3 Cosas que Afectan a Matrimonios México-Americanos

Por Rocio Monroy

Las personas que cruzan la frontera vienen en busca de nuevas oportunidades para crecer económicamente. Tal vez una de las cosas que nunca esperan que pase es encontrar el amor, ya que cuando dejamos nuestro país, no lo dejamos por completo. Hay una cierta conexión que no queremos que se desaparezca. Nos vamos pensando en nuestros seres queridos y nuestros amigos, y queremos que aquellos que nos amaron nos recuerden y nos tengan en su corazón a pesar de la lejanía.

Photo by Esther Driehaus on Unsplash

Sin embargo, el país de las oportunidades muchas veces está lleno de momentos de soledad, y esto, en algunas ocasiones, nos obliga a salir de nuestra zona de confort. Hacemos todo lo posible para conocer gente nueva y ser más amigables, lo que por consecuencia nos podría llevar a conocer a nuestra media naranja.

No obstante, nuestra media naranja podría no ser del mismo país de dónde venimos, y aunque es interesante conocer gente de todas partes del mundo y aprender acerca de sus tradiciones y cultura, la mezcla de dos culturas podría resultar en un desastre.

La familia política

Photo by insung yoon on Unsplash

Uno nunca sabe en que se está metiendo al salir con un extranjero hasta que conoce a su familia. Puedes ser recibido con mucho entusiasmo y te puedes sentir como en casa desde el primer momento. Por otra parte, también puedes sentirte completamente rechazado por el simple hecho de que luzcas diferentes y que tengas un acento.

Nunca se sabe que se puede esperar en estas situaciones. Aunque, siempre puedes ganarte a la suegrita con tu encanto mexicano. Algo que los mexicanos poseemos de sobra es encanto, así que úsalo a tu favor para romper todo tipo de barreras que quieran poner enfrente de ti y tu amado(a).

Las Tradiciones familiares

Photo by Simon Migaj on Unsplash

Al unir dos familias con diferentes tradiciones podría provocar conflictos sino tenemos la mente muy abierta y recibimos con los brazos abiertos la oportunidad de aprender. Algunas tradiciones tal vez no sean de nuestro agrado, pero nuestro cónyuge podría sentirse de la misma manera acerca de nuestras tradiciones.

No podemos solo festejar nuestras tradiciones y dejar a un lado las tradiciones de nuestra familia política. Todas son importantes y ambas partes deben de comprometerse para celebrar de manera equitativa.

El lenguaje

Photo by Jon Tyson on Unsplash

Probablemente el hecho de que tu pareja hable inglés y tú hables español no sea un problema al principio de la relación. Dos enamorados de alguna forma se las arreglan para comunicarse. El problema es cuando forman una familia y ambos tratan de decidir qué idioma será el que sus hijos hablen primero.

Pareciera que existe una solución simple para este problema, los niños pueden hablar los dos idiomas sin problemas. Sin embargo, no es tan fácil cuando los padres no tienen tiempo para enseñarles su idioma natal o la familia política no acepta un segundo idioma en su hogar.

Pueden haber muchas razones por las cuales muchos niños terminen hablando solo inglés, pero hay que recordar que siempre vale la pena que nuestros hijos hablen más de un idioma, por su propio bien, ya que esto les abrirá más oportunidades de trabajo en el futuro.

Photo by Everton Vila on Unsplash

No hay nada malo en enamorarse de una persona que creció y fue criada de una manera totalmente diferente a la nuestra. Solo es cuestión de entender que no importa de dónde provengan las personas, un matrimonio siempre será difícil. Comunícate con tu pareja y platiquen de las cosas que pueden mejorar para que su relación mexicoamericana dure para siempre.

¿Tienes alguna experiencia en este tipo de relaciones que nos quieras comentar en los comentarios abajo?