Ahora Muchos Mexicanos Aprueban el Muro de los Estados Unidos

 Por Rocio Monroy

Este año con el coronavirus y el distanciamiento social, ha cambiado la vida de muchas personas. Hay quienes a pesar de querer quedarse en casa para estar protegidos no pueden hacerlo por razones económicas.  

Source: Unsplash

Ahora que se aproximan las vacaciones de verano, las posibilidades de que la enfermedad se propague aumentan. Es por eso que de acuerdo con algunos reportajes, las personas que viven en la frontera piensan que los estadounidenses son los que pueden empeorar la situación al traer la enfermedad con ellos. A nadie le cae como de sorpresa que las playas mexicanas se hayan convertido en sus lugares favoritos para vacacionar. Esto ha dado lugar a que muchas personas hagan comentarios como “El muro de Trump no suena como una mala idea en estos momentos”.

Source: Unsplash

Todos viven con terror de contraer esta enfermedad del coronavirus. Tanto es el caso que muchos prefieren que los estadounidenses se queden del otro lado de la frontera. Y es que la administración Trump ha prohibido a cientos de miles de personas cruzar la frontera sur con medidas de emergencia que prohíben el tráfico no esencial y rechazan a los solicitantes de asilo sin una audiencia.

“En Tijuana y otras ciudades fronterizas mexicanas, muchos médicos, funcionarios de salud y ciudadanos comunes se preocupan de que la enfermedad vaya en la otra dirección.”

– apnews

Por otro lado, México no se quiere ver afectado económicamente por rechazar a los turistas. No obstante, la gente quiere volver a sus vidas normales y dejar esta crisis del coronavirus atrás. Entonces, ¿Sería una buena idea recibir a turistas en grandes cantidades este verano? Especialmente de países como Estados Unidos, donde muchos se han estado rebelando en contra de la cuarenta y están saliendo de sus hogares para protestar en contra de los gobernadores que han impuesto las reglas para prevenir la propagación del coronavirus.

“Cientos de manifestantes, algunos armados, se reunieron en el capitolio estatal de Michigan mientras los legisladores estatales debatían la solicitud de la gobernadora demócrata de extender sus poderes de emergencia para combatir el coronavirus”

-The Guardian
Source: Unsplash

En Estados Unidos las vacaciones ya han comenzado y, aunque hay varios que no tomarán el riesgo de salir de sus casas para irse de vacaciones, aún existen aquellos que creen que el coronavirus es falso y terminarán en las playas mexicanas, sin importarles las consecuencias.

Así, aunque muchos vuelvan lentamente a sus vidas normales, sigamos las instrucciones de prevención del coronavirus. Mantenernos a 1.5 metros de distancia, lavarnos las manos constantemente y usando un cubrebocas.

Source: Unsplash

Ustedes, ¿qué opinan? ¿Debiera México poner restricciones al turismo proveniente de Estados Unidos?

4 Diferencias de la Cuarentena en México y los Estados Unidos

Por Rocio Monroy

El tema de las últimas semanas es el Coronavirus. No hay muchas cosas que hacer más que estar en casa y esperar a que llegue el día en que podamos volver a nuestra vida normal. Pero, ¿qué significa la cuarentana para algunas personas?

Source: Unsplash

En realidad, puede haber ciertas diferencias dependiendo del área o país en que cada persona viva.

¿Cuáles son estas diferencias?

Tamaño de Vivienda

Source: Unsplash

Mientras que en Estados Unidos muchas personas pueden darse el lujo de pasar la cuarentena en su casa sin sufrir claustrofobia. En México podría ser diferente, ya que cuando comparamos las estadísticas de pobreza, la realidad es que en México la mayoría de las personas viven en casas modestas y con poco espacio.

No es fácil pasar varias semanas encerrados en cualquier tipo de vivienda, especialmente para las personas que tienen hijos. Pero si muchos de nosotros pudiéramos pasar este tiempo en una casa tipo victoriana en los suburbios estadounidenses, el tiempo se iría mas rápido. 

Comida Rápida

Source: Unsplash

Si hiciéramos una lista de todos los alimentos típicos de los Estados Unidos, la lista no seria tan grande como la de México. En México, la gente tiene una forma especial de preparar sus alimentos y podríamos alimentarnos sin tener que ir a un restaurante en un largo tiempo.

En Estados Unidos, sin embargo, la comida rápida es muy popular y el hecho de que muchos restaurantes estén cerrados en estos momentos, estresa a los amantes de las hamburguesas y las pizzas.  Por suerte, existen servicios de entrega a domicilio como Instacart, UberEats y hasta de las tiendas mismas, que hacen el ordenar a casa más sencillo.

Ayuda del Gobierno

Source: Unsplash

La situación en México, deja a muchos en la necesidad de salir a trabajar como vendedores ambulantes o en otra posición que son imposibles de hacer desde el hogar. Y aunque en Estados Unidos también puede haber gente en esta situación, el gobierno se ha comprometido a mandar cheques para ayudar a los ciudadanos. Además de eso, hay muchas campañas para ayudar a aquellos que más lo necesitan.

Aunque el dinero no crece en los árboles, en los Estados Unidos, siempre parece haber alguien dispuesto a ayudar a los más lo necesitan.

Educación a Distancia

Source: Unsplash

En los tiempos que vivimos, con tanta tecnología, no debería ser imposible seguir en contacto con la escuela de nuestros hijos y brindarles herramientas para no perder un solo día de educación. No obstante, la realidad es que muchas familias no tienen el dinero suficiente para pagar por este tipo de herramientas. Dejando a ciertos niños en desventaja.

En ciertas áreas, los estadounidenses pueden pasar por lo mismo, pero no es tan común como en México. Muchas escuelas estadounidenses, incluso las públicas, ayudan a sus alumnos, al prestarles laptops y tablets. Además de que las escuelas ofrecen una gran variedad de aplicaciones, ideales para que los niños aprendan desde su hogar.

Source: Unsplash

Quedarse en casa y no tener que ir a trabajar o a la escuela puede ser el sueño hecho realidad para muchos de nosotros. No obstante, mientras más pasan los días, ya no se ve como un sueño, sino como una pesadilla de la cual desearíamos despertar lo mas pronto posible. Esperemos que todo esto pase pronto y la gente pueda recuperarse tanto económica como mentalmente de la crisis del Coronavirus.  

Viviendo con Trastorno Mental en un Hogar Mexicano

Muchas personas que estamos encerradas estamos lidiando con enfermedades mentales que se están viendo afectadas por el estrés que causa el covid-19. Hace varios años me diagnosticaron con ansiedad y trastorno obsesivo compulsivo y el día a día es una pelea constante. Ambas enfermedades me obligaron a volverme algo reclusa, pero cuando tú familia es Mexicana y ama socializar eso puede ser difícil. Hoy decidí contarles mi historia con mis trastornos y cómo lo tomo mi familia. No quiere decir que todas las familias sean así, muchas personas reaccionan de manera diferente, así que espero no ofender a nadie.

A la edad de quince años, pasé por mi primer ataque de pánico mientras estaba en la escuela. Recuerdo haber sentido que iba a morir, no podía respirar y estaba mareado, la enfermera no sabía qué hacer y simplemente me envió a casa. Pero antes de irme a casa, mi cuñada decidió llevarme al médico. Después de examinarme, hacer las preguntas habituales y concluir que no había ningún problema físico conmigo, el médico se paró frente a mí, me miró de manera extraña y me preguntó “¿Tiendes a lavarte mucho las manos?” Me sorprendió, y no tenía idea de a dónde iba con esa pregunta, pero respondí con sinceridad y dije que sí, y luego hizo una serie de preguntas extrañas a las que las respuestas también fueron indudablemente afirmativas. Salir de la oficina del médico ese día se sintió extraño porque tenía más preguntas que respuestas, y una cita con un consejero, algo que nunca vi como una posibilidad para mí. Pero fue hasta que estuve en el auto que me di cuenta de que había algo mentalmente mal conmigo, y que si no era normal siempre sería vista como una loca. En ese momento me di cuenta que la mirada que me había dado el médico era una de lástima.

Cuando eres criado en un hogar mexicano, los trastornos mentales no son una realidad. Sí te sientes mal pero no es un padecimiento físico, entonces se te dice que lo superes y no se menciona nuevamente. Decirle a mi mamá que el médico dijo que podría tener algo llamado TOC y ansiedad, y que aparte tenía que ir a un consejero, fue bastante tranquilo no hubo reacción porque no era necesario. Iba a ir al consejero porque el médico lo sugirió pero no tenía nada y debía dejar de ser dramática. En ese momento ni siquiera podía argumentar en contra de esa lógica porque yo misma no sabía lo que significaba ese diagnóstico.

La primera vez que visité al consejero fue aterrador, no quería estar loca, quería que me dijera que estaba bien y me enviara a casa porque no era posible que de un día para otro pudiera tener un trastorno mental. Los primeros minutos de la cita, mi mamá tuvo que estar en la habitación porque el consejero tenía que explicarle, que si las sospechas del médico eran correctas, las cosas podrían ser un poco diferentes y que iba a necesitar apoyo y comprensión. Supongo que aún no se había dado cuenta que llevarme a esa cita era su versión de apoyo y que la comprensión no iba a llegar hasta muchos años después. Asistí a dos sesiones más después de la primera antes de que mi mamá sintiera que cruzar cinco ciudades más de una vez por semana era demasiado, yo acepté. No me gustaba faltar a clases, y conducir treinta minutos de ida y vuelta a la oficina del consejero me quitaba mucho tiempo.

Photo by matdflo on Unsplash

Con el paso de los años me di cuenta que aunque yo me acostumbrara a mi trastorno mental, mi familia no. Y lo entiendo porque cuando no es algo obvio como puede ser verdad, pero eso no significa que no fuera molesto. Los Mexicanos están acostumbrados a llegar saludando a todo mundo, y a mi eso me causaba pánico. El solo pensar en tener que tocar a todas esas personas me estresaba. Pero entre más me negará a hacerlo más se molestaba mi mamá y más me obligaba a que saliera de la camioneta. Mi familia es muy compartida, y creó muchas familias latinas están acostumbrados a ser así, pero a mi me molesta muchísimo que toquen mis cosas y las muevan de lugar. En el momento en el que alguien toma algo mío empiezo a pensar en todas las cosas sucias que tocaron antes, pero mi familia no ve eso solo ven a una persona egoísta.

Ahora evitó asistir a todo tipo de evento social ya no por mi pero para evitarle molestias a la gente, para evitar que se sientan mal cuando lo los saludo de abrazo o que tengan que sacarle la vuelta a la silla donde esté sentada. Tener una enfermedad que la gente no conoce solo causa malos entendidos y se que muchos de mis familiares piensan que soy una creída antisocial. Mi hermana se frustra mucho cuando le digo que se lave las manos constantemente o que limpie ciertas cosas pero es algo que no puedo evitar.

Tener TOC es como tener una comezón que no se quita, te rascas y te alivia el molestar por un momento pero después regresa. Y se que es molesto para la gente pero es todavía más molesto para uno. Todas las noches tengo que desinfectar mi celular, no puedo tocar mi ropa limpia o maquillaje sin haberme lavado las manos antes, no me puedo acostar en mi cama sin bañarme aunque me esté muriendo de sueño, odio tocar las perillas de las puertas si no lo hago con una servilleta, si toco mis zapatos o pies tengo que lavarme las manos, y jamás recojo cosas que se me caen al piso.

Se que mi familia hace lo que puede para tratar de entender que no hago las cosas con mala intención pero es muy pesado hasta para mi. Espero que a alguien le sirva mi experiencia y nos volvamos un mundo más comprensivo. Cuídense, no olviden tomarse un respiro, y no salgan si no es necesario.

Si tú o alguien que conoces padece de trastorno obsesivo compulsivo, puedes encontrar más información en el sitio de la CDC o con la Mayo Clinic. Más información sobre cómo los transtornos mentales afectan a los latinos se puede encontrar con la Anxiety and Depression Association of America.

Las Mejores y Peores Canciones del Coronavirus, Edición México

En estos tiempos tan tensos, es importante de repente darnos un respiro y apreciar el humor que los Mexicanos tenemos ante cualquier adversidad. Si, es cierto que el Coronavirus es un tema serio y que debe atenderse y tomar las debidas precauciones. Pero también es verdad que una de las cosas que a los Mexicanos nos ayuda a sobrellevar las tormentas, es tomarnos el tiempo de ver el lado amable de las cosas y, a veces, hasta reirnos de los malos tiempos. La otra forma en que los Mexicanos vemos las cosas con mas ligeresa? la música.

Así pues, como era de esperarse, fuera de los miles de memes que ya circulan las redes con respecto al Coronavirus, estan las canciones que se han creado alrededor y con referencia al virus y la pandemia que trajo. Por eso, y para tomarnos un ratito alegre, aquí te presentamos las canciones del Coronavirus versión México:

La cumbia del Coronavirus

Laura Martínez (Entusiasta profesional del taco – @miblogestublog) nos mostró por primera vez esta joya cuando apenas iniciaba la crisis.

El Corrido del Coronavirus

Los Tres Tristes Tigres (@LOS3TT) nos regalan en su peculiar estilo un educativo y divertido corrido.

El Coronavirus con Banda

Por supuesto la Banda no puede faltar en esta lista, y aquí Marco Flores Y La Jerez nos entregan EL CORONAVIRUS.

El Coronavirus en las Escuelas

Risco (@jrisco) nos enseña lo que enseñan en las escuelas de México.

Los Potrillos De Turicato

Otro corrido dedicado al Coronavirus por los Potrillos de Turicato.

Muere Bacteria Muere!

Las enfermeras del Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca (HRAEO) promueven la técnica correcta del lavado de manos para el personal médico con una canción pegajosa.

¿El Coronavirus Loco?

La policia de Quintana Roo tomó un clásico del mariachi y lo convierte en una lección para la pandemia.

Así es como los Mexicanos enfrentamos las crisis. Con un poco de ritmo. Con un poco de humor. Y pues, si para bailar se trata, también tenemos el meme apropiado:

Fuente: Centauri_1

¿Hay alguna canción que nos falto en esta compilación? Mándanosla en los comentarios abajo.

¿Qué Hacemos los Mexicanos Durante la Cuarentena?

Por Rocio Monroy

No puede haber nada peor que pedirle a un mexicano que se quede en su casa por cuarenta días en los tiempos de vacaciones de Semana Santa o primavera. No hay necesidad de tener una excusa para salir a la calle para un mexicano. Es por eso que la frase de “Ya andas de pata de perro” fue inventada.

Source: Unsplash

El objetivo del aislamiento y la cuarentena es prevenir o limitar la transmisión de un agente infeccioso, toxina biológica o un químico liberado para proteger la salud, seguridad y bienestar público. No obstante, la vida de muchos mexicanos es más social que la de la reina Isabel y muchos sienten la necesidad de salir, aunque sea a dar la vuelta para no volverse locos encerrados dentro de las cuatro paredes de su hogar.  

Tal es el caso que no hace mucho tiempo fue festejado el Vive Latino en México y el lugar no solo estuvo abarrotado si no que a las personas les valió un comino las advertencias de riesgo del Coronavirus.

“No es necesario suspender eventos masivos”, dijo el alcalde de la Ciudad de México.

Source: Unsplash

¿Sera que a los Mexicanos no nos importa lo que las autoridades recomiendan? ¿O es el hecho de que no nos podemos dar el lujo de perder dinero ni siquiera en tiempos de crisis?

“Las autoridades nos dicen que estamos en la Fase 1 de la epidemia de coronavirus y que podemos seguir adelante y eso es lo que estamos haciendo”, dijo el fundador y director de Vive Latino, Jordi Puig.

Este hecho no solo se convirtió en noticia internacional, ya que los organizadores decidieron que el show debía continuar, sino que también las personas que asistieron provocaron enojo en todas partes del mundo. Algo que era de esperarse. La pandemia de coronavirus ha llevado a las autoridades de todo el mundo a cancelar conciertos y eventos deportivos, e incluso cerrar las actividades diarias en algunos lugares. No a muchos les gusto que las autoridades Mexicanas se tomaran a la ligeras estas precauciones.

Una de sus excusas fue que,

“Para algunos artistas, como Francisca Valenzuela de Chile, actuar significa cumplir un compromiso con los fanáticos. Ella ya estaba en la Ciudad de México y Vive Latino se ha comprometido a tomar todas las precauciones de seguridad”, dijo la manager Diana Rodríguez.

Source: Wikimedia

¿Sera que no es la gran cosa realmente el Coronavirus? ¿Tal vez es mucho pedir que nos quedemos en casa por tanto tiempo?

Tal vez no, siempre es mejor prevenir que lamentar.

Así que en lugar de pensar en que tan malo es pasar tiempo en nuestras casas, sería mejor pensar en actividades que podemos hacer en nuestro hogar en estos tiempos del Coronavirus, por ejemplo:

Internet

Source: Unsplash

No importa donde estemos, el internet y las aplicaciones de mensajes o videollamadas, siempre nos harán sentir mas cerca de las personas. En la actualidad, contamos con muchas opciones de entretenimiento dentro de nuestros celulares. Así que talvez podrías aprender un nuevo idioma gracias a la ayuda de videos en YouTube o hacer muchas videollamadas para mantenerte en contacto con tus seres queridos.

Leer

Source: Unsplash

Una cosa que muchas veces no hacemos por falta de tiempo es sentarnos y leer un buen libro. Tomemos estos momentos para tal vez leer un libro que nos hayan recomendado para enriquecer nuestra sabiduría y ejercitar nuestros cerebros.

Dibujar o Pintar

Source: Unsplash

Si alguna vez pensaste en mejorar tus habilidades artísticas, esta podría ser una buena oportunidad de hacerlo. El dibujar una pieza tipo Leonardo da Vinci requiere tiempo y dedicación. Sin lugar a duda, si estás en cuarentena lo que te va a sobrar es el tiempo.

Source: Unsplash

El simple hecho de pensar en pasar unos días en nuestra casa puede sonar como una tortura, pero recordemos que el quedarnos en casa podría salvar vidas, no solo la nuestra. Sigue al pendiente de las noticias acerca del Coronavirus para seguir las indicaciones necesarias y poder prevenir que te contagies.

¿Qué otras recomendaciones tienes para hacer durante la cuarentena? Dinos en los comentarios abajo.

6 Recomendaciones Para Lidiar Con El Coronavirus

Con todo lo que está pasando en el mundo, no es difícil encontrar temas para escribir, pero creo que por el momento lo que más nos interesa a todos es estar informados de lo que está pasando con la pandemia del Coronavirus. Recientemente, Paginamexa publicó un artículo sobre los mitos y realidades del coronavirus (link abajo al final para que vayan a leerlo), así que decidí hablar sobre cómo pasar este tiempo de crisis. Una guía basada en recomendaciones de el CDC y doctores para ayudarnos a evitar la expansión virus.

1. Información

La información es muy importante, siempre y cuando venga de fuentes confiables. Muchas veces leemos algo en redes sociales y lo damos por hecho pero en situaciones como esta mucha gente aprovecha para sembrar pánico en la población. Si leemos algo que nos causa miedo es mejor acudir a la página del CDC o llamarlos directamente. No siempre se debe de creer todo lo que se ve, guardemos la calma y busquemos respuestas.

2. Seguir Indicaciones

Quizá las indicaciones de las autoridades suenan exageradas ahora, pero como solemos decir “es mejor prevenir que lamentar.” Quedarnos en casa, al menos que no nos sea posible, es la mejor manera de evitar contagios. Ya hemos visto casos en otros países donde por ignorar las indicaciones de las autoridades el virus se ha esparcido rápidamente, evitemos eso. Los médicos y el gobierno están intentando hacer su parte y a nosotros nos toca hacer la nuestra, hagamos caso a las recomendaciones por favor.

3. Estar Preparados

Estar preparados no significa comprar de más ni actuar como locos en las tiendas. Significa tener la suficiente comida, artículos de limpieza/personales, y medicamentos que nuestra familia vaya a requerir durante el tiempo que se nos indique durará la cuarentena.

4. Ser Conscientes

No es el momento de ser egoístas. A todos nos conviene que los demás también obtengan los artículos desinfectantes y comida que necesiten. De nada sirve que tu tengas veinte botellas de antibacterial si tu vecino no tiene ninguna y sigue expuesto al virus, de cualquier manera te puede contagiar. También tenemos que pensar en aquellos más vulnerables al COVID-19, los ancianos y personas con serias enfermedades crónicas como la diabetes y problemas del corazón, por ejemplo. Tenemos que ser humanos y pensar en los demás, es la única manera en la que podemos evitar que las cosas empeoren.

5. Desconectarse

Es bueno saber que está pasando en el mundo, pero el estrés que causa esta información puede tener efectos negativos en nuestro cuerpo. Demasiado estrés puede bajar nuestras defensas y dejar nuestro sistema inmunológico más expuesto a todo tipo de enfermedades. Desconectarse de vez en cuando puede ser beneficioso para nosotros en estos momentos. Busquen información de qué está sucediendo en la mañana, y quizás en la noche, pero durante el día ocupen su tiempo en otra cosa que no los vaya agobiar.

6. Relajarse y Vivir Sanamente

Se que no es fácil porque sufro de ansiedad y entiendo lo difícil que puede ser relajarse, pero cuando actúas basado en el pánico cometes muchos errores. Hay que tomar un momento para respirar y pensar fríamente, por nuestra comunidad y por nuestra salud. También tenemos que pensar en alimentarnos sanamente. Nuestro sistema inmunológico tiene que estar en buenas condiciones en estos momentos, y una buena alimentación y mantenerse bien hidratados son clave para que esto suceda. Mantenerse activo, aunque se dentro de su hogar, también es bueno.

Photo by markusspiske on Unsplash

El miedo a lo desconocido y tanta desinformación puede causar pánico entre nosotros, pero debemos recordar que nuestra reacción a lo que está sucediendo es lo que decidirá si el virus sigue avanzando o logra ser controlado. Manténgase a salvo y eviten salir innecesariamente. Pensemos en las personas más vulnerables y no nos expongamos más.

Si quieren leer más al respecto, aquí hay algunos links que les interesarán:

Coronavirus, ¿Qué es Mito y Qué es Realidad?

Por Rocio Monroy

En los últimos años hemos escuchado en las noticias de enfermedades que acabaran con el mundo y criaturas feroces que comen gente como el chupacabras. Son tantos los caos que se escuchan en la televisión que la gente entra en pánico innecesario porque al final resulta ser simplemente engaño o una enfermedad que no era tan mala como se había percibido. Estos hechos, sin embargo, han causado que las personas no confíen en las nuevas crisis que surgen en la actualidad.

Source: Unsplash

Hay quienes juran que el coronavirus es un simple engaño del gobierno o de los medios de comunicaciones. Tal es el caso que no faltan los rumores en las redes sociales tales como,

“Que el coronavirus ha sido creado en un laboratorio secreto del gobierno en China.”

O “Que, en realidad, el coronavirus es la influenza, y no algo nuevo esparciéndose por todo el mundo.”

Pero, ¿cómo podemos saber la verdad de todo esto?

Visita la Pagina de los CDC (Centros de Control y Prevención de Enfermedades)

Source: Unsplash

Es fácil encontrarse con información falsa en las redes sociales o internet en general. Pero para estar bien informado de lo que en realidad está pasando debes visitar paginas respetables y de instituciones legitimas. Estas instituciones están obligadas a informar a los ciudadanos acerca de las nuevas enfermedades que surgen y como prevenirlas.  

¿Qué es el Coronavirus?

Source: Unsplash

Los coronavirus son un grupo de virus que causan, en los humanos, infecciones del tracto respiratorio, como algunos casos de resfriado común (entre otras causas posibles, predominantemente rinovirus), aunque las formas más raras pueden ser letales, como el SARS, MERS y COVID-19.

¿Cuáles son los síntomas?

Source: Unsplash

De acuerdo a la página de internet de los CDC, los siguientes síntomas pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición al virus.

  • Fiebre
  • Tos
  • Falta de aliento

Es importante que llames a tu doctor si desarrollas algunos de estos síntomas y si has estado en contacto cercano con una persona que se sabe que tiene COVID-19.

Es entendible que la gente desconfié de las cosas que surgen cada día. No obstante, como dicen por ahí, más vale prevenir que lamentar. Ya sea que no creas que la enfermedad de coronavirus es real o no, no pierdes nada en tomar precauciones, ya que actualmente no existe una vacuna para prevenir la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) y la mejor manera de prevenir enfermedades es evitar exponerse a este virus.

Source: Unsplash

Así que a lavarse las manos, no se toquen la cara y eviten contacto con personas que estén enfermas. Uno nunca sabe que es lo que puede pasar.

UPDATE: Aquí hay un video informativo que vale la pena ver para enterarse más sobre los mitos y realidades del Coronavirus:

Fuentes:

Mi Sentimiento de Culpa por Vivir en Estados Unidos

Siempre he escuchado hablar de la culpa que sienten las personas que dejan a sus familias atrás para buscar más oportunidades en Estados Unidos. Yo no deje a mi familia por voluntad propia así que estando más joven no me percataba de lo horrible que era ese sentimiento de culpa, pero conforme ha pasado el tiempo me he dado cuenta que es algo angustiante y doloroso.

Photo by emirsaldierna on Unsplash

Yo viví con mi familia en Reynosa,Tamaulipas hasta cumplir cinco años, a esa edad mis padres me mandaron a vivir con mi tia en Texas. Durante las vacaciones volvía a México con mi familia y todo era mágico hasta que llegaba el día en el que tenía que regresar. Recuerdo sentirme desconsolada y abandonada, era tan intenso que me daban ataques de ansiedad cada que tenía que volver. Y así fue mi vida hasta que cumplí como catorce años. A esa edad sales con tus amigos tienes actividades extracurriculares en la escuela que te entretienen y ya no sientes la necesidad de estar siempre con tu familia. Pero justo cuando pensé que todo había pasado mi papá se enfermó de cáncer y mi mundo dio un giro, tenía diecisiete años más o menos así que ya tenía más conciencia de lo que esto significaba.

Quería pasar cada segundo posible con mi papá y de ahí fue que nació este sentimiento de culpa, el dolor que sentía antes al dejar a mi familia cambió y se hizo más fuerte. Cuando era pequeña el dolor era un dolor egoísta, solo porque yo necesitaba a mis padres y los quería conmigo, pero el dolor que sentía ahora era por no poder estar ahí para ellos apoyándolos, ayudando a cuidar a mi papá como lo hacía mi hermana. Mi papá falleció un mes después de mi graduación de la high school, yo no estuve ahí. Nunca he sido de las personas que vive con arrepentimientos, la vida es lo que es y todos tomamos decisiones para bien o para mal, pero el no estar ahí cuando falleció ha sido la culpa más grande que he sentido jamás. La tristeza de no haberle podido decir cuánto lo amo una vez más me sigue torturando hasta el día de hoy.

Desde ese día me aferré a estar con la familia que me queda, pero no siempre es fácil. Aunque soy bastante emocional también soy muy razonable y yo sabía que sería más fácil estudiar la universidad en Estados Unidos. Sería más fácil obtener ayuda financiera para que mi mamá no tuviera que preocuparse por nada. Mi idea era terminar y regresar a México, pero las cosas cambian. Mi hermana se casó y tuvo dos hijos y yo me tardé más de lo pensado en terminar. Aparte, sales de la universidad y tienes que empezar a pagar deudas estudiantiles, y me empecé a sentir atada.

Photo by crisscerda on Unsplash

El pasar tiempo en México se empezó a volver más difícil y con eso incrementó el sentimiento de culpabilidad. Culpabilidad por no pasar mucho tiempo con los niños, por no poder ayudarle más a mi hermana, por sentir que mi mamá tiene que estar viajando mucho. Y ese sentimiento empeora cada vez que mi hermana me dice que se siente sola o cuando mi sobrino me pregunta cuando voy a jugar con él. Pero también pienso, si dejo todo y me voy no voy a encontrar un trabajo que me pague lo suficiente para pagar mis deudas y tendría que vivir con mi hermana dependiendo de ella y no quisiera incomodar a nadie. Quiero ganar bien para ayudar a mi mamá para quizá ayudar a mi hermano que trabaja mucho y gana poco, tengo culpa de ser una carga y no alguien útil.

Una gran culpa también es el hecho de no visitar la tumba de mi papá, mi hermana vive en Monterrey y yo en Estados Unidos así que mi mamá va y viene de un lado a otro y siento que hemos abandonado a mi papá en Reynosa y no puedo con eso. Muchos dirán que mis culpas se pueden resolver fácilmente o con el tiempo, y estoy de acuerdo, pero mi historia es una de muchas.

Cuando pensé en esto pensé en los hijos ciudadanos de inmigrantes deportados que quizá visitan a sus padres pero luego los tienen que dejar porque sus vidas están hechas en otro país, y porque si los quieren ayudar es más conveniente hacerlo desde Estados Unidos. El dolor de saber que quieres estar ahí para ellos físicamente pero para ayudarlos tienes que dejarlos es muy fuerte. Y cada que pienso en el hecho de que yo puedo ir y venir me siento culpable por quejarme sabiendo que hay personas que llevan años sin ver a sus seres queridos o visitar sus hogares. También pienso en todos esos padres que toman la decisión de dejar a sus hijos por darles un mejor futuro, los juzgamos porque vemos el dolor de los niños pero ahora entiendo el dolor tan grande que tienen que estar pasando los padres.

Creo que los seres humanos por naturaleza sentimos que nunca estamos haciendo lo suficiente pero en realidad ¿qué es lo suficiente? No podemos estar en todo aunque así lo quisiéramos, muchas veces la culpa nos hace creer que estamos mal pero al final del día no hay nada que no requiera algo de sacrificio. Pero también entiendo que lidiar con esa culpa es difícil. Ahora que soy mayor, recuerdo que mi papá me llamaba todas las noches sin falta para preguntar como me fue y para darme la bendición. De niña no lo meditaba mucho, era solo una costumbre. Pero hoy empiezo a ver que mi papá buscaba su propia manera de aliviar su culpa, quería que yo supiera que me amaba que estaba ahí cuando lo necesitara, y no sé si le funciono pero a mi me hacía muy feliz.

No sé exactamente como aliviar este sentimiento en todos ustedes, si es que lo tienen, porque todos somos diferentes. Pero creo que el método de mi papá era muy bueno, ahora en día es más fácil comunicarse, es más sencillo conversar con personas que están en otras partes del mundo. Lo importante es hacerle sentir a nuestros familiares que los amamos que no los hemos olvidado, creo que nos fijamos mucho en lo material que olvidamos lo importante que es el afecto. Y el saber que no les estamos dando amor es lo que más pesa.

Espero y este año puedan todos pasar más tiempo con sus seres queridos. Pero si no es así, espero que por lo menos puedan hacerles sentir que los aman, qué aún a distancia están juntos. Yo por mi parte intentaré estar más presente cuando me llama mi familia, y trataré de dejar ir lo que ya no puedo cambiar. Espero y también encuentren la solución a esa pena porque necesitamos un mundo más feliz y lleno de amor.

La Resaca de Enero Después de las Fiestas Decembrinas

Por Rocio Monroy

Las fiestas decembrinas son las más esperadas por muchos mexicanos. Tenemos la oportunidad de reunirnos con familiares que solo vemos una vez al año o nos damos el lujo de comer deliciosos platillos que solo se preparan en estas fechas.

Source: Unsplash

No obstante, muchas veces nos vamos a los extremos al festejar en grande y comer en exceso, que cuando todas las celebraciones se dan por terminadas nos quedamos con un gran sentimiento de culpa o una cruda mental.

Pero, ¿cuáles son las razones de este sentimiento de culpa?

Intercambios

Source: Unsplash

Los intercambios pueden ser interesantes y en algunas ocasiones todos en general las disfrutamos. El problema es cuando damos regalos a todo aquel que conocemos y al final nos quedan solo con mariposas en los bolsillos y nuestras finanzas sufren un gran shock.

Además, está el clásico momento cuando nos esforzamos en escoger un gran regalo y de vuelta recibimos uno usado, viejo o que no cuesta ni la mitad de lo que nosotros gastamos en el regalo que dimos. Siempre le pasa a alguien en algún intercambio y muchas veces solo nos queda sonreír, aunque en realidad no estemos contentos con lo que recibimos.

Comida

Source: Unsplash

No solo el comer en exceso nos deja con gran dolor de estómago, también los grandes gastos que tenemos que hacer en las fiestas decembrinas. Desde la comida para las posadas, la cena de navidad, el año nuevo, la rosca de reyes e incluso los tamales para el día de la candelaria. Todos estos gastos nos dejan con un mal sabor de boca y muchos kilos de más una vez que el año nuevo comienza.

Recoger todo después de las fiestas

Source: Unsplash

No todo se trata de dinero cuando hablamos de dolores de cabeza después de las fiestas de decembrinas. También podemos poner en la lista, todo lo que tenemos que recoger después de las fiestas.

Muchas personas tiran la casa por la ventana cuando celebran las fiestas de deciembre, con piñatas, cuetes, colaciones, y más. El problema no es comer y celebrar en grande, el problema viene al día siguiente cuando tenemos que recoger todo, especialmente cuando tenemos que lidiar con los efectos del alcohol.

Santa Claus y los Reyes Magos

Source: Unsplash

Para cerrar con broche de oro las festividades, nos toca dar regalos de los Reyes Magos, cuando tan solo dos semanas atrás tuvimos que dar regalos de Santa Claus. Los juguetes, ropa y electrónicos nos salen a un ojo de la cara, lo cual solo le agrega más sal a las heridas de los gastos. Es por eso que muchos solo prefieren dar regalos en una sola ocasión.

Celebrar estas fechas tan hermosas es algo muy especial, y aunque celebrarlas nos puede afectar económicamente, no hay como pasar un gran momento con nuestros familiares y amigos. Además de ver una gran sonrisa en la carita de nuestros hijos después de abrir los regalos de Santa Claus o los Reyes es un gran regalo que alivia cualquier mal. Así que sigue disfrutando y esperamos que te la hayas pasado en grande en los pasados días festivos.

Source: Unsplash

¿Hay alguna otra cosa que te cause problema en Enero después de las fiestas de Diciembre? ¿Qué consejos darías para sobrellevar la cuesta de Enero? Dinos en los comentarios abajo, y…

“Feliz Año Nuevo”

¿Ya Tienen tus Hijos sus Vacunas para el Regreso a Clases?

Como padres, la salud de nuestros hijos es una de nuestras principales prioridades. A medida que el verano llega a su fin y se acerca el regreso a clases, también lo hacen las preocupaciones sobre las vacunas que necesitan nuestros niños. Las vacunas son algo que se observa en todo el mundo. Sin embargo, el cambio en los tipos de vacunas y la cantidad de vacunas que un niño necesita es diferente de un país a otro, y los requisitos son diferentes de un estado a otro. Con esto en mente, cuando matriculamos a nuestros hijos en la escuela aquí en los Estados Unidos, saber las vacunas necesarias puede ser un poco confuso. Aquí hay información para ayudar a comprender las vacunas escolares en los Estados Unidos.

Cuándo Comenzar las Vacunas

Photo by Artem Beliaikin on Unsplash

Las vacunas no son algo nuevo para la mayoría de los padres. Sin embargo, las vacunas necesarias y los tiempos en que se administran pueden ser nuevos para los padres que vienen de México y ahora están inmunizando a sus hijos en los Estados Unidos. En los Estados Unidos las vacunas comienzan desde el nacimiento y continúan durante toda la vida del niño y hasta la edad adulta con refuerzos para mantener la funcionalidad de ciertas vacunas. La mayoría de los hospitales en los EE. UU. Aplican a los bebés su primera vacuna mientras aún están en el hospital. Si usted es nuevo en los Estados Unidos y a las vacunas que se administran aquí, su hijo podría recibir algunas vacunas adicionales, especialmente cuando se matricula en la escuela.

¿Con qué Frecuencia se Necesitan Vacunas?

Photo by Chang Duong on Unsplash

Los niños necesitan vacunas con mayor frecuencia en sus primeros meses que en cualquier otro momento de sus vidas. Desde el nacimiento hasta los 18 meses, los niños recibirán una nueva vacuna cada dos o tres meses. Después de este tiempo, el tiempo entre vacunas aumentará con los refuerzos necesarios hasta que su hijo tenga dieciocho años. Después de la edad adulta, las vacunas se requieren sólo como refuerzos para continuar la efectividad de las recibidas cuando era niño.

¿Las Vacunas son Obligatorias por Ley?

Si bien hay muchas leyes estatales que requieren que los niños sean vacunados en períodos específicos de sus vidas, también hay algunas exenciones. Estas exenciones pueden incluir razones médicas, religiosas y filosóficas. Las exenciones permitidas difieren según el estado, y es crucial que sepa cuáles son los requisitos para su estado individual. La manera más fácil de responder preguntas sobre los requisitos en su estado es hablar con el médico de su hijo o preguntar a su escuela a qué deben asistir.

Consulte al Médico de su Hijo

Photo by Online Marketing on Unsplash

Si no está seguro de las vacunas requeridas, sus hijos deben preguntarle a su pediatra que puede ser un excelente lugar para obtener respuestas. Su médico no solo puede decirle qué requiere su estado, sino que también puede decirle los beneficios y riesgos de cada una de las vacunas que necesita su hijo. Comprender los beneficios que proporcionan estas vacunas puede ayudar a los padres a superar el miedo a someter a los niños a las inyecciones que deben soportar.Sabiendo las vacunas que necesitarán sus hijos antes de comenzar la escuela le permitirán asegurarse de que las tengan y que no necesiten varias vacunas al mismo tiempo. Hay muchos recursos donde puede encontrar información sobre las vacunas que se necesitan para sus hijos. ProCon y Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades son dos recursos que pueden responder muchas de las preguntas que pueda tener sobre las vacunas para niños. Ambos sitios web están disponibles en inglés y español para facilitar un poco la comprensión de las necesidades de su hijo.