Fechas en que los Mexicanos Realmente Extrañamos Nuestro País

Por Rocio Monroy

Vivir en los Estados Unidos muchas veces es algo extraordinario, ya que nos brinda la oportunidad de construir una vida; de empezar de cero. No obstante, no importa que tanto triunfemos en otro país, siempre hay ciertas ocasiones donde extrañamos el país que nos vio nacer.

Source: Unsplash

Con todo lo que está pasando en la actualidad con el Coronavirus y la gente encerrada en su casa sin nada que hacer, a muchos de nosotros nos pone a pensar que pasaría si estuviéramos en México compartiendo el distanciamiento social o la cuarentena con nuestra familia.

Es difícil ver que nuevas personas se enferman cada día y nos preocupa que una de esas podría ser uno de nuestros familiares. Pero no solo en tiempos de enfermedad, nos gustaría tomar un avión y viajar de inmediato a México.

Source: Unsplash

Pero, hay muchas otras veces que los mexicanos extrañamos México ¿cuáles son estas ocasiones?

Invierno

Aunque la nieve puede ser una decoración impresionante y hermosa en el invierno. Hay muchos mexicanos que no soportan el frio. Tal vez los primeros días del invierno nos alegre ver caer la nieve. No obstante, después de pasar muchos días sin poder salir de la casa o limpiar la nieve innumerable veces, nos hace desear pasar esa temporada en una playa mexicana bronceándonos.

Source: Unsplash

Fiestas decembrinas

Tal vez una de las temporadas que nos pegan más a los mexicanos, es el tiempo de las fiestas decembrinas. No solo extrañamos a nuestros familiares sino también la comida. La gran cantidad de fiestas que se celebran en estas fechas nunca se comparan con ninguna celebración de otro país.

A muchos mexicanos no nos importaría estar en cuarentena si tuviéramos el refrigerador lleno de platillos navideños.

Source: Unsplash

Cumpleaños

En algunas ocasiones, nuestros cumpleaños en los Estados Unidos pasan desapercibidos porque muchos de nuestros familiares viven en México y porque las fiestas no se celebran de la misma manera en este lado de la frontera. Este es el momento en nos gustaría estar en México por tan solo un fin de semana y organizar una fiesta en grande que dure hasta el amanecer.  

Source: Unsplash

Día de la Independencia

No hay nada que nos haga sentir mas mexicanos que la celebración del día de la independencia de nuestro México lindo y querido. No obstante, en los países extranjeros esta celebración no es muy importante y en algunas ocasiones inexistente. Así que la nostalgia nos hace desear festejar ese gran día con nuestros paisanos y ver los fuegos artificiales mientras suena la campana de la independía.

Source: Unsplash

En realidad, nunca dejamos México completamente. Siempre hay algo que nos ata a ese país, ya sean los recuerdos, las tradiciones o nuestros familiares que dejamos atrás. Desear regresar por al menos un día o dos no es de extrañarse; a más de un mexicano le pasa cuando abandona su hogar.

Así que tal vez ahora que muchos estamos en casa sin poder salir, seria un bueno momento para hablar con los parientes con los que no hemos hablado en mucho tiempo. Nada como una cuarentena para unir familias.

Source: Unsplash

Ustedes, ¿hay algún otro momento del año que extrañen México?

Mi Sentimiento de Culpa por Vivir en Estados Unidos

Siempre he escuchado hablar de la culpa que sienten las personas que dejan a sus familias atrás para buscar más oportunidades en Estados Unidos. Yo no deje a mi familia por voluntad propia así que estando más joven no me percataba de lo horrible que era ese sentimiento de culpa, pero conforme ha pasado el tiempo me he dado cuenta que es algo angustiante y doloroso.

Photo by emirsaldierna on Unsplash

Yo viví con mi familia en Reynosa,Tamaulipas hasta cumplir cinco años, a esa edad mis padres me mandaron a vivir con mi tia en Texas. Durante las vacaciones volvía a México con mi familia y todo era mágico hasta que llegaba el día en el que tenía que regresar. Recuerdo sentirme desconsolada y abandonada, era tan intenso que me daban ataques de ansiedad cada que tenía que volver. Y así fue mi vida hasta que cumplí como catorce años. A esa edad sales con tus amigos tienes actividades extracurriculares en la escuela que te entretienen y ya no sientes la necesidad de estar siempre con tu familia. Pero justo cuando pensé que todo había pasado mi papá se enfermó de cáncer y mi mundo dio un giro, tenía diecisiete años más o menos así que ya tenía más conciencia de lo que esto significaba.

Quería pasar cada segundo posible con mi papá y de ahí fue que nació este sentimiento de culpa, el dolor que sentía antes al dejar a mi familia cambió y se hizo más fuerte. Cuando era pequeña el dolor era un dolor egoísta, solo porque yo necesitaba a mis padres y los quería conmigo, pero el dolor que sentía ahora era por no poder estar ahí para ellos apoyándolos, ayudando a cuidar a mi papá como lo hacía mi hermana. Mi papá falleció un mes después de mi graduación de la high school, yo no estuve ahí. Nunca he sido de las personas que vive con arrepentimientos, la vida es lo que es y todos tomamos decisiones para bien o para mal, pero el no estar ahí cuando falleció ha sido la culpa más grande que he sentido jamás. La tristeza de no haberle podido decir cuánto lo amo una vez más me sigue torturando hasta el día de hoy.

Desde ese día me aferré a estar con la familia que me queda, pero no siempre es fácil. Aunque soy bastante emocional también soy muy razonable y yo sabía que sería más fácil estudiar la universidad en Estados Unidos. Sería más fácil obtener ayuda financiera para que mi mamá no tuviera que preocuparse por nada. Mi idea era terminar y regresar a México, pero las cosas cambian. Mi hermana se casó y tuvo dos hijos y yo me tardé más de lo pensado en terminar. Aparte, sales de la universidad y tienes que empezar a pagar deudas estudiantiles, y me empecé a sentir atada.

Photo by crisscerda on Unsplash

El pasar tiempo en México se empezó a volver más difícil y con eso incrementó el sentimiento de culpabilidad. Culpabilidad por no pasar mucho tiempo con los niños, por no poder ayudarle más a mi hermana, por sentir que mi mamá tiene que estar viajando mucho. Y ese sentimiento empeora cada vez que mi hermana me dice que se siente sola o cuando mi sobrino me pregunta cuando voy a jugar con él. Pero también pienso, si dejo todo y me voy no voy a encontrar un trabajo que me pague lo suficiente para pagar mis deudas y tendría que vivir con mi hermana dependiendo de ella y no quisiera incomodar a nadie. Quiero ganar bien para ayudar a mi mamá para quizá ayudar a mi hermano que trabaja mucho y gana poco, tengo culpa de ser una carga y no alguien útil.

Una gran culpa también es el hecho de no visitar la tumba de mi papá, mi hermana vive en Monterrey y yo en Estados Unidos así que mi mamá va y viene de un lado a otro y siento que hemos abandonado a mi papá en Reynosa y no puedo con eso. Muchos dirán que mis culpas se pueden resolver fácilmente o con el tiempo, y estoy de acuerdo, pero mi historia es una de muchas.

Cuando pensé en esto pensé en los hijos ciudadanos de inmigrantes deportados que quizá visitan a sus padres pero luego los tienen que dejar porque sus vidas están hechas en otro país, y porque si los quieren ayudar es más conveniente hacerlo desde Estados Unidos. El dolor de saber que quieres estar ahí para ellos físicamente pero para ayudarlos tienes que dejarlos es muy fuerte. Y cada que pienso en el hecho de que yo puedo ir y venir me siento culpable por quejarme sabiendo que hay personas que llevan años sin ver a sus seres queridos o visitar sus hogares. También pienso en todos esos padres que toman la decisión de dejar a sus hijos por darles un mejor futuro, los juzgamos porque vemos el dolor de los niños pero ahora entiendo el dolor tan grande que tienen que estar pasando los padres.

Creo que los seres humanos por naturaleza sentimos que nunca estamos haciendo lo suficiente pero en realidad ¿qué es lo suficiente? No podemos estar en todo aunque así lo quisiéramos, muchas veces la culpa nos hace creer que estamos mal pero al final del día no hay nada que no requiera algo de sacrificio. Pero también entiendo que lidiar con esa culpa es difícil. Ahora que soy mayor, recuerdo que mi papá me llamaba todas las noches sin falta para preguntar como me fue y para darme la bendición. De niña no lo meditaba mucho, era solo una costumbre. Pero hoy empiezo a ver que mi papá buscaba su propia manera de aliviar su culpa, quería que yo supiera que me amaba que estaba ahí cuando lo necesitara, y no sé si le funciono pero a mi me hacía muy feliz.

No sé exactamente como aliviar este sentimiento en todos ustedes, si es que lo tienen, porque todos somos diferentes. Pero creo que el método de mi papá era muy bueno, ahora en día es más fácil comunicarse, es más sencillo conversar con personas que están en otras partes del mundo. Lo importante es hacerle sentir a nuestros familiares que los amamos que no los hemos olvidado, creo que nos fijamos mucho en lo material que olvidamos lo importante que es el afecto. Y el saber que no les estamos dando amor es lo que más pesa.

Espero y este año puedan todos pasar más tiempo con sus seres queridos. Pero si no es así, espero que por lo menos puedan hacerles sentir que los aman, qué aún a distancia están juntos. Yo por mi parte intentaré estar más presente cuando me llama mi familia, y trataré de dejar ir lo que ya no puedo cambiar. Espero y también encuentren la solución a esa pena porque necesitamos un mundo más feliz y lleno de amor.

Así Son las Mamás Mexicanas en los Estados Unidos

Por Rocio Monroy

Una de las razones por las que muchas personas deciden emigrar a los Estados Unidos es para buscar una mejor vida y ofrecerle más posibilidades de vida a sus hijos. El problema que se presenta en esta situación es el cambio de cultura y las diferentes formas en que los padres crían a sus hijos. Las leyes estrictas del otro lado de la frontera en algunas ocasiones intimidan a los padres y los previene de educar a sus hijos de la forma que les gustaría.

Source: Unsplash

Pero, ¿qué tan cierto es esto cuando se trata de las madres mexicanas?

Las madres mexicanas tienen su forma particular de educar a sus hijos y muchas de ellas prefieren ser madres estrictas y mantener a la raya a sus hijos que ser madres buena onda porque para los mexicanos esas ondas no van, ya que las madres mexicanas tienes reglas para evitar que les pase malo a sus hijos, como por ejemplo:

Pijamadas

Source: Unsplash

Casi en la mayoría de los hogares mexicanos se prohíben las pijamadas, y una de las razones es porque en cierta forma las madres mexicanas no confían en otros padres, especialmente si la pijamada es en un lugar donde hay muchos hombres. Aunque en realidad, no nos podemos sorprender de que exista esta regla, ya que se han reportado muchos casos de abuso sexual en estas dichosas pijamadas. Y las madres mexicanas prefieren prevenir que lamentar.

Salir sin Pedir Permiso

Source: Unsplash

En los programas de televisión estadounidenses vemos a los protagonistas ir y venir de sus casas sin pedir permiso y las figuras maternas no son vistas muy a menudo. No obstante, en los hogares mexicanos, este no es el caso. A las madres mexicanas no se les escapa nada. Las madres mexicanas no solo demandan que sus hijos pidan permiso antes de salir a algún lado, sino que también quieren saber con detalles a donde van a pasar el tiempo, con quien y de que hora a que hora.

Salir entre semana

Source: Unsplash

Para las madres mexicanas la escuela es algo muy importante y de ninguna manera se toma a la ligera. Así que salir entre semana es casi imposible para los mexicanos, ya que, en lugar de pensar en fiestas o amigos, las madres mexicanas prefieren que sus hijos estudien y estén listos para cada examen y terminen todas sus tareas.

Faltarles al respeto

Source: Unsplash

Otra cosa que es muy popular entre los programas de televisión estadounidenses es la falta de respeto hacia los padres. En muchas ocasiones hemos visto capítulos donde los padres no saben que hacer con sus hijos que están fuera de control y que no los respetan en absoluto. En un hogar mexicano, sin embargo, las madres mexicanas demandan el respeto de sus hijos y hasta tienen frases famosas para que sus hijos sepan quien está a cargo, por ejemplo:

“Porque soy tu madre y punto”

“Un día me vas a matar del coraje”

“Tú no te mandas solo”

“Si me levantas la mano se te va a secar”

“Hasta que te acordaste que tienes madre”

“Un día me voy a ir de la casa a ver qué haces”

“Ni sabes ni lavar calzones y ya quieres andar de novio(a)”

“Si metes la mano te va a ir peor”

“Pásame la chancla”

“Me tienes con el Jesús en la boca, ¿que no conoces el teléfono?”

Salir con extraños

Source: Unsplash

Cuando se trata de los amigos, las madres mexicanas deben saber exactamente con quien se están juntando sus hijos. No esta permitido juntarse con extraños o salir a una cita con alguien que los padres no conocen. De alguna forma u otra las madres mexicanas tienen que conocer a todas las personas que están alrededor de sus hijos así que mas vale que se les de esa información o ellas lo sabrán a su propio modo, ya que nada se puede esconder de ellas.

Source: Unsplash

A veces pareciera que las madres mexicanas hacen todo lo posible para que sus hijos no salgan a la calle o se junten con otros, pero en realidad muchas de ellas solo tratan de mantener a salvo a sus hijos. La intuición de madre es un poder extraordinario en una madre mexicana y es bueno tener a alguien que nos cuide de todo peligro, es por eso que las madres mexicanas son un tesoro muy valioso.

Agua Pasa por mi Casa, Cate de mi Corazón, ¿Cuántas Adivinanzas Sabes tú?

Por Rocio Monroy

El juego de palabras es algo que se nos da muy bien a los mexicanos, hablamos hasta por los codos y nos encanta decir dichos y adivinanzas. Este mes de la herencia hispana vamos a poner tu mexicanismo a prueba y veamos cuantas adivinanzas puedes adivinar,

1. Tiene dientes y no come,

tiene cabeza y no es hombre.

Source: Unsplash

(El ajo)


2. Blanca por dentro,

verde por fuera.

Si no sabes, espera.

Source: Unsplash

(La pera)


3. Blanco como el papel,

Colorado y no es clavel

Pica y chile no es,

Source: Unsplash

(El rábano)


4. Un señor gordito,

muy coloradito,

no toma café,

siempre toma té

Source: Unsplash

(El tomate)


5. Oro parece, plata no es.

Abran las cortinas,

y verán lo que es.

Source: Unsplash

(El plátano)


6. Lo come Pancracio,

está en el champán;

si piensas despacio

sabrás que es el…

Source: Unsplash

(El pan)


7. ¡Ronda que ronda, rondadorita!

¡Teje que teje, Tejedorita !

Source: Unsplash

(La araña)


8. Agua pasa por mi casa,

cate de mi corazón,

lleva un vestido verde,

y amarillo el corazón

Source: Unsplash

(El aguacate)


9. Una viejita con un solo diente,

hace correr a toda la gente.

Source: Unsplash

(La campana)


10. Una viejita titiritaña vivía en su casa

de la montaña

Source: Unsplash

(La hormiga)


11. Te lo digo y

no me entiendes

no tengo boca y

sí tengo dientes.

Source: Unsplash

(El Peine)


12. Doce señoritas en mirador,

con cuartos y medias

y zapatos, no

Source: Unsplash

(El reloj)


13. Voy por el bosque por la pradera

y doy a todos agua muy fresca

no soy, no ando, ni soy muy profundo

mas soy encanto de todo el mundo.

Source: Unsplash

(El arroyito)


Puedes enseñarle estas adivinanzas a tus hijos, vecinos o cualquiera que le interese saber más acerca de México. Sera una forma divertida de compartir un pedacito de nuestro país.

Además, recuerda que si quieres compartir más acerca de la historia de México a los pequeños de tu hogar puedes solicitar los Libros de Texto de 1 a 6 grado de primaria (Matemáticas, Español, Ciencias, Civismo, Arte, etc.) en las embajadas mexicanas.

Si necesitas más información dale clic a este link: (https://consulmex.sre.gob.mx/saintpaul/index.php/comu2016/dlt2018)

Comparte cualquier otra adivinanza que te sepas en los comentarios abajo!

Los Contrastantes Valores Familiares de México vs. Estados Unidos

Como cualquier persona de México sabe, la familia es uno de los aspectos más importantes de la vida. Es un hecho que la familia es lo primero y que las tradiciones se transmiten de generación en generación. Como inmigrante que vive en los Estados Unidos, es casi horrible ver la diferencia en los valores familiares de aquellos a los que uno está acostumbrado en su hogar en México. Aquí comparto una comparación de los valores familiares en México y los observados aquí en los Estados Unidos.

Photo by Gonzalo Facello from Pexels

El Respeto

El respeto no es algo que se exige en México; es algo que solo se entiende. Los niños respetan a sus mayores porque así se supone que debe ser. Si alguien mayor que usted entra en la habitación, es mejor que se levante y le ofrezca su asiento. Si su vecino le pide ayuda, no lo hará porque obtendrá algo, sino porque es lo correcto. Las cosas se hacen como una segunda naturaleza en lugar de obligación o miedo. Si bien hay áreas donde esto está cambiando, son pocas y distantes entre sí.

En contraste directo, aquí en los Estados Unidos, el valor del respeto parece estar desactualizado. Si bien aún puede encontrar áreas que siguen lo que llaman aquí valores de la vieja escuela, cada vez son más escasas. Aquí en los Estados Unidos, el respeto es una virtud que se exige y, a menudo, se emite por miedo a las repercusiones de no demostrarlo. Sin embargo, esto también es una práctica menguante. Muchos, incluidos los niños, no respetan a sus mayores ni a las necesidades de quienes los rodean. Se ha vuelto habitual mirar hacia otro lado cuando un vecino lo necesita. Los valores aquí se vuelven muy egoístas y se alejan del respeto de los viejos tiempos.

Photo by Frederik Trovatten from Pexels

Cercanía

Las familias en México están muy unidas. Si bien los miembros de la familia pueden llevar sus propias vidas, comparten los triunfos y las penas juntos. Las familias en México a menudo viven juntas hasta que cada niño se case y en muchos casos, incluso después del matrimonio. Si los niños se mudan, a menudo está cerca de sus padres. Si los miembros de la familia se mudan a otras áreas, intentan conectarse o estar en contacto tan a menudo como sea posible. Muchos de los pueblos pequeños están formados por familias que se encuentran repartidas por todo el pueblo. Si bien las ciudades más grandes son un poco diferentes, la conexión familiar sigue siendo evidente en la mayoría de los lugares.

En los Estados Unidos, sin embargo, la cercanía familiar tiene un significado diferente. Mientras las familias se reúnen para vacaciones o cumpleaños, muchas familias también comienzan a saltarse estos eventos. Se le ha dado importancia a ganar dinero y mejorar la propia vida. Tanto es así que a menudo la familia se queda atrás en la lucha por el éxito. Esto no quiere decir que la familia no sea importante para los estadounidenses solo que la  relación entre los miembros de la familia es muy diferente aquí que en México. 

Photo by Matthew T Rader on Unsplash

Tarde en la Vida

En México, a medida que los padres o miembros de la familia envejecen, es típico que un niño u otro miembro de la familia permanezca cerca y ayude a cuidar a esa persona. Si bien pueden mantener su independencia durante mucho tiempo, los miembros de la familia a menudo pasan para verlos y hablar por un tiempo. Los hermanos se sientan afuera recordando los viejos tiempos, los nietos pasan a la casa para pasar unas horas con sus abuelos mayores, y sus hijos e hijas cocinan y limpian para sus padres.

Aquí en los Estados Unidos, hay muchos que verifican a un miembro de la familia que envejece. Sin embargo, con demasiada frecuencia, esta visita se realiza a una casa de retiro. A medida que los miembros de la familia alcanzan ciertas edades, los niños o hermanos comienzan a buscar la casa de retiro más cómoda para vivir. Si bien estas casas a menudo son encantadoras y brindan a los ancianos un lugar donde pueden vivir y recibir la atención médica que necesitan. No es lo mismo que ser parte de la familia o vivir en la propia casa y tener espacio personal. Esto no quiere decir que los estadounidenses aman menos a los miembros de su familia, solo que las prácticas que se observan parecen bastante extrañas para los inmigrantes.

Photo by Pablo Rebolledo on Unsplash

Si bien cada cultura tiene sus propios valores familiares, las normas para un país parecen bastante extrañas para los de otro. De esta manera, los valores familiares de las personas en los Estados Unidos están en marcado contraste con los que estamos acostumbrados a ser de México. Aquí en los Estados Unidos, llaman a todos estos cambios progreso. Yo, con la esperanza de que como inmigrantes que viven en este país, podamos mantener nuestros valores familiares y mantenerlos vivos diariamente aquí en los Estados Unidos.

Cómo Lidiar con la Culpa Cuando la Familia en México está Enferma

Cuando un miembro de la familia está enfermo y usted hace todo lo posible para ayudarlo a mejorar, siempre se siente un sentimiento de culpa por no poder hacer más. La culpa es una emoción natural cuando alguien a quien amas está sufriendo. Este sentimiento se multiplica cuando la persona enferma está en otro país y usted no tiene manera de estar con ellos. Los inmigrantes sufren esta culpa diariamente con la familia que queda atrás cuando vienen en los Estados Unidos. Estos son algunos consejos para ayudar a lidiar con la culpa de no poder ayudar cuando la familia se enferma en casa.

Photo by twinsfisch on Unsplash

Mantente en Comunicación

Una de las principales causas de culpa cuando la familia está enferma es la falta de comunicación. Usted se preocupa por el estado de su familia y si están mejorando o empeorando. No saber puede ser frustrante en el mejor de los casos y sofocante en el peor de los casos. La falta de conocimiento conduce a un sentimiento de culpa aún más profundo por no poder estar con los miembros de su familia en su momento de necesidad.

Póngase en contacto con familiares enfermos u otros amigos y familiares que puedan estar con ellos. Llame y hable con ellos para averiguar cómo están y cómo está progresando su tratamiento o enfermedad. Deja que tu familia en México sepa que estás pensando en ellos y que te preocupas por su bienestar.

Las llamadas pueden ser costosas y, a menudo, el costo dificulta la posibilidad de contactar a su familia todo lo que desee. Afortunadamente, con el avance en aplicaciones como Facebook y Whatsapp, es más fácil que nunca llegar a la familia que está en México. Con algunas de estas aplicaciones, puede chatear con video con su familia, lo que le permite ver con sus propios ojos cómo están progresando. Cualquier tipo de comunicación ayudará a aliviar la culpa que siente por no estar allí.

Photo by Nik Shuliahin on Unsplash

Edúcate tu Mismo

Cuando los miembros de su familia están enfermos, otro excelente recurso para liberarse de la culpa y la preocupación es educarse sobre la situación. Averigüe qué dolencia están sufriendo y búsquelo. Encuentre información sobre qué es, qué la causa y cómo se puede tratar. Con el conocimiento vendrá un poco de alivio de la preocupación. Entender lo que está sucediendo le permitirá encontrar maneras de ayudar a su familia cuando no sea posible estar allí.

Hay muchos sitios web por ahí que tienen una gran cantidad de información médica. WebMD y Medline Plus son dos de esos sitios, que le permitirán buscar enfermedades y encontrar causas, síntomas y opciones de tratamiento. Si bien ninguna de estas páginas le dará una cura, le brindarán una idea de lo que está pasando su familiar en México. Este conocimiento te ayudará a encontrar otras formas de ayudarlos y disminuirá el sentimiento de culpa por no estar con ellos.

Photo by Hush Naidoo on Unsplash

Ayude con Soporte

Aunque es posible que no pueda viajar a casa para estar con un familiar enfermo, puede ayudarlo de muchas maneras desde este lado de la frontera. La primera forma de prestar apoyo a la familia en casa es enviando dinero para ayudar con los tratamientos o comprar medicamentos. Sin embargo, enviar dinero no siempre es una posibilidad. Después de todo, no programamos que nos enfermemos y, a menudo, ocurre en los peores momentos posibles en términos de dinero.

Cuando estar allí y enviar dinero no es posible de inmediato, aún puede ayudar a su familia enferma de otras maneras. Seguir los consejos puede ayudar mucho a llevar este proceso. Al investigar la información y transmitirla a su familia en México, brindará información que puede ayudar a aliviar el dolor o ayudar a través del proceso de tratamiento.

Photo by youssef naddam on Unsplash

Estar ausente cuando un ser querido está enfermo es difícil de sobrellevar y causa sentimientos extremos de culpa e impotencia. Y usted, ¿Cómo lidia con no poder estar con la familia en México en sus momentos de necesidad? Comparta sus consejos con nosotros y ayudémonos mutuamente a través de estos tiempos difíciles.

3 Cosas que Afectan a Matrimonios México-Americanos

Por Rocio Monroy

Las personas que cruzan la frontera vienen en busca de nuevas oportunidades para crecer económicamente. Tal vez una de las cosas que nunca esperan que pase es encontrar el amor, ya que cuando dejamos nuestro país, no lo dejamos por completo. Hay una cierta conexión que no queremos que se desaparezca. Nos vamos pensando en nuestros seres queridos y nuestros amigos, y queremos que aquellos que nos amaron nos recuerden y nos tengan en su corazón a pesar de la lejanía.

Photo by Esther Driehaus on Unsplash

Sin embargo, el país de las oportunidades muchas veces está lleno de momentos de soledad, y esto, en algunas ocasiones, nos obliga a salir de nuestra zona de confort. Hacemos todo lo posible para conocer gente nueva y ser más amigables, lo que por consecuencia nos podría llevar a conocer a nuestra media naranja.

No obstante, nuestra media naranja podría no ser del mismo país de dónde venimos, y aunque es interesante conocer gente de todas partes del mundo y aprender acerca de sus tradiciones y cultura, la mezcla de dos culturas podría resultar en un desastre.

La familia política

Photo by insung yoon on Unsplash

Uno nunca sabe en que se está metiendo al salir con un extranjero hasta que conoce a su familia. Puedes ser recibido con mucho entusiasmo y te puedes sentir como en casa desde el primer momento. Por otra parte, también puedes sentirte completamente rechazado por el simple hecho de que luzcas diferentes y que tengas un acento.

Nunca se sabe que se puede esperar en estas situaciones. Aunque, siempre puedes ganarte a la suegrita con tu encanto mexicano. Algo que los mexicanos poseemos de sobra es encanto, así que úsalo a tu favor para romper todo tipo de barreras que quieran poner enfrente de ti y tu amado(a).

Las Tradiciones familiares

Photo by Simon Migaj on Unsplash

Al unir dos familias con diferentes tradiciones podría provocar conflictos sino tenemos la mente muy abierta y recibimos con los brazos abiertos la oportunidad de aprender. Algunas tradiciones tal vez no sean de nuestro agrado, pero nuestro cónyuge podría sentirse de la misma manera acerca de nuestras tradiciones.

No podemos solo festejar nuestras tradiciones y dejar a un lado las tradiciones de nuestra familia política. Todas son importantes y ambas partes deben de comprometerse para celebrar de manera equitativa.

El lenguaje

Photo by Jon Tyson on Unsplash

Probablemente el hecho de que tu pareja hable inglés y tú hables español no sea un problema al principio de la relación. Dos enamorados de alguna forma se las arreglan para comunicarse. El problema es cuando forman una familia y ambos tratan de decidir qué idioma será el que sus hijos hablen primero.

Pareciera que existe una solución simple para este problema, los niños pueden hablar los dos idiomas sin problemas. Sin embargo, no es tan fácil cuando los padres no tienen tiempo para enseñarles su idioma natal o la familia política no acepta un segundo idioma en su hogar.

Pueden haber muchas razones por las cuales muchos niños terminen hablando solo inglés, pero hay que recordar que siempre vale la pena que nuestros hijos hablen más de un idioma, por su propio bien, ya que esto les abrirá más oportunidades de trabajo en el futuro.

Photo by Everton Vila on Unsplash

No hay nada malo en enamorarse de una persona que creció y fue criada de una manera totalmente diferente a la nuestra. Solo es cuestión de entender que no importa de dónde provengan las personas, un matrimonio siempre será difícil. Comunícate con tu pareja y platiquen de las cosas que pueden mejorar para que su relación mexicoamericana dure para siempre.

¿Tienes alguna experiencia en este tipo de relaciones que nos quieras comentar en los comentarios abajo?

Como Mantener Contacto y Honrar a los que se Quedaron en México

Por Rocio Monroy

Las razones por las que la gente emigra a Estados Unidos son muchas, ya sea por un nuevo trabajo, buscando nuevas oportunidades, seguridad personal, entre otras. Sin embargo, no importa cuál sea la razón, muchas veces esta decisión de dejar nuestro país natal no es fácil.

Photo by Mantas Hesthaven on Unsplash

En algunas ocasiones tenemos que dejar a nuestros seres queridos atrás para comenzar una nueva aventura. Y una vez que nos establecemos en este nuevo país, es cuando un sentimiento de culpa nos rodea.

Vivir lejos de la familia, no es la realidad que muchos elegirían vivir, aun así, algunos no tienen otra opción, ya que volver a México no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana. Pero, eso no significa que debas de perder todo tipo de contacto con tus seres queridos u olvidarte que alguna vez viviste en México.

Photo by MMPR on Unsplash

Aquí hay algunos consejos para honrarlos y poder seguir en contacto con ellos desde la lejanía.

Tecnología

Photo by Alexander Dummer on Unsplash

Existen aplicaciones que puedes usar para comunicarte con tus seres queridos, como Facebook, WhatsApp, Skype y Facetime. Estas aplicaciones son tan maravillosas que si tienes Wi-Fi en casa, no te costará nada hablar con tus familiares a todas horas del día. Te harán sentir como si estuvieras cerca de ellos.

En la actualidad, es muy sencillo utilizar todas estas aplicaciones y mantener una conversación mediante chat, mensajes o llamadas. Puedes probar cada una de estas y ver cuál es tu favorita.

También tienes la opción de usar las famosas tarjetas telefónicas que puedes comprar en las tiendas mexicanas y las cuales son muy económicas. Agregas el código a tu teléfono celular y listo, puedes hablar a cualquier parte de México.  

¿No cuentas con todo este tipo de tecnología?

Hazlo a la antigua

Photo by Green Chameleon on Unsplash

Si la tecnología no es lo tuyo, siempre puedes hacer las cosas a la antigua. No hay nada de malo en tomar un pedazo de papel y pluma y escribir lo que salga de tu corazón para decirle a tus seres queridos cuanto los extrañas. Puedes contar tus anécdotas y todo lo que has aprendido viviendo en un país totalmente diferente.

Puedes ir a la oficina de correos y ellos te ayudarán con lo que necesites para mandar tu carta hasta México o quizás, puedes comprar las estampillas y poner tu carta en el buzón para que sea más sencillo.

Es siempre divertido recibir una carta y saber que alguien se tomó el tiempo para escribirla. Realmente sorprenderás a quien la reciba. Tal vez comiencen una nueva tradición y se envíen cartas tan seguido que no se extrañen tanto.

Usa tus palabras

Photo by Ashkan Forouzani on Unsplash

Si no cuentas con la tecnología necesaria para comunicarte con tus familiares o mandar cartas no es algo que puedas hacer con facilidad; entonces, otra buena opción es mantener a tus seres queridos en tus pensamientos. Tal vez esto suena muy espiritual, o muy sacado de un libro de superación personal. Pero, en realidad, es algo que puede funcionar. Puedes contarles a tus hijos o amigos sobre las cosas que solías hacer en México y cómo tus seres queridos que aún viven allí fueron parte de esas aventuras. Pon fotos alrededor de tu casa de todas esas personas que extrañas, pon tantas que cuando alguien te visite sienta curiosidad de saber quiénes aparecen en las fotos.

Photo by Andre Hunter on Unsplash

Dicen que nadie está realmente ausente hasta que dejas de pensar en esas personas que no están cerca de ti. La vida no siempre sigue el curso que planeamos y muchas cosas cambian al pasar los años. No obstante, si mantienes a las personas en tus pensamientos y en tus conversaciones, tal vez no te sientas tan lejos de ellos. Solo se trata de no olvidar de dónde vienes y a quienes dejaste atrás.

Cómo Mantener tu Idioma Español en Casa, Cuando Vives en los Estados Unidos


Sentirse cómodo en un nuevo país significa familiarizarse con las costumbres e idiomas que son nativos de ese país. Cuando vives en los Estados Unidos esto significa hablar inglés. ¿Cómo mantiene su español nativo y asegura que sus hijos lo conozcan y entiendan cuando todo lo que escuchan y aprenden está en inglés? Este es el tema de hoy. Mantener su idioma español cuando vive en los Estados Unidos.

Photo by VanveenJF on Unsplash

Enseñar Temprano y con Frecuencia

Photo by Ben White on Unsplash

La primera técnica para mantener vivo al español en nuestras nuevas vidas en los Estados Unidos es enseñarlo a nuestros hijos temprano y con frecuencia. Esto es importante porque los niños aprenden más en los primeros 3 años que en cualquier otro momento de sus vidas. Durante este tiempo, todo es nuevo y emocionante, dando a los niños el deseo de aprender más. Esta puede ser una experiencia de aprendizaje tanto para nuestros hijos como para nosotros mismos. Una de las maneras más fáciles es enseñar una palabra en español e inglés al mismo tiempo. Asegurando así que nuestros hijos mantengan nuestro idioma original y también conozcan nuestro nuevo idioma. También es importante a esta edad porque cuando comiencen la escuela van a escuchar principalmente inglés. Comenzar temprano significa que tienen esa base para el idioma español que se puede ampliar mientras están rodeados de inglés.

Hablando en Casa

Photo by Daria Nepriakhina on Unsplash

Además de enseñar temprano a nuestros niños, una de las mejores maneras de continuar su idioma nativo es hablarlo en casa. Esto puede ser difícil en ocasiones cuando usted mismo está tratando de aprender el idioma inglés para el trabajo y otras actividades. Al utilizar este tiempo en casa, estamos enseñando a nuestros niños a sentirse cómodos con su idioma nativo. Cuando los niños hablan español en la escuela, a menudo se enfrentan con maestros y otros niños que no los entienden. Esta falta de comprensión puede hacer que otros reaccionen mal. Los maestros a menudo les dicen a los niños que no hablen otros idiomas en la escuela. No porque esté mal, únicamente porque no entienden. Este rechazo en la escuela puede hacer que nuestros hijos pierdan interés en el idioma español o sientan que están haciendo algo mal. Por esta razón, es importante que en el hogar, donde las cosas estén relajadas y cómodas, nuestros hijos estén practicando el idioma que amamos.

Ver Programas de Televisión en Español

Photo by Joanes Andueza on Unsplash

Un paso final que podemos tomar como padres para alentar el amor de nuestros hijos por el idioma español es mirar televisión en español. La mayoría de los proveedores de programas ofrecen canales en español. Si el suyo no tiene muchos televisores nuevos, tiene la capacidad de cambiar el audio al español. Ver televisión juntos es algo que la mayoría de las familias hacen de todos modos. Ver en español agrega el beneficio de mantener viva nuestra lengua materna en nuestro nuevo entorno. Ver la televisión en español también ayudará a enseñar a sus hijos cuando son pequeños. Muchos programas para niños están implementando episodios en otros idiomas para fomentar un mundo multilingüe. Podemos usar estos programas para asegurar que nuestros niños disfruten aprendiendo el idioma que atesoramos.

Si bien es importante aprender a comunicarse en nuestro nuevo mundo, es igualmente importante mantener vivos nuestros propios idiomas. Integrar lo viejo en lo nuevo hace que vivir en un nuevo país sea menos difícil e incluso puede hacer que se sienta como en casa.  

Cómo Sobrevivir a la Distancia que se Siente Durante los Días Festivos

Una vez terminado el día de San Valentín, es hora de lidiar con los sentimientos que trae la distancia. Cuando estás separado de tus seres queridos, ya sean padres, cónyuges, hijos, familiares o solo amigos, se puede desarrollar una sensación de pérdida. Muchos inmigrantes sienten esta separación diariamente. Este sentimiento puede ser abrumador durante los días festivos. A continuación hay algunas formas que pueden ayudar a aliviar este sentimiento durante y después de los días festivos.

Photo by Joshua Hoehne on Unsplash

Videos de Facebook

Facebook se está convirtiendo en un recurso común para la conexión con miembros de la familia en México. Nuestra familia lo usa semanalmente (a veces más) para estar conectado con mi suegro y mi cuñada, entre otras familia y con amigos. Con Facebook, podemos evitar la tarifa asociada con las llamadas y tener la capacidad de ver a nuestros seres queridos y compartirnos con ellos. Aunque esto no quita toda la ansiedad de separación, ciertamente ayuda. Solo poder conectar es un estallido de felicidad.

Photo by Kornél Máhl on Unsplash

Libros de fotos

Otra gran opción para mantener a los miembros ausentes cerca cuando estás separado es hacer libros de fotos. Una forma de hacer esto es hacer un libro de todos los eventos festivos. La comida, los asistentes, e incluso las decoraciones. Entonces puedes enviárselas. Esto también se puede hacer haciendo un libro en familia durante las celebraciones. Este libro podría estar lleno de fotos de familiares ausentes. Esto dará una razón para discutir sobre las personas ausente sin que sea una fuente de tristeza. Esto también crea recuerdos familiares que serán adorados cuando se reúna con sus seres queridos. Otro gran uso de estos libros de fotos es para los padres o abuelos que no pueden ver el nacimiento de nuevos hijos. Sus vidas pueden documentarse en estos álbumes de fotos, lo que permite a los miembros ausentes apreciar estos momentos también.

Photo by Jenna Jacobs on Unsplash

Llamadas telefónicas y mensajes

El recurso final para curar sus tristezas durante y después de las fiestas son las llamadas telefónicas y los mensajes. Aunque no es lo mismo que las conversaciones de video, las llamadas telefónicas pueden brindar un inmenso confort. Los mensajes también tienen un efecto calmante. Ambos métodos le brindan una conexión y una sensación de cercanía que le ayudará en la incomodidad de estar separado. Solo escuchar la voz de una persona puede desencadenar sus emociones liberando las endorfinas que estimulan a su cuerpo a la felicidad. Es posible que esto no sea un efecto a largo plazo, pero ayudará a superar los días más difíciles. Esto le permite involucrar a sus seres queridos donde quiera que esté de una manera pequeña. Solo un mensaje que dice “Te amo” o “Te extrañamos”, y la respuesta resultante permitirá que ambas partes se beneficien.

Photo by rawpixel on Unsplash

Estar separado es difícil, pero elegir mantener a sus amigos y familiares en sus días festivos en cualquiera o en todas las formas mencionadas anteriormente, puede hacerlo un poco más fácil. Asegúrate de involucrar a toda tu familia en estas actividades y recuerda hacer recuerdos en el camino.