Cuando los Padres e Hijos Tienen Diferente Cultura y Raíces

Muchos dicen que emigran a Estados Unidos no solo por las oportunidades de trabajo sino también para que los hijos tengan una mejor educación que pueda resultar en una mejor vida para ellos. Como padres queremos inculcarles a nuestros hijos nuestras creencias al igual que nuestra cultura para que ellos sigan con las tradiciones.

Photo by Kyle Glenn on Unsplash

Es importante reconocer que nuestros hijos tendrán una vida diferente que la de nosotros. En cuanto a la cultura, ellos van aprender no solo de nuestra cultura mexicana sino también la cultura estadounidense. Los hijos piensan diferente, tienen nuevos valores, nuevos hábitos y nuevas costumbres. Como padres esto nos puede llevar a tener un desafío con nuestros hijos al no poder entender su punto de vista. ¿Si uno se pone a pensar, cual es la diferencia en cómo piensan los padres y cómo piensan los hijos?

Perspectiva Cultural de los Padres

Photo by Gustavo Alves on Unsplash

Cuando los padres emigran a este país tienen la tarea de no solo proveer para su familia sino también acoplarse al aprender de la cultura local. Esto se hace más difícil cuando uno no sabe el idioma. Es fácil mantener nuestra propia cultura y tradiciones, pero no tanto para nuestros hijos. Que debemos hacer como padres? Tenemos que educar a nuestros hijos con los valores y modelos educativos de ambos países. Si nosotros no aprendemos de esta nueva cultura se nos va hacer más difícil entenderles a ellos. Nuestra primera reacción quizás sea que nuestros hijos deban obedecernos y seguir cualquier práctica. Queremos que ellos sigan las normas de nuestra cultura. Nuestra forma propia de ser y pensar ya ha sido establecida y quizás no cambien mucho. Aunque ellos tienen mucho por aprender, tenemos que darles su espacio. Poco a poco uno va aprendiendo que nuestros hijos tengan que decidir por sí mismo cuando crezcan.

Perspectiva Cultural de los Hijos

Photo by Geovanny Velasquez on Unsplash

Se dice que los hijos de emigrantes viven en el entremedio de dos culturas, la cultura de uno como padre y la nueva cultura donde residen. Al vivir en Estados Unidos, nuestros hijos desarrollan una identidad propia aparte la de nosotros. Puede ser que ellos desarrollen una visión más amplia de la vida. Ellos pueden tener una mayor apreciación a otras culturas y minorías el estar rodeado de ellas. Ellos pueden estar más familiarizados con esta nueva sociedad y pueden comparar y evaluar las dos culturas.

Nuestros hijos tienen un reto en sus vidas. Ellos pueden adquirí cualidades
que se valoran en esta sociedad como el individualismo. A la vez tiene que ajustarse a las tradiciones de nuestra cultura y familia. Por ejemplo, nuestras hijas tienen la oportunidad de aprender sobre sus derechos como mujeres y luchar por esos derechos. Pero a la vez, quizás tengan que acoplarse con el modelo tradicional de mujer de nuestro país. Si no lo hace, puede dar la impresión de que uno no apoya a la familia y es desleal con la familia.

No es facial vivir entre dos culturas. Uno como hijo tiene que reconocer el sacrificio que nuestros padres hicieron para venir a este país y quizás queremos cumplir con sus expectativas culturales. A la misma vez, tienen que adoptar una nueva cultura y luchas por su propio futuro.

Solución Generacional y Cultural

Photo by Omar Lopez on Unsplash

Al cruzar la frotera para vivir en este país van a haber varios conflictos de padre a hijo. Muchos de ellos van a ser conflictos de cultura. Es importante que reconozcamos que no hay solución fácil. Los padres piensan diferentes que los hijos al igual que los hijos de los padres. Es importante reconocer que uno puede comenzar con el dialogo para encontrar una solución y resolver cualquier problema. La comunicación es muy importante para poder resolver problemas y mal entendimientos. Si no hay diálogo entre uno eso crea distancia e incomprensión entre padre e hijo.

Quizás uno puede llegar a un acuerdo mutuo donde el amor y respeto pueda vencer dentro la familia. Los hijos al igual como padres podemos tener un respeto mutuo y aprender el uno del otro para vivir una vida feliz.

4 Diferencias de la Puntualidad entre USA y México

Por Rocio Monroy

Hay muchas cosas buenas que se podrían decir acerca de los mexicanos. Cuantas veces no hemos escuchado a las personas de otros países hablar maravillas de la comida mexicana, del carácter noble de los mexicanos y lo creativo que somos. Sin embargo, cuando se trata de la puntualidad, muchas veces seguimos el ejemplo de esa frase tan famosa:

Photo by Andy Beales on Unsplash

“Más vale tarde que nunca”

Photo by Jon Tyson on Unsplash

Tal vez como mexicanos ya nos hemos adaptado a este tipo de comportamiento de nuestros compatriotas. En eventos sociales, fiestas y reuniones no nos decepcionamos cuando llega la hora del evento y no hay nadie presente. Sabemos de antemano que las personas llegaran tarde. Hay, incluso, situaciones en donde nos molesta que la gente llegue tarde, aun así, no nos atrevemos a decirlo en voz alta, ya que “así son los mexicanos.”

Pero las cosas cambian una vez que decidimos vivir en otro país, y nos damos cuenta de que las personas se comportan de una forma diferente a nosotros.

Cuatro diferencias entre los Estados Unidos y México, acerca de la impuntualidad, son estas:

Las fiestas de los estadounidenses tienen fecha de caducidad

Mientras que las fiestas en México son famosas por terminarse hasta que la última persona se vaya o hasta que el cuerpo aguante. En los Estados Unidos los horarios se siguen al pie de la letra.

Photo by Frederik Falinski on Unsplash

Los estadounidenses se aseguran de mencionar en las invitaciones de sus fiestas que el evento se llevará a cabo de cierta hora a cierta hora. Aquí no aplica el famoso dicho,

“una más y nos vamos”.

Una vez que el reloj marca la hora de partir, el patrocinador de la fiesta se asegurara de decirte que es hora de que te retires.

Tienes que confirmar tu presencia

Además de tener que ser puntuales el día del evento, también tienes que confirmar tu asistencia a dicho evento especial. Las invitaciones estadounidenses son muy específicas acerca de cuando tienes que confirmar tu asistencia y de a qué hora tienes que presentarte y a qué hora tienes que irte.

Una de las razones por las que tienes que confirmar tu asistencia a los eventos o fiestas estadounidenses es porque tienen un proceso de planeación donde se encargan de hacer una lista de todo lo que necesitan comprar para la fiesta, como comida, bebidas, bolsitas de dulces y cosas por el estilo.

En México podrían llamarte 5 minutos antes de que empiece una fiesta y sin ningún problema asistirías. Es muy raro escuchar que tengas que confirmar tu presencia para asistir a un evento. Además de que en México no escatimamos en gastos cuando se trata de la comida que se va a servir, ni de la piñata o las bolsitas de dulces para los niños, siempre compramos extra por si Susanita trae a su prima, sobrina, vecina y hasta al perro.

Photo by Delaney Dawson on Unsplash

Los estadounidenses no te guardan un plato de comida

Tal vez en la casa de tu abuelita, ella te guardaba un plato y lo escondía en el refri para que nadie lo agarrara si llegabas tarde. En los Estados Unidos, además de que todos te verán con cara de disgusto por haber llegado tarde, lo más probable es que ya no encuentres nada para comer.

El doctor no espera

Photo by rawpixel on Unsplash

En reuniones importantes como entrevistas de trabajo o citas con el doctor, no solo tienes que llegar 15 minutos mas temprano para que puedas registrarte y dar la información de tu seguro, sino que las tardanzas no son toleradas. Lo más seguro es que tengas que volver hacer otra cita porque el doctor podría hacerte esperar como una hora para atenderte, pero no hay manera de que él te espere unos cuantos minutos extras.

Las diferencias entre los países son muy claras cuanto hablamos de la puntualidad, ya que esta es como la criptonita para los mexicanos. Nos debilita y nos hace ver mal. Tal vez si pudiéramos fusionar ciertas costumbres mexicanas con otras americanas ambos países serían los mejores del mundo. Pero dado que esto es imposible, tal vez sea mejor que a pesar de saber que la gente mexicana te tolera al ser impuntual, es mejor llegar a tiempo a todos nuestros compromisos.

Photo by Kaylah Otto on Unsplash

Después de todo cruzamos la frontera para buscar algo mejor, mejorar tu comportamiento siempre será bien visto en México, Estados Unidos y hasta en China.  

Los 3 Choques Culturales del Mexicano que Emigra a Estados Unidos

Cuando alguien emigra a Estados Unidos hay mucho que uno puede notar de diferencia.  Cada cultura tiene sus propias normas de conducta. Como mexicano uno tendrá choque cultural inmediatamente. Es algo que no se puede evitar. Hasta se puede decir que su experiencia será de telenovela debido a todo lo que uno tiene que pasar.

Cambiar de una cultura a otra puede resultar en algo positivo, pero uno tiene que ser consciente que puede ser una experiencia estresante también. Eso es porque uno está pasando por un choque cultural. El choque cultural se refiere al impacto causado por cambiar de una cultura familiar a una que es desconocida. Quizás antes de llegar a estados unidos uno nunca había escuchado de esa frase, pero llamado “cultural shock” es algo real y tiene un gran impacto en cómo nos acomodamos a nuestras nuevas vidas. 

¿Pero cuáles son algunos ejemplos del choque cultural? Bueno, hay algunos que son más comunes que les pasan a muchos cuando llegan por primera vez. Lo siguiente son tres ejemplos del choque cultural que mexicanos han tenido como desafíos.   

Photo by Alex Blăjan on Unsplash

1. La Gran Diversidad Cultural

Cuando llegamos a este país, se puede ver el multiculturalismo. Hay personas de todas partes del mundo. Muchos vienen de diferentes países, hablan diferentes idiomas y practican diferentes religiones. Incluso le puede sorprender a uno la cantidad de comida que hay de todas partes del mundo. Es mejor aprovechar de la situación y comenzar a hacer amigos y tratar otras personas diferentes a nosotros. A través de la diversidad cultural se pueden apreciar las diferentes expresiones culturales de otros. Esto ayudaría cambiar nuestra perspectiva sobre cómo vemos a otras culturas. Y quizás, a la misma vez cambiaría la opinión de otras personas sobre cómo nos ven como mexicanos.

2. El Aprender Ingles

Algunos tuvimos la oportunidad de aprender algo de inglés antes de venir a este país. Aprendimos lo básico para comunicarnos, pero nada más. Para muchos, es un choque cultural que ahora tengamos que aprender un segundo idioma para utilizar día tras día en este nuevo país. Aunque se habla español, todavía hay muchos lugares donde no hay presencia latina y, por lo tanto, el inglés es una necesidad. Necesitamos inglés para ir al supermercado, comprar un carro o en el trabajo. Es importante aprender para que podamos integrarnos mejor a la cultura. Además, los estudios dicen que las personas bilingües son más inteligentes a comparación a los que solo hablan uno. Entonces si es así, ¿qué espera uno?

3. El Aislamiento

Una de las cosas que nos agrada de nuestra cultura es el compañerismo que existe entre nuestra propia gente. Nos gusta divertirnos juntos con familia y amistades. Al llegar a otro país, eso suele cambiar. Las personas son más privadas y no tan sociables como en nuestro país. Es muy común que alguien recién llegado se sienta solo y deprimido. Quizás nadie se le acerque por no hablar inglés. Es aún más difícil cuando no viven otros latinos cerca de uno.  La cultura es muy diferente y es más difícil para hacer amistades. Es importante que esto no le afecte mucho a uno. Como mexicanos tenemos que tomar ese paso de fe y tratar de crear conexiones. Tenemos que tener en mente que quizás ellos también están sufriendo del aislamiento. Invite a esa persona a comer y vean que las cosas comiencen a cambiar.  O sea, quién le puede decir no a unos tacos regalados.

Photo by William Daigneault on Unsplash

En resumen, no importa cuánto tiempo ha vivido uno en los Estados Unidos, siempre habrá cosas a las que nunca podrá acostumbrarse. Es importante saber que el choque cultural es una parte normal de proceso de adaptación y también pueda tener resultados positivos.  Le puede dar confianza a uno y ayudarnos a comprender a otros. Estemos dispuestos aprender de nuestras experiencias con el choque cultural. Tenemos que ser positivos y saber qué hacer para sentirnos mejor. De esta manera, aprenderemos mucho sobre sí mismos durante todo el proceso. Haciendo así nos ayudará a salir adelante y ayudar a alguien más.  Además, queremos vivir de lo mejor en nuestro nuevo país.  

Si quieren más información sobre el choque cultura aquí les va dos artículos:

1. https://www.kaplaninternational.com/latam/blog/cultural-shock-el-choque-cultural

2. http://www.theborderlessproject.com/choques-culturales-estados-unidos/