Consejos para Mantener Vivo el Amor por los Alimentos Mexicanos

Ser un inmigrante que vive en los Estados Unidos, una de las cosas que una persona más echa de menos son los alimentos de México. Si bien hay cada vez más restaurantes que cocinan alimentos tradicionales de México, a menudo son difíciles de encontrar y muchas veces se pasan por alto para encontrar soluciones más rápidas a la vuelta de la esquina. Entonces, nosotros como padres, ¿cómo enseñamos a nuestros hijos a enamorarse de los alimentos de México, si no se encuentran fácilmente en nuestro nuevo país? Aquí hay algunos consejos para mantener vivo este amor por los alimentos mexicanos mientras vive en los Estados Unidos. 

Photo by Patryk Pastewski on Unsplash

Cocinar Con Ellos en Casa

Photo by Rustic Vegan on Unsplash

Cocinar comidas en casa es una excelente manera de enseñar a los niños el amor por cualquier cocina. En nuestra casa, todos mis hijos se unen para preparar la cena casi todas las noches. Si bien los horarios están ocupados y a menudo es más fácil comer algo en uno de los lugares de comida rápida en la calle, nos encanta cocinar juntos y disfrutar de comidas familiares. Enseñar a los niños a preparar las comidas tradicionales con las que creciste les proporcionará recuerdos amorosos del tiempo que pasaste en la cocina con ellos. Esto aumentará el amor de esta comida como alimentos reconfortantes y que disfrutarán durante toda su vida, incluso cuando los estén cocinando ellos mismos. A mis chicas les gusta especialmente hacer tortillas caseras, lo que significa que generalmente no quieren comer las que podemos comprar en la tienda. A mis hijos les encanta cocinar con mamá porque es la única vez del día que reciben toda mi atención y ninguno de mis trabajos es una distracción. 

Compra Ingredientes Tradicionales

Photo by Reiseuhu on Unsplash

Otra forma de aumentar el amor de un niño por la comida mexicana es mediante la compra de ingredientes tradicionales. Encontrar los ingredientes adecuados para darle a sus comidas caseras un sabor auténtico puede ser un desafío, especialmente si vive en una ciudad pequeña como nosotros, pero definitivamente vale la pena el tiempo extra para encontrar los sabores exactos del hogar. La ciudad en la que vivimos no tiene muchas tiendas, para empezar, hay muchas menos que contienen los ingredientes necesarios para algunas de las comidas que amamos. Viajamos una hora y media para encontrar un mercado que tenga los chiles y la carne a los que estamos acostumbrados y que abastezcamos hasta nuestro próximo viaje. El viaje lo convierte en una excursión familiar encantadora y los alimentos que creamos son aún más preciosos por el trabajo que hacemos para encontrar los ingredientes necesarios. 

Comer en Familia

Mientras cocinamos con nuestros hijos y elegimos los ingredientes que le dan a esta comida un sabor auténtico, ambos son grandes pasos para crear un amor por la comida mexicana, la parte que hace que estos alimentos sean más atractivos es comerlos juntos como una familia. De aquí viene el verdadero amor por la cocina, el placer que da de comerla juntos. En nuestra casa, esto se hace todas las noches. Ya sea que cenamos en la mesa de comedor formal o en la sala de estar viendo una película, cenamos juntos. Este es nuestro momento para estar juntos lejos del caos de la escuela, el trabajo, los teléfonos y todas las pequeñas distracciones de la vida. 

Photo by jwlez on Unsplash

No importa lo que esté sirviendo, ya sea pozole o tamales, comprarlo juntos, crear la comida juntos y, finalmente, comerlo juntos en familia ayudará a que esta sea la comida más querida de tus hijos ¿Qué haces para alimentar el amor de tu hijo por la comida mexicana? Comparta sus ideas con nosotros y permítanos aprender de sus experiencias también. 

Añorando los Tamales de mi Tierra

Por Rocio Monroy

Hay muchas cosas que recordar de México. Ciertamente es un país lleno de costumbres y tradiciones, entre ellas el día de la Candelaria. No solo significa que los carnavales están a punto de comenzar, sino que también la producción de tamales aumenta al doble. Sin embargo, para nosotros que vivimos del otro lado del border podría no ser un día de celebración, sino más bien un día de nostalgia.

Photo by Dennis Schrader on Unsplash

Ahora que vivimos en un país con leyes y reglas diferentes, el señor de los tamales es simplemente una leyenda urbana. Ya no podemos despertarnos a las siete de la mañana para corretear a ese señor con su carrito lleno de delicateses. En su lugar, tenemos que conformarnos con tamales congelados que se encuentran en el supermercado. Los cuales, por supuesto, no saben para nada a lo que estamos acostumbrados.

Photo by Daniel Apodaca on Unsplash

Esto nos hace pensar que comer tamales en el “gabacho” es realmente un privilegio. Si alguien de nuestro círculo de amigos sabe preparar tamales, lo atesoramos como si fuera oro. De lo contrario, nos vemos obligados a comer tamales calientitos y frescos solo cuando vamos a un restaurante “mexicano” donde te sirven un tamal con todo tipo de condimentos e ingredientes extras que son completamente innecesarios, tales como crema, queso, carne molida y pico de gallo. Estos tamales no solo nos cuestan un ojo de la cara, sino que también no tienen ese sabor tan especial que nos alegra el alma. 

Photo by Justine Camacho on Unsplash

Es difícil, sin lugar a duda, preservar nuestras costumbres cuando nunca aprendimos a cocinar como nuestras madres o cuando no podemos igualar ese sazón de la abuela. Aun así , no debemos darnos por vencidos, ya que de lo contrario nuestras tradiciones o costumbres se perderán tarde o temprano.

Photo by Gaelle Marcel on Unsplash

La práctica hace al maestro

En México hay cientos de recetas para hacer tamales. Los tamales rojos son más populares en la parte del norte, mientras que, en el centro del país los preferidos son los verdes. En el sur, existen los famosos tamales oaxaqueños.

No importa cuál sea tu preferido, busca la receta en Internet y comienza a practicar lo antes posible. Tal vez, los primeros que hagas no serán los mejores, pero con el tiempo te convertirás en un master en el arte del tamal.

Aquí hay un link con diferentes recetas de tamales, que te podrían ayudar a comenzar.

Photo by Drew Farwell on Unsplash

No pierdes nada con intentarlo

Organiza tu propia fiesta del día de la Candelaria. Muchas veces no celebramos los días festivos de nuestro país porque nuestra familia no esta con nosotros. Sin embargo, a veces es buena idea celebrar con nuestros amigos mas cercanos, incluso si no son mexicanos. Esta seria una buena oportunidad para introducir la cultura mexicana a otras personas, para que conozcan un poco mas de México y lo amen tanto como tú. 

Cada año será mejor

Tal vez sea difícil comenzar tus propias tradiciones, especialmente cuando en la tierra que te vio nacer se siguen haciendo las cosas exactamente como el día en que te fuiste. Pero no pienses que estas cambiando las reglas del juego y estas dejando tu vida pasada atrás. El comenzar tus propias tradiciones te ayudará a mantener a nuestro querido México en tu corazón.

Photo by Dennis Schrader on Unsplash

El tamal es amado por muchos, tiene un sabor especial e inigualable. Vale la pena aprender como cocinarlos para que les enseñemos a las nuevas generaciones de que está hecho México. No solo de hermosas playas, ciudades y gente, sino también de platillos únicos que alegran los corazones.