Hoyo Negro no podría estar más lejos de representar bien lo que uno va a encontrar en esta colorida isla, al menos que el nombre se refiera a esa otra propiedad de los Hoyos Negros, donde el tiempo deja de existir.            

4.- San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

San Cristóbal de las Casas,  ubicado en la región de Los Altos del estado de Chiapas, es un pueblo encantador cuyas calles de mampostería se sobreponen a un terreno montañoso, ya que la ciudad se encuentra en un pequeño valle rodeado de colinas. El centro histórico de la ciudad mantiene su clásica arquitectura colonial española, con techos de tejas rojas, calles empedradas y balcones de hierro forjado casi siempre con macetas llenas de flores.

Una densa selva, con valles llenos de abundancia agrícola y pinos anuncian la llegada a San Cristóbal. La pequeña ciudad es perfecta para explorarla a pie, y si bien hay pocas atracciones turísticas en el sentido clásico, toda la ciudad es como un museo viviente.

Davidlohr Bueso [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons

3.- San Miguel de Allende, Guanajuato.

OK, OK, parece que ya son muchos santos en esta lista, y muchos de los llamados pueblos mágicos con sus bellos paisajes, arquitectura colonial e idílicas plazas centrales con majestuosas Catedrales que parecen de cuento de hadas. OK, les prometo este es el último pueblo en la lista nombrado en honor a un santo y de las características anteriores, lo que pasa es que este si es el pueblo mágico de México por excelencia.

Panoramic view of San Miguel de Allende, Guanajuato, Mexico at noon.
Picture taken by Ruiz on December 2004.

2.- Palenque, Chiapas.

Se erigió hace 2,300 años, y yo me imagino que el Rey Maya que haya encargado esta belleza arquitectónica, le ha de haber dicho a sus arquitectos, constrúyanme un campo de Golf aquí, en medio de la Selva Lacandona, pero en lugar de 18 hoyos, me van a construir 18 palacios.   

1.- Ciudad de México

Cuando el conquistador español Hernán Cortés vio por primera vez la ciudad azteca de Tenochtitlán, quedó deslumbrado por su belleza, e incluso menciono que le recordaba a Venecia.  Hoy en día cuando se arriba a La ciudad de México, sobre todo si es por vía aérea, uno se da cuenta de inmediato que ha llegado a una importante metrópoli. Con un estimado de 22 millones de habitantes la CDMX es la ciudad más poblada del hemisferio occidental, y la más antigua  en el continente de América del Norte. Las cercanas majestuosas pirámides de Teotihuacán son evidencia de que el área ha sido constantemente ocupada desde tiempos remotos. La fundación de Tenochtitlán, no ocurrió hasta más de 600 años después de que Teotihuacán fue abandonada. Incluso entonces era la ciudad más grande del hemisferio occidental y, según los historiadores, una de las tres ciudades más grandes de la Tierra.  

Juan Fernando Ibarra [Public domain], via Wikimedia Commons

4 Visitas que no te Puedes Perder en Washington D.C.

Ahora que es verano uno tiene la oportunidad de ir de gira y conocer otras ciudades de Estados Unidos. Un lugar muy popular para familias es la capital Washington DC. Aunque es una ciudad donde no se encuentran los rascacielos, hay mucho que hacer en esta gran ciudad. Es una ciudad con mucha historia sobre la fundación de esta nación. Como migrantes podremos aprender mucho al visitar. Estos son algunos de lugares más populares que ver cuando visita Washington DC.

Photo by Caleb Wright on Unsplash

LOS MUSEOS

Como sugerencia hay muchos museos que visitar cuando uno visita Washington DC. Uno podrá visitar la gran cantidad de museos gratuitos. Es importante aprovechar y llevar a toda la familia. Hay 17 museos en el área metropolitana de DC. Muchos de ellos estos se encuentran el National Mall, incluido el Museo de Historia Natural, el museo del Aire y el Espacio y el Jardín de Esculturas. No se podrá ir a todos los museos, pero si disfrutará de cada uno de ellos.

Photo by Roberto Nickson on Unsplash

LA CASA BLANCA

La Casa Blanca es donde se puede encontrar el presidente de Estados Unidos. Es un sitio muy visitado de todos los turistas. Aún, han tenido que aumentar la cantidad de seguridad. Algo que muchos se dan cuenta es que la Casa Blanca no es tan grande como aparenta en las películas. Para poder hacer un tour uno tendrá que planear de antemano. Recuerden que quizás no podrán ver al presidente, pero es lo más cercano que uno podrá estar.

El CAPITOLIO

Este edificio considerado neoclásico de color blanco con su gran cúpula es uno de los símbolos más reconocido de Estados Unidos. Está ubicado en un lugar llamado Capital Hill en lo alto de una colina. Es visible en cualquier punto de la ciudad. También es conocido con el Congreso. Se encuentran la cámara de Senadores y de Representantes del Congreso de Estados Unidos. Al estar en al Capitolio uno podrá visitar la exposición del Centro de Visitantes o hacer un tour gratis. Es un lugar donde se hacen importantes decisiones de nuestro país y muy bello al visitar.

Photo by Louis Velazquez on Unsplash

EL NATIONAL MALL

El National Mall es una explanada verde que se extiende desde el Capitolio, en el este, hasta el monumento a Washington en el oeste. El Monumento a Washington está situado en el centro. Es uno de los monumentos más reconocidos del mundo por causa del cine. Es un obelisco con cincuenta banderas estadounidense que fue inaugurado en 1885. Uno puede subir al monumento con reserva previa. Visitar el National Mall es una caminata fácil que le llevará aproximadamente una hora si simplemente camina por la acera y no se detiene. Hasta uno puede pasar todo un día viendo los monumentos.

Photo by Jacob Creswick on Unsplash

Las instituciones gubernamentales de esta ciudad son impresionantes. Aunque hay un ambiente político en la ciudad, uno va encontrar a personas muy amables. Es fácil de ir de un lugar a otro a pie. Uno podrá aprender y disfrutar con la familia. Uno podrá tener orgullo de ahora ser parte de este país. Si está considerando viajar, aproveche y vaya conocer la capital de nuestra gran nación!

¿Han ustedes ya visitado Washington, D.C.? Dígannos que les pareció en los comentarios abajo.

Top 10 Destinos que Ningún Mexicano se Debe Perder en Estados Unidos

Estados Unidos es un país inmenso con centenares de ciudades importantes, con una variedad de paisajes, colores, texturas, olores y sabores tan ricos, que muchas de ellas merecen inclusión en una lista de Top 10 como esta. Así de gigantesco es este país, que es casi imposible poder plasmar sus verdaderas dimensiones, su diversidad y su grandeza a quien no lo ha vivido en carne propia. Ojalá este Top 10 te inspire a viajar a alguno de estos lugares, capturando una imagen real de lo extenso y diverso que son la gente, cultura, geografía, arquitectura y tradiciones culinarias de Estados Unidos.

10. St. Augustine, Florida

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pensarás que el aparato que te transportó ahí es una suerte de máquina de tiempo que arribó a un pueblo español circa 1565, y es que efectivamente, esta ciudad en la costa Noreste de Florida fue fundada por el explorador español Pedro Menéndez de Avilés en el mencionado año.

Si permaneces allí algún tiempo, y visitas el Castillo de San Marcos, un Fuerte de mampostería español cuyos cañones apuntan al Atlántico, o si te paseas por sus calles adoquinadas y observas lo meticulosamente bien preservada que está su arquitectura, te parecerá que estas visitando Europa.

San Agustín no es una ciudad muy grande, pero como tiene la distinción de ser oficialmente la ciudad más antigua de los Estados Unidos, recibe una buena tajada de turistas año tras año. Por lo tanto, si te pican esas ganas por algo con sabor europeo, no tendrás que gastarte una fortuna saltando el charco. En St. Augustine encontrarás una muy adecuada y variada oferta de hoteles y buenos restaurantes para casi todo presupuesto. San Agustín tiene también la distinción de contar con algunos de los mejores restaurantes franceses del país. Si andas por ahí no te puedes perder los escargots de Le Pavillon.

9. Savannah Georgia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya que estamos en el sur, y aun en el pasado, aprovechamos para virar un poco hacia adelante en el tiempo, a principios del siglo XVIII, para entrar a un lugar con un aire un tanto misterioso. Savannah, la ciudad más antigua del estado de Georgia, fue una ciudad/puerto (Rio Savannah) establecida en 1733, que retiene la belleza arquitectónica de las grandes plantaciones sureñas, enmarcada por elegantes robles envueltos en musgo español (que en realidad no es un musgo, es una planta pariente de la orquídea y la piña).

En la región que se conoce como el viejo sur de los Estados Unidos, existe un sentimiento de profundo orgullo en la gente por su historia. Y eso es algo afortunado porque así es que podemos disfrutar esta pintoresca mezcla de la más pura elegancia sureña enmarcada por un ambiente natural esplendoroso.

La cocina de esta región tampoco es nada despreciable. La denominada cocina Lowcountry es la que predomina en la región, la cual está compuesta por diversos platillos del rico estilo sureño con mariscos e influencias africanas y francesas de la cocina Cajun del cercano estado de Luisiana. Una visita a Savannah no estaría completa sin ir al Restaurant Lady&Sons y degustar sus famosos Shrimp & Grits.

8. Minneapolis, Minnesota

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La próxima ciudad en nuestra lista no tiene nada destacado en comparación a otras ciudades americanas. No es muy grande, no cuenta con una arquitectura sobresaliente y no está rodeada de una belleza natural que la haga distinguirse de otras locaciones en nuestra lista. Es una ciudad típica del Midwest Americano, con rascacielos de vidrio que nos recuerdan a una época gloriosa en la década de los ochentas. Pero quizás es eso lo que le presta un cierto encanto a Minneapolis, se podría decir que es la ciudad Americana por excelencia. Inclusive aquí podemos encontrar el Mall of America, el centro comercial más grande de Estados Unidos, ¿acaso hay algo más americano que eso?

Minneapolis tiene una ciudad gemela llamada St. Paul, la capital del estado de Minnesota. Pero no creas que son gemelas idénticas. De hecho St. Paul no se parece en nada a Minneapolis. St. Paul es una ciudad que se ha esmerado en conservar sus raíces arquitectónicas y entre las dos ciudades gemelas tendrás oportunidad de ver una combinación ecléctica de arquitectura moderna, así como edificios antiguos, y una transición hacia el Art Deco que fue muy popular a principios del siglo veinte. Las ciudades gemelas albergan obras de arquitectos tan renombrados como Frank Lloyd Wright y Frank Gehry.

La comida en general es buena, pero tampoco es nada del otro mundo. Lo que si notarás es que el servicio que recibirás en cualquier lugar a donde vallas será de lo mejor y muy hospitalario, los nativos de Minnesota son entre la gente más amable de todo el país.

7. Newport, Rhode Island

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los precios de alojamiento en Newport quizás sean un poco altos para el alcance de todos los bolsillos, pero si cuentas con presupuesto para rentar un auto, Providence, la capital del estado de Rhode Island está a solo 40 minutos, y las opciones de alojamiento ahí son más asequibles. Ahora, si cuentas con un poco de flexibilidad en tu presupuesto, bien vale la pena quedarte en Newport.

Newport tiene una increíble belleza natural, con el océano Atlántico de fondo rompiéndose sobre islotes de piedras perfectamente deformes. Este idílico puerto fue casi desde sus inicios un lugar en donde los adinerados, sobre todo los dueños de plantaciones sureñas que deseaban alejarse de los climas calurosos de sus tierras, empezaron a construir casas de verano. Para principios del siglo veinte casi todos los grandes magnates de Nueva York como los Astor, los Vanderbilt y los Widener construyerón increibles mansiones, algunas de las cuales ahora son museos, y pueden ser recorridas por meros mortales como nosotros.

Newport tiene una historia de tanta exclusividad que inclusive varios Presidentes de Estados Unidos, entre ellos Eisenhower y Kennedy han usado propiedades de la localidad como La Casa Blanca de verano.

6. Santa Fe, New Mexico

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Santa Fe es un acogedor pueblo en medio del desierto, cuya presencia no parece molestarle para nada al desierto. Es decir, Santa Fe parece encajar muy bien en su ambiente, con sus edificios de adobe que respetan la paleta de colores que el desierto ofrece. Sol, infinitos cielos azules, arena y el verde de la escasa vegetación es todo lo que verás por millas y millas.

Santa Fe fue fundada por colonos españoles en 1610 y es por tanto un refugio para cualquiera que empiece extrañar México y la arquitectura colonial española. Todos los edificios en Santa Fe, sean comerciales o residenciales, tienen que seguir el estilo de arquitectura denominado Spanish-Pueblo, consistente de edificios coloniales y de adobe. Las opciones de hospedaje y culinarias son amplias, ya que es una ciudad que aloja mucho turismo y es un centro de conferencias popular entre la comunidad de Alta Tecnología, esto último quizás un poco debido a la presencia del Instituto de Los Álamos, donde se desarrolló la bomba atómica en la década de los 40’s.

5. San Francisco, California

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En términos arquitectónicos San Francisco podría competir con cualquiera de las ciudades en esta lista y casi siempre salir vencedora. Aquí existe otro lugar donde la combinación de ambiente natural y arquitectura es inmejorable. Mar, luz y belleza te esperan a la vuelta de cada esquina.

San Francisco fue fundada el mismo año de la independencia estadounidense, en 1776, cuando colonos españoles establecieron el Presidio de San Francisco y la Misión San Francisco de Asís. Pero San Francisco es una ciudad ecléctica y cosmopolita por excelencia. En esta ciudad como en pocas, podrás ver el experimento que es Los Estados Unidos de América, en acción. Hay influencias aquí de casi todas las culturas que han emigrado a Estados Unidos, y quizás por eso es un lugar que siempre ha estado a la vanguardia del progreso social, en cuanto a los derechos humanos. Esa riqueza cultural hace que las opciones gastronómicas sean toda una aventura llena de gratas sorpresas.

4. Carmel-by-the-Sea, California

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya que estamos en la costa noreste de California, te invitamos a que conozcas una pintura Surrealista convertida en realidad. Carmel, cerca del mar, con cipreses torcidos y coloridos suelos criptobióticos, te hechizará tanto con su belleza natural que, aun sin haber consumido alquimia alguna, cuestionarás tu sobriedad a cada vuelta que descubras algo nuevo que no sabías existía en la naturaleza.

Carmel tiene raíces de colonia artista. Pintores y artistas plásticos, escritores y poetas han decidido hacer de este lugar lleno de inspiración, su residencia permanente. Inclusive Clint Eastwood alguna vez fue alcalde de esta pintoresca villa frente al mar.

Una visita a Carmel no estaría completa sin disfrutar una copa de vino (o varias) y una rica comida en el Hog’s Breath Inn, antes propiedad del mencionado Actor/Director Hollywoodense. La bebida y comida son exquisitas, pero lo que más vale la pena de este lugar son las vistas desde su patio. Así que asegúrate de reservar una mesa en la terraza, allí disfrutarás de una excelente comida al fresco con un escenario natural de montañas, mar, pasto verde, y unas preciosas ovejitas blancas pastando, a la hora de la comida.

3. Charleston, South Carolina

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Encantadora. Esa es la primera palabra que se me ocurre para describir a Charleston, es una ciudad realmente encantadora. Charleston fue fundada en 1670 como Charles Town (El pueblo de Carlos), en honor al rey Carlos II de Inglaterra. Y es otra ciudad de las incluidas en esta lista, que ha logrado preservar su riqueza histórica y arquitectónica a través de los años. Pero otra cosa que distingue a Charleston y le presta un especial encanto es la famosa hospitalidad sureña.

Por muchos años consecutivos varias publicaciones han nombrado a Charleston como la mejor ciudad para vivir en Estados Unidos, debido no solo a su belleza arquitectónica, inmejorable gastronomía e idílica ubicación frente al mar, sino también debido a la amabilidad de su gente.

Si visitas Charleston, asegúrate de visitar su centro histórico, donde la preservación arquitectónica es de lo más impresionante y las casas estilo Townhouse en Battery Park, te harán creer que estas en un mundo de juguete. En realidad son mansiones construidas siglos atrás pero tan bien cuidadas que pareciera que son nuevas.

2. Washington, D.C.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No es solo porque sea la capital política del país, o una de las ciudades más visitadas del mundo (más de 20 millones de turistas al año), que no puedes dejar de visitar Washington. Y tampoco es por la famosa arquitectura neoclásica de mármol blanco que todo mundo asocia con la capital estadounidense. De hecho, la arquitectura de Washington varía mucho. Existen excepciones notables que van desde lo moderno hasta el estilo del Segundo Imperio francés.

Pero obviamente, si estás ahí, no puedes dejar de visitar la Casa Blanca, el Capitolio, el Monumento a Thomas Jefferson, el Lincoln Memorial, y la Catedral Nacional de Washington. Los estilos arquitectónicos neoclásico, georgiano, gótico y moderno se reflejan entre todas estas estructuras y muchos otros edificios en Washington que valen mucho la pena visitar.

El hecho de que es el centro de gobierno del país más poderoso del mundo, y una de las ciudades que albergan más sedes diplomáticas, hace que su oferta hospitalaria y gastronómica sea de lo más variado. En Washington puedes encontrar excelentes mariscos de la localidad, así como restaurantes que sirven la cocina de todos los rincones del mundo.

1. New York, New York

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La gran manzana. La ciudad que nunca duerme. “¡Si puedes triunfar allí, puedes hacerlo en cualquier parte!” Por obvias razones no podía faltar en esta lista la ciudad de Nueva York. Aparte de todos los rascacielos, toda la gente y todo el dinero, lo que realmente separa a Nueva York de todas las demás ciudades de la lista es ese sentimiento que uno tiene, cuando uno la visita, de estar en un lugar especial, con una energía especial, con olores y sonidos inconfundibles.

Con casi 9 millones de habitantes, Nueva York es la ciudad más poblada de los Estados Unidos. La ciudad es la mismísima definición de la palabra cosmopolita, albergando a más de 3.2 millones de residentes nacidos fuera de los Estados Unidos, la cual es la mayor población de gente nacida en el extranjero de cualquier ciudad del mundo. En Nueva York se hablan más o menos 800 idiomas, convirtiéndola también en la ciudad con mayor diversidad lingüística del mundo.

Si vas de visita, Nueva York no te dará oportunidad para aburrirte. La arquitectura, los museos, los teatros, los restaurantes, o el simplemente caminar por 5th Ave, o Central Park viendo gente te mantendrá entretenido por horas. Nueva York es una de esas experiencias que todo mundo tendría que vivir al menos una vez en la vida, aunque solo sea por poder decir que has estado allí.

¿Hay algún otro lugar que le recomendarías visitar a un Mexicano recién emigrado a los Estados Unidos? Dinos cuál en los comentarios abajo.