¿Ya Tienen tus Hijos sus Vacunas para el Regreso a Clases?

Como padres, la salud de nuestros hijos es una de nuestras principales prioridades. A medida que el verano llega a su fin y se acerca el regreso a clases, también lo hacen las preocupaciones sobre las vacunas que necesitan nuestros niños. Las vacunas son algo que se observa en todo el mundo. Sin embargo, el cambio en los tipos de vacunas y la cantidad de vacunas que un niño necesita es diferente de un país a otro, y los requisitos son diferentes de un estado a otro. Con esto en mente, cuando matriculamos a nuestros hijos en la escuela aquí en los Estados Unidos, saber las vacunas necesarias puede ser un poco confuso. Aquí hay información para ayudar a comprender las vacunas escolares en los Estados Unidos.

Cuándo Comenzar las Vacunas

Photo by Artem Beliaikin on Unsplash

Las vacunas no son algo nuevo para la mayoría de los padres. Sin embargo, las vacunas necesarias y los tiempos en que se administran pueden ser nuevos para los padres que vienen de México y ahora están inmunizando a sus hijos en los Estados Unidos. En los Estados Unidos las vacunas comienzan desde el nacimiento y continúan durante toda la vida del niño y hasta la edad adulta con refuerzos para mantener la funcionalidad de ciertas vacunas. La mayoría de los hospitales en los EE. UU. Aplican a los bebés su primera vacuna mientras aún están en el hospital. Si usted es nuevo en los Estados Unidos y a las vacunas que se administran aquí, su hijo podría recibir algunas vacunas adicionales, especialmente cuando se matricula en la escuela.

¿Con qué Frecuencia se Necesitan Vacunas?

Photo by Chang Duong on Unsplash

Los niños necesitan vacunas con mayor frecuencia en sus primeros meses que en cualquier otro momento de sus vidas. Desde el nacimiento hasta los 18 meses, los niños recibirán una nueva vacuna cada dos o tres meses. Después de este tiempo, el tiempo entre vacunas aumentará con los refuerzos necesarios hasta que su hijo tenga dieciocho años. Después de la edad adulta, las vacunas se requieren sólo como refuerzos para continuar la efectividad de las recibidas cuando era niño.

¿Las Vacunas son Obligatorias por Ley?

Si bien hay muchas leyes estatales que requieren que los niños sean vacunados en períodos específicos de sus vidas, también hay algunas exenciones. Estas exenciones pueden incluir razones médicas, religiosas y filosóficas. Las exenciones permitidas difieren según el estado, y es crucial que sepa cuáles son los requisitos para su estado individual. La manera más fácil de responder preguntas sobre los requisitos en su estado es hablar con el médico de su hijo o preguntar a su escuela a qué deben asistir.

Consulte al Médico de su Hijo

Photo by Online Marketing on Unsplash

Si no está seguro de las vacunas requeridas, sus hijos deben preguntarle a su pediatra que puede ser un excelente lugar para obtener respuestas. Su médico no solo puede decirle qué requiere su estado, sino que también puede decirle los beneficios y riesgos de cada una de las vacunas que necesita su hijo. Comprender los beneficios que proporcionan estas vacunas puede ayudar a los padres a superar el miedo a someter a los niños a las inyecciones que deben soportar.Sabiendo las vacunas que necesitarán sus hijos antes de comenzar la escuela le permitirán asegurarse de que las tengan y que no necesiten varias vacunas al mismo tiempo. Hay muchos recursos donde puede encontrar información sobre las vacunas que se necesitan para sus hijos. ProCon y Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades son dos recursos que pueden responder muchas de las preguntas que pueda tener sobre las vacunas para niños. Ambos sitios web están disponibles en inglés y español para facilitar un poco la comprensión de las necesidades de su hijo.

Los Efectos de la Migración en Nuestra Salud

Recuerdo cuando llegue a los Estados Unidos con mi familia. Todo era nuevo para nosotros. No sabíamos el idioma y no teníamos familia quien nos ayudará. Dejamos las comodidades de nuestro país para llegar a un lugar desconocido. En México, conocíamos a nuestros vecinos, nuestra comunidad, sabíamos dónde obtener ayuda y dónde obtener lo que necesitábamos. Si estábamos enfermos sabíamos cómo funcionaba el sistema para obtener algún tipo de atención médica.

Photo by Online Marketing on Unsplash

Para mi familia, esto no fue el caso al emigrar. Mi familia tuvo que aprender cómo sobrevivir. Tuvimos que encontrar un apartamento y luego encontrar trabajo de inmediato para poder vivir. Había tantas cosas que no sabíamos cómo hacer que produjo mucho estrés en nuestra familia. Mirando hacia atrás, puedo decir que no tuvimos la mejor salud posible ya que hubo estrés, falta de ejercicio, falta de alimentación saludable y, por supuesto, una montaña rusa de emociones. Es decir, que la inmigración si tuvo un gran afecto en nuestra salud.

ACCESO A LA SALUD MÉDICA

Se dice que tener mejor atención médica mejora la salud de los ciudadanos de un país. En México, los planes de salud públicos y privados vienen con sus propios médicos, farmacias, médicos y centros de salud. Parte del enfoque de México para la cobertura de salud universal fue la introducción del programa Seguro Popular hace más de diez años. Seguro Popular brinda a los mexicanos desempleados y pobres acceso a servicios de salud preventivos, como pruebas de detección de diabetes y vacunas, así como tratamiento para enfermedades crónicas y graves.

Todo esto es para decir que la mayoría de las personas en nuestro país de origen tienen acceso a la atención médica con cobertura de salud universal. En comparación con los Estados Unidos, dónde el desafío es mayor y los precios de la atención médica son más altos. Debido a esto, como inmigrantes cuando no tenemos acceso a la atención médica, no podemos ir al médico como deberíamos. Es posible que esperemos muchos meses o años antes de ir por un chequeo. En nuestras mentes, estamos en modo de supervivencia. Como individuos y como familia, estamos enfocados en sobrevivir y la atención médica no siempre es nuestra prioridad.

Photo by Ali Yahya on Unsplash

NUESTRO AMBIENTE

Es evidente que nuestro entorno cambia una vez que llegamos a este país. Esto incluye nuestro entorno en nuestra familia, en la escuela y en el trabajo. Nuestro ambiente puede tener un gran impacto en nuestra salud. Como inmigrantes, es posible que tengamos que trabajar largas horas cada día por siete días a la semana. Esto es especialmente cierto para los nuevos inmigrantes. El hecho de estar en situaciones nuevas puede hacernos sentir más estrés. Incluso, esto puede llevar a algunas personas a fumar y beber en exceso, lo que afecta nuestra salud. En el caso de nuestros hijos, muchos comienzan asistir a escuelas donde las alimentaciones no son tan saludables. Si aún no son activos, es posible que no participen en actividades al aire libre que pueden hacer que tengan menos actividad física y los lleve a la obesidad.

Photo by Gift Habeshaw on Unsplash

NUESTROS HABITOS ALIMENTARIOS

Muchos inmigrantes pueden decir que sus hábitos alimenticios fueron mucho mejores en su país. Cuando nos unimos a nuestra nueva sociedad, puede ser muy diferente. La comida es diferente no solo en cómo se cocina, sino en cómo se cultiva y se prepara. En nuestro país, es posible que hayamos comido alimentos cultivados orgánicamente. No comíamos porciones demasiadas y consumían más frutas y verduras. Cuando llegamos por primera vez, comer bien a veces no es tan fácil. Obtenemos lo que podemos y no siempre son buenos alimentos como frutas y verduras. En algunas situaciones, donde ambos padres trabajan, los niños tienden comer más comida rápida (fast food). A través del tiempo, los malos hábitos alimenticios tienden tener un precedente y nos pueden llevar a la obesidad y a tener otros problemas de salud.

Photo by Thomas Habr on Unsplash

NUESTRAS COMUNIDADES

Otra cosa importante es cómo la sociedad nos recibe como inmigrantes. ¿Las actitudes de nuestra comunidad hacia nosotros son positivas o negativas? ¿Es que algunos de nosotros experimentamos racismo y discriminación? Cuando nuestra nueva comunidad no nos acepta, esto puede hacer establecerse más difícil y que establezcamos nuevas relaciones. Además, esto puede tener un fuerte efecto en nuestro bienestar emocional. Como mexicanos, queremos sentirnos seguros en nuestras comunidades. Queremos poder conocer a nuestros vecinos y tener amigos en quienes confiar. Inicialmente, cuando no tenemos eso, tendemos estar aislados cuando llegamos. Esto puede hacernos sentir algunos síntomas de depresión. Si creemos que esto es normal y cómo debería ser, entonces continuaremos de manera aislada aún más en nuestras propias comunidades.

Photo by Nina Strehl on Unsplash

CONCLUSIÓN

Hay muchas cosas que dejamos atrás cuando emigramos. No solo abandonamos nuestros países, sino que también dejamos a nuestras familias, trabajos y amigos. Además, dejamos nuestros recursos y nuestra capacidad de actuar en situaciones cotidianas o de importancia en nuestras vidas. Hay muchos desafíos que son parte de emigrar a un nuevo país. Estos desafíos pueden afectar nuestra salud, pero si tenemos conciencia no necesitan dictar nuestras vidas. Podemos tener control de nuestra salud incluso como inmigrantes. Esta nueva sociedad nos ha ofrecido un lugar para vivir, por lo que debemos aprovecharla. Podemos lograr encontrar recursos e integrarnos en los valores de este país. Hacer esto puede ayudar a cambiar nuestra salud, incluyendo la de nuestros hijos, para una vida mejor.

Para más información lea el siguiente artículo académico:

https://academic.oup.com/gerontologist/article/59/2/205/5151354

A ti, ¿Cómo te afectó en tu salud cuando te mudaste a este país? Cuéntanos en los comentarios abajo.

Cómo Lidiar con la Culpa Cuando la Familia en México está Enferma

Cuando un miembro de la familia está enfermo y usted hace todo lo posible para ayudarlo a mejorar, siempre se siente un sentimiento de culpa por no poder hacer más. La culpa es una emoción natural cuando alguien a quien amas está sufriendo. Este sentimiento se multiplica cuando la persona enferma está en otro país y usted no tiene manera de estar con ellos. Los inmigrantes sufren esta culpa diariamente con la familia que queda atrás cuando vienen en los Estados Unidos. Estos son algunos consejos para ayudar a lidiar con la culpa de no poder ayudar cuando la familia se enferma en casa.

Photo by twinsfisch on Unsplash

Mantente en Comunicación

Una de las principales causas de culpa cuando la familia está enferma es la falta de comunicación. Usted se preocupa por el estado de su familia y si están mejorando o empeorando. No saber puede ser frustrante en el mejor de los casos y sofocante en el peor de los casos. La falta de conocimiento conduce a un sentimiento de culpa aún más profundo por no poder estar con los miembros de su familia en su momento de necesidad.

Póngase en contacto con familiares enfermos u otros amigos y familiares que puedan estar con ellos. Llame y hable con ellos para averiguar cómo están y cómo está progresando su tratamiento o enfermedad. Deja que tu familia en México sepa que estás pensando en ellos y que te preocupas por su bienestar.

Las llamadas pueden ser costosas y, a menudo, el costo dificulta la posibilidad de contactar a su familia todo lo que desee. Afortunadamente, con el avance en aplicaciones como Facebook y Whatsapp, es más fácil que nunca llegar a la familia que está en México. Con algunas de estas aplicaciones, puede chatear con video con su familia, lo que le permite ver con sus propios ojos cómo están progresando. Cualquier tipo de comunicación ayudará a aliviar la culpa que siente por no estar allí.

Photo by Nik Shuliahin on Unsplash

Edúcate tu Mismo

Cuando los miembros de su familia están enfermos, otro excelente recurso para liberarse de la culpa y la preocupación es educarse sobre la situación. Averigüe qué dolencia están sufriendo y búsquelo. Encuentre información sobre qué es, qué la causa y cómo se puede tratar. Con el conocimiento vendrá un poco de alivio de la preocupación. Entender lo que está sucediendo le permitirá encontrar maneras de ayudar a su familia cuando no sea posible estar allí.

Hay muchos sitios web por ahí que tienen una gran cantidad de información médica. WebMD y Medline Plus son dos de esos sitios, que le permitirán buscar enfermedades y encontrar causas, síntomas y opciones de tratamiento. Si bien ninguna de estas páginas le dará una cura, le brindarán una idea de lo que está pasando su familiar en México. Este conocimiento te ayudará a encontrar otras formas de ayudarlos y disminuirá el sentimiento de culpa por no estar con ellos.

Photo by Hush Naidoo on Unsplash

Ayude con Soporte

Aunque es posible que no pueda viajar a casa para estar con un familiar enfermo, puede ayudarlo de muchas maneras desde este lado de la frontera. La primera forma de prestar apoyo a la familia en casa es enviando dinero para ayudar con los tratamientos o comprar medicamentos. Sin embargo, enviar dinero no siempre es una posibilidad. Después de todo, no programamos que nos enfermemos y, a menudo, ocurre en los peores momentos posibles en términos de dinero.

Cuando estar allí y enviar dinero no es posible de inmediato, aún puede ayudar a su familia enferma de otras maneras. Seguir los consejos puede ayudar mucho a llevar este proceso. Al investigar la información y transmitirla a su familia en México, brindará información que puede ayudar a aliviar el dolor o ayudar a través del proceso de tratamiento.

Photo by youssef naddam on Unsplash

Estar ausente cuando un ser querido está enfermo es difícil de sobrellevar y causa sentimientos extremos de culpa e impotencia. Y usted, ¿Cómo lidia con no poder estar con la familia en México en sus momentos de necesidad? Comparta sus consejos con nosotros y ayudémonos mutuamente a través de estos tiempos difíciles.

Guía Para Inmigrantes Sobre Lesiones en el Trabajo

Si ha sufrido una lesión en el lugar de trabajo, hay algunos pasos esenciales que debe seguir para protegerse y proteger su seguridad laboral. Deberá informar a su empleador y seguir los canales adecuados, desde ver a un médico hasta asegurarse de que recibe los beneficios y la ayuda adecuados después de su lesión, es imperativo que siga los pasos necesarios para garantizar que se cumplan y se mantengan sus derechos.

Los inmigrantes a menudo evitan reportar tales lesiones por temor a las repercusiones o la pérdida de empleo. No debe temer buscar ayuda; usted tiene derechos como empleado que cubrirá muchas de sus necesidades después de una lesión. Los siguientes consejos le ayudarán a superar el caos que se produce después de haber sido herido en el trabajo.

Photo by Harlie Raethel on Unsplash

Buscar Asistencia Médica

La primera medida que debe tomar después de un accidente laboral de cualquier tipo es buscar atención médica. Incluso si no cree que su lesión justifique un viaje al médico, es mejor que lo revisen que esperar. Si está lesionado, el impacto del accidente a menudo puede enmascarar el alcance de la lesión. Después de haberse relajado un poco, puede experimentar un dolor que inicialmente no notó. Si no ha visitado a un médico por su accidente, es posible que ya no pueda recibir atención bajo la cobertura de compensación del trabajador. Esto significa que su visita al médico ahora le corresponderá pagar. Por esta razón, incluso para accidentes menores, es crucial buscar atención médica.

Photo by Online Marketing on Unsplash

Conoce tus Derechos

El siguiente consejo a tener en cuenta después de una lesión en el lugar de trabajo es que usted tiene derechos. Conocer sus derechos será una parte esencial para obtener la atención que necesita después de su lesión y durante su recuperación. Uno de estos derechos es el pago de gastos médicos por su lesión y posterior recuperación. Si bien cada estado tiene sus propias políticas con respecto a la compensación del trabajador, conocer la Las pautas generales para lesiones en el lugar de trabajo lo ayudarán cuando surja la necesidad.

Photo by Bill Oxford on Unsplash

Póngase en Contacto con un Abogado

Si bien es posible que no necesite un abogado, puede consultar con uno, por si acaso. Muchos abogados ofrecerán una consulta gratuita y pueden brindarle información sobre sus derechos, las obligaciones de su empleador, sus obligaciones, así como los procedimientos adecuados a seguir para garantizar que esté cubierto por el gobierno de la compensación del trabajador. Si tiene la necesidad de llevar su caso a la corte, muchos abogados tomarán su caso sin cobrar a menos que usted gane. Si considera que necesita los servicios de un abogado para recibir los beneficios a los que tiene derecho o no, es aconsejable hablar con un profesional para conocer tus derechos.

Photo by Daan Stevens on Unsplash

No importa el tipo de lesión en que haya incurrido en el trabajo, tiene derechos en virtud de las leyes de compensación del trabajador que cubrirán muchos de sus gastos y, en la mayoría de los casos, le permitirá conservar su empleo después de su recuperación. Saber dónde mirar y los pasos apropiados a seguir es vital para mantener estos derechos.

¿Qué Hacer con Esas Enormes Porciones en La Comida Americana?

Por Rocio Monroy

Dicen que el tamaño sí importa, y tal vez en muchas ocasiones esto sea verdad. Pero cuando se trata de la comida, las grandes porciones no son lo más saludable. Comer en exceso no solo nos ocasiona enfermedades y problemas de la salud, también cambia nuestro cuerpo de una forma negativa.

Photo by Alexandra Gorn on Unsplash

Sin embargo, es muy difícil mantenerse alejado de las grandes porciones en Estados Unidos, ya que no importa a que restaurante vayas, es de esperarse que los platos desborden comida.

Tristemente, una de las cosas que caracteriza a las personas estadounidenses, es el sobrepeso. Y tal pareciera que todo aquel que reside en la tierra de los valientes pronto se adapta a este tipo de vida y gana muchas libras extras.

Photo by Melissa Walker Horn on Unsplash

Pero, ¿por qué las porciones enormes son tan tentadoras?

Aperitivos

No solo los platillos principales son parte de las grandes porciones, también los aperitivos se unen a la gran lista de las muchas cosas que las personas comen sin pensar en las consecuencias. Sin embargo, no podemos culparlos, ya que en varias ocasiones los restaurantes ofrecen aperitivos gratuitos como parte de su campaña publicitaria para atraer más clientes.

La gente cae en esta trampa y pronto se encuentran en los restaurantes pidiendo aperitivos y platillos principales del tamaño de una montaña. Antes de que se den cuenta sus mesas están llenas de tanta comida que no saben qué hacer con ella.

Bebidas

Una de las cosas más impactantes para los mexicanos que recién llegan a Estados Unidos, es descubrir que cuando vas a un restaurante, los refrescos, tés y jugos son ilimitados. Hay ocasiones en que ni siquiera te has terminado todo el vaso, cuando el mesero ya te está trayendo otro refresco.

El refresco y bebidas azucaradas son tan económicas que la gente no ve problema en tomarlas constantemente. Son tan baratas que en las gasolineras las puedes comprar por centavos.

Platillos principales

Photo by Lee Myungseong on Unsplash

Todo sería felicidad y armonía si solo comiéramos hasta sentirnos satisfechos. Pero uno de los grandes problemas es que no sabemos decir “no”. Una cosa es comer una hamburguesa sencilla y otra cosa es comer una hamburguesa doble con tocino, triple queso y aderezos desbordándose por todos lados acompañada de papas fritas.

Muchos restaurantes juegan trucos psicológicos con nuestra mente, lo cual nos invita a comer hasta explotar. Cuando una gran cantidad de comida está frente a nosotros, sentimos la necesidad de comer todo, sin dejar una migajas, simplemente porque no queremos desperdiciar nada.

Photo by Christopher Flowers on Unsplash

Muchas personas pierden la noción de lo que realmente es importante para nuestra salud, porque en muchas ocasiones, para ellos, es mejor ahorrarse unos dólares y terminar yendo a un restaurante de comida rápida. Porque, a quién no le gusta comer un platillo entero (hamburguesa, papas fritas y refresco) por menos de 5 dólares y salir del restaurante lleno y feliz.

No obstante, no olvidemos que toda esta comida chatarra no nos ofrece las suficientes vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita. De hecho, en lugar de traerle beneficios a nuestro cuerpo, les provoca deterioro y daño a nuestros órganos. Es bien sabido que la comida rápida es causante de cáncer, problemas del corazón y obesidad.

Así que, aunque esas grandes porciones se vean muy apetitosas, es mejor optar por las ensaladas, frutas, verduras y las pequeñas porciones. No solo vivirás una vida más saludable y plena, también te sentirás más activo y listo para cualquier cosa que se te ponga enfrente.