Conoce las Políticas del Nuevo Presidente-Electo Joe Biden

Estados Unidos tendrá un nuevo presidente. Mientras algunos ya celebran este hecho, otros prefieren esperar. Donde quiera que estés en esta situación, es importante saber que es lo que el presidente electo Biden tiene planeado para este país. Ya sabemos que es lo que los estadounidenses esperan del nuevo presidente, ¿pero cuál es la posición de Biden en cuestiones de gran importancia para la nación?

Photo credit: Joe Biden IG

Coronavirus

Un programa nacional de prueba y rastreo

El enfoque de Biden para abordar el coronavirus, el desafío más inmediato y obvio que enfrenta el país, es proporcionar pruebas gratuitas para todos y contratar a 100,000 personas para establecer un programa nacional de rastreo y contacto.

El presidente electo quiere establecer al menos 10 centros de pruebas en cada estado, y pedir a las agencias federales que desplieguen recursos y brinden una guía nacional más firme a través de expertos federales. Opina que todos los gobernadores deberían enforzar el uso de tapabocas.

Empleos y Economía

Aumentar el salario mínimo e invertir en energía verde

Para abordar el impacto inmediato de la crisis del coronavirus, Biden prometió gastar “lo que sea necesario” para otorgar préstamos a pequeñas empresas y aumentar los pagos directos a las familias. Entre las propuestas se encuentran $200 adicionales en pagos del Seguro Social por mes, rescindiendo los recortes de impuestos de la era Trump y $10,000 de condonación de préstamos estudiantiles para préstamos federales.

Las políticas económicas más amplias de Biden, o su plan denominado “Reconstruir mejor”, tienen como objetivo complacer a dos grupos de electores que tradicionalmente apoyan a los demócratas: los jóvenes y la clase trabajadora u obrera.

Él apoya aumentar el salario mínimo federal a $15 la hora, una medida que es popular entre los jóvenes y que se ha convertido en una especie de figura tótem para su partido en este 2020. También quiere una inversión de $2 mil millones en energía verde, argumentando que impulsar la fabricación verde ayuda a los trabajadores sindicalizados de la clase trabajadora, que realizan la mayoría de esos trabajos.

También hay un compromiso de $400 mil millones en dólares federales que serán utilizados para comprar productos estadounidenses, junto con un compromiso más grande de hacer cumplir las leyes de “compre productos estadounidenses” para nuevos proyectos de transporte. Biden fue criticado anteriormente por respaldar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que según los críticos envió puestos de trabajo al extranjero.

Su plan para el 2020 exige que el gobierno federal invierta $300 mil millones en materiales, servicios, investigación y tecnología de fabricación estadounidense.

Disparidad Racial

Reforma de la justicia penal, subsidios para comunidades minoritarias

A raíz de las protestas raciales que se han apoderado de Estados Unidos este año, dijo que cree que el racismo existe en Estados Unidos y debe ser tratado a través de amplios programas económicos y sociales para apoyar a las minorías. Un pilar de su programa de “reconstrucción” es crear apoyo empresarial para las minorías a través de un fondo de inversión de $30 mil millones.

Con respecto a la justicia penal, se ha alejado mucho de su posición de “duro con el crimen” tan criticada en la década de 1990. Biden ahora ha propuesto políticas para reducir el encarcelamiento, abordar las disparidades basadas en la raza, el género y los ingresos en el sistema de justicia y rehabilitar a los prisioneros liberados. Ahora crearía un programa de subsidios de $20 mil millones para incentivar a los estados a invertir en esfuerzos de reducción del encarcelamiento, eliminar las sentencias mínimas obligatorias, despenalizar la marihuana y eliminar las condenas anteriores por cannabis, y poner fin a la pena de muerte.

Sin embargo, ha rechazado las llamadas para retirar fondos a la policía, diciendo que los recursos deberían estar vinculados a mantener los estándares. Argumenta que algunos fondos para la policía deberían redirigirse a servicios sociales como aquellos que tratan con la salud mental, y pide una inversión de $300 millones en un programa de policía comunitaria.

Cambio Climático

Reincorporarse al acuerdo mundial sobre el cambio climático

Biden ha calificado el cambio climático como una amenaza existencial y dice que unirá al resto del mundo para que actúe más rápidamente para reducir las emisiones al reincorporarse al Acuerdo Climático de París. El acuerdo, del que Donald Trump se retiró, comprometía a Estados Unidos a reducir los gases de efecto invernadero hasta en un 28% para el 2025, según los niveles del 2005.

Aunque no acepta el Green New Deal, un paquete de trabajo y clima propuesto por el ala izquierda de su partido, está proponiendo una inversión federal de $1.7 billones en investigación de tecnologías verdes, algunas de las cuales se superponen con la financiación de su plan económico. Esto será gastado durante el transcurso de los próximos 10 años, y se espera que los EU alcancen emisiones netas cero para 2050, un compromiso que asumieron más de otros 60 países el año pasado. China e India, los otros dos mayores emisores de carbono, aún no se han sumado al compromiso. Las inversiones encajan con su plan económico para crear puestos de trabajo en la fabricación de productos de “energía verde”.

Política Exterior

Restaurar la reputación de Estados Unidos … y tal vez enfrentarse a China

Biden escribió que, como presidente, se centraría primero en los problemas nacionales. Dicho esto, hay poco que sugiera que los valores de Biden en política exterior se hayan alejado del multilateralismo y el compromiso en el escenario mundial, en oposición al aislacionismo de Trump. También prometió reparar las relaciones con los aliados de Estados Unidos, en particular con la alianza de la OTAN, que Trump ha amenazado repetidamente con socavar por medio de un recorte de fondos.

El exvicepresidente ha dicho que China debería hacerse responsable de las prácticas comerciales y medioambientales injustas en las que se ha visto envuelto, pero en lugar de aranceles unilaterales, ha propuesto una coalición internacional con otras democracias que China “no puede permitirse ignorar”, aunque no ha sido claro sobre lo que eso significa.

Salud

Expandir Obamacare

El presidente electo Biden dice que ampliará el plan de seguro médico público aprobado cuando era parte de la administración del presidente Barack Obama e implementará un plan para asegurar a aproximadamente el 97% de los estadounidenses. Aunque no llega a la propuesta de seguro médico universal en las listas de deseos de los miembros más izquierdistas de su partido. Biden promete dar a todos los estadounidenses la opción de inscribirse en una opción de seguro médico público similar a Medicare, que brinda beneficios médicos para los ancianos, y reducir la edad de elegibilidad para Medicare de 65 a 60 años. El Comité para un Presupuesto Federal Responsable, un grupo no partidista, estima que el plan total de Biden costaría $2.25 billones ($2.25 trillion en Inglés) en el transcurso de 10 años.

Inmigración

Deshacer las políticas de Trump

En sus primeros 100 días en el cargo, Biden promete revertir las políticas de Trump que separan a los padres de sus hijos en la frontera entre Estados Unidos y México, rescindir los límites al número de solicitudes de asilo y poner fin a las prohibiciones de viajar desde varios países de mayoría musulmana. También promete proteger a los “Dreamers” – personas traídas ilegalmente a los Estados Unidos cuando eran niños a quienes se les permitió permanecer bajo una política de la era de Obama – así como asegurar que sean elegibles para ayuda federal para estudiantes.

Educación

Educación preescolar universal, ampliar la universidad gratuita

En un giro notable hacia la izquierda, ha respaldado varias importantes políticas educativas que se han vuelto populares dentro del partido: condonación de la deuda de préstamos estudiantiles, expansión de universidades gratuitas y acceso preescolar universal. Estos se pagarían con el dinero recuperado de la retirada de los recortes de impuestos de la era Trump.

Como decimos los mexicanos mientras son peras o son manzanas tenemos un nuevo presidente electo que tomará posesión del cargo en enero. Y nos caiga o no bien no importa siempre y cuando se haga cargo del país y su gente de una manera justa y que beneficie a aquellos que más lo necesitan. Esperamos y las políticas del señor Biden sean lo que Estados Unidos requiere para recuperarse.

Sources:

La Importancia del Voto Latino en Estas Elecciones

Como ya todos sabemos las elecciones del próximo noviembre serán decisivas para Estados Unidos, y el voto latino será de suma importancia. Este año, por primera vez en la historia del país, los latinos formamos la mayor minoría racial o étnica en una elección presidencial. Se proyecta que alrededor de 32 millones de latinos van a ser elegibles para votar este año, representando el 13.3% de votantes elegibles en todo el país.

A nivel nacional, el 62% de los votantes latinos que ya están registrados se identifican o se inclinan más hacia el partido Demócrata, mientras que el 34% está de lado del partido Republicano. Esos porcentajes son bastante importantes para el partido Demócrata, ya que la mayoría de los votantes latinos viven en estados que cuentan con una gran cantidad de votos electorales. Y como ya sabemos los votos electorales pueden hacer la diferencia entre ganar o perder una elección. Pero no va a ser nada sencillo considerando que tres de los cinco estados con el mayor número de latinos elegibles para votar, Texas, Arizona, y Florida, tienden a inclinarse hacia el partido Republicano.

Expertos dicen que hay dos grupos muy importantes en los que los candidatos deberían de enfocarse si es que quieren ganar el voto latino, las mujeres y los jóvenes. Según estudios, las mujeres votan en niveles más altos que los hombres en todos los grupos raciales y étnicos en los Estados Unidos. Esta diferencia es mucho más aparente entre los hombres y las mujeres latinos. Pero el poder de voto de las latinas va más allá de sus votos individuales, ya que es probable que también animen a sus amigos y familiares a votar. ¿Pero qué es lo que tienen que hacer los candidatos para conseguir que las mujeres latinas los apoyen? Las mujeres en los hogares tienden a reunirse en torno a cuestiones específicas como la atención médica, la educación y la reforma migratoria. Esos son los puntos que deben de ser discutidos si es que quieren el voto de la mujer latina.

El segundo grupo importante es el de los latinos jóvenes. Adolescentes recién egresados a la universidad que tienen muchísimo interés en hacer un cambio en el país. Cada 30 segundos un latino cumple los 18 años y debido a esto los votantes latinos en general son inusualmente jóvenes. Por lo tanto los candidatos deben hacerse relevantes no solo para los Millennials, sino también para sus contrapartes más jóvenes, la Generación Z, o aquellos nacidos después de 1995. Pero los puntos a tocar con los jóvenes difieren a los que le son de interés a las personas mayores. Al igual que para el resto de la comunidad, la inmigración es algo muy importante para los jóvenes ya que aunque la mayoría no se vean afectados personalmente tienen familia o amigos que corren el riesgo de la deportación. Pero los otros tres temas que les son de interés son algo de lo que se ha comenzado hablar más recientemente.

Lo primero es el cambio climático. Estos jóvenes han tenido que pasar por incendios forestales masivos, sequías, inundaciones, la extinción de animales y más, así que no es sorpresivo que tengan interés en crear un cambio y mucho menos que se lo exijan al gobierno. En segundo lugar está la accesibilidad a la educación superior. Cada vez vemos a más latinos graduarse de la universidad, y más jóvenes que muestran un interés en obtener una licenciatura. Pero para muchos el dinero es un problema. Y no solo estamos hablando de tener fondos para acudir a la universidad, si no también de las muy altas tasas de interés que tienen los préstamos estudiantiles. El miedo a endeudarse hace que muchos jóvenes piensen dos veces en inscribirse en la universidad. El último tema de interés para los jóvenes es algo en lo que todo el país en general debería estar interesado, la justicia penal. Después del tiroteo en El Paso Texas el año pasado, muchos adolescentes latinos han tomado un gran interés en el tema de la justicia penal. Encima de eso esta generación ha tenido que lidiar con tiroteos escolares más que ninguna otra en la historia de este país, por lo tanto su interés en que exista una ley para el control de la compra de armas es muy grande.

Los latinos tienden a pensar que el votar no es importante para ellos, “it’s something white people do” según varios, pero esta elección va a ser decisiva para nuestra comunidad. El hecho de que más jóvenes latinos se estén educando en temas que nos afectan y estén exigiendo que se respeten nuestros derechos, puede ser una muy buena indicación de que este noviembre va a ser histórico. Pero esto es siempre y cuando los candidatos logren darle a nuestra gente lo que necesita y nos incentiven a querer acudir a los centros de votación.

Adjuntare el link de la página de Voto Latino en la cual pueden registrarse para votar or verificar que éste registrados: https://votolatino.org/

Frijoles con un Toque de Racismo

Por Rocio Monroy

Pareciera que la nueva normalidad no es solo mantener distanciamiento social y ponernos cubrebocas, pero además es el boicotear cada empresa o negocio que apoye causas que no se alinean con nuestras ideologías. Y es que no hace mucho tiempo los seguidores de Donald Trump decidieron boicotear Nascar porque Nascar decidió vetar la bandera confederada de sus eventos. Ahora la compañía Goya está sufriendo este mismo destino debido a que el director general de Goya Robert Unanue se presentó en la casa blanca y declaro su apoyo a Trump, lo cual muchos latinos tomaron como una ofensa.

¿Tiene sentido boicotear estas compañías?

La diferencia entre los dos boicots es que el vetar la bandera confederada se debe a, acorde a la Nascar:

“La presencia de la bandera confederada en los eventos de NASCAR va en contra de nuestro compromiso de proporcionar un ambiente acogedor e inclusivo para todos los fanáticos, nuestros competidores y nuestra industria”

Source: Unsplash

En la actualidad esta bandera es vista por algunos como un símbolo de racismo ya que,

En 1860-61, once estados del sur se separaron de los Estados Unidos para proteger la institución de la esclavitud, formando los Estados Confederados de América y precipitando la Guerra Civil. Durante la guerra, la Confederación y sus fuerzas militares utilizaron una variedad de banderas, pero la bandera que más se asoció con la Confederación fue la llamada “bandera de batalla”.

No obstante, hay quienes ven esta bandera como símbolo de la herencia u orgullo del sur. Y es por esa razón que protestan en contra de Nascar. Esto ha causado una división entre los espectadores, igual que como ocurrió con la NFL. Hay personas que aplauden esta decisión de Nascar, otros juran que no volverán a atender un evento de Nascar.

Source: Wikimedia

Por otro lado, el boicot en contra de Goya se produjo después Robert Unanue dijo que el liderazgo de Trump era una “bendición”. Esta declaración en realidad no parece tener sentido, ya que Robert Unanue es un inmigrante de tercera generación. Y como muchos sabemos Donald Trump está en contra de inmigrantes y ha hecho todo lo posible por dañar el nombre de México al llamar a los mexicanos violadores y delincuentes. Además de que no hace más de un mes Trump estaba peleando con la Suprema Corte para dar por terminado el programa de DACA.

Source: Unsplash

Para muchos el movimiento de “#BoicotGoya” se trata más de tomar una posición en contra de la intolerancia de Trump en lugar de castigar a una marca que alguna vez fue amada.

Ser parte de un boicot es una decisión propia, aun así tal vez este boicot sea una gran oportunidad para volver a las costumbres mexicanas de hacer todo a mano. Tal vez sea hora de despolvar las recetas de la abuelita y comenzar a cocinar como lo hacían ellas. Unos buenos frijolitos acompañados de amor y no de racismo suena como una mejor idea.

Image by HomeMaker from Pixabay

Se Cierran Las Fronteras Para Los Estadounidenses

Lo que nunca se imaginó Estados Unidos ha pasado, México le cerró sus puertas. Como todos ya sabemos Estados Unidos está liderando en número de casos de covid-19 al igual que en la cantidad de decesos debidos al virus.

Estos números han creado gran preocupación no sólo nacionalmente si no también internacionalmente. Mientras Estados Unidos ve más y más casos diariamente, muchos otros países han vencido el virus o por lo menos han visto una gran disminución en casos. Esto ha ocasionado que lentamente estos países vayan reiniciando actividades cotidianas y reabriendo sus fronteras, claramente con sus debidas medidas preventivas.

Pero dentro de esta nueva normalidad ha ocurrido algo que no ha sucedido nunca, muchos países han puesto prohibiciones contra viajes provenientes de los Estados Unidos. La Unión Europea (UE) levantó las restricciones de viaje para los visitantes de 15 países cuando las fronteras exteriores reabrieron el 1o de julio, después de introducir los controles en marzo en respuesta a la propagación del nuevo coronavirus, pero Estados Unidos no estuvo en esa lista. ¿Pero qué hay de los vecinos más cercanos a nosotros?

Canadá y México ambos están de acuerdo en que por el momento las fronteras con Estados Unidos deben permanecer cerradas. En Canadá un estudio resaltó que el 81% de los ciudadanos opinaban que la frontera no debería de abrir, lo cual es de esperarse de un país que solo ha tenido 108,000 casos un número menor al número de fallecidos en nuestro país. Los viajes no esenciales entre Estados Unidos y Canadá no están permitidos cuando se cruza por tierra. Pero, el comercio esencial todavía es admisible entre ambas naciones. Además, los canadienses pueden volar a los EE UU Pero los estadounidenses no pueden volar hacia Canadá.

Photo by Ali Tawfiq on Unsplash

Por su parte los ciudadanos Mexicanos han tomado una postura similar a los canadienses. Según informes, varias ciudades fronterizas están suplicando al gobierno mexicano que mantenga restringido el cruce fronterizo, con la esperanza de frenar tanto a los trabajadores como a los turistas que pudieran introducir virus de Estados Unidos hacia México. Pero a diferencia de los vecinos del norte los Mexicanos han decidido tomar acción por su parte sin esperar la respuesta del gobierno. El fin de semana pasado residentes de Sonoyta en el estado de Sonora hicieron uso de sus vehículos personales para bloquear la carretera que conduce a Puerto Peñasco, un pueblo costero popular entre los turistas estadounidenses. Y advirtieron que planean seguir bloqueando la frontera en las próximas semanas para evitar el paso de turistas Americanos que intenten cruzar para disfrutar de sus vacaciones de verano. Por su parte el alcalde de dicha ciudad les pidió a los turistas por medio de Facebook que se mantuvieran lejos de México.

Las autoridades fronterizas y locales Mexicanas están llevando a cabo acciones para desalentar los viajes no esenciales en algunas áreas. Aquellos que no pueden dar una razón viable para cruzar la frontera se enfrentan a la posibilidad de ser devueltos a los Estados Unidos, algo que se vio la semana pasada en el cruce de Reynosa, Tamaulipas hacia Hidalgo, Texas.

Mientras más países alzan restricciones hacia los viajeros estadounidenses el valor del pasaporte americano se ha visto afectado, un artículo en el New York Times recalcó: “la sensación de que el pasaporte de los Estados Unidos era un boleto dorado está perdiendo su brillo.”

“As countries across the world ease coronavirus restrictions but block American travelers, a long-held sense that the U.S. passport was a golden ticket is losing its luster.”

New York Times

Si esto será verdad o será mentira aún no lo podemos saber, pero por lo pronto abajo adjunto un link a un listado hecho por La Asociación Internacional de Transporte Aéreo de los requisitos de entrada y salida de cada país para el covid. Aunque les recuerdo que lo mejor sería visitar la página de la embajada estadounidense en el país que piensan visitar. Abajo les doy la liga a la página de la embajada en México para los que están interesados en saber más.

Sobre la Discriminación de Estudiantes Extranjeros en los Estados Unidos

Por Rocio Monroy

Si pudiéramos describir el año 2020 en una sola palabra tal vez lo haríamos diciendo que ha sido un año “desastroso”. Y es que entre el COVID-19, las protestas en los Estados Unidos y las muchas formas en las que Trump está tratando de deportar a los inmigrantes, ya sea tratando de cancelar DACA, dándole más poder a ICE o tratando de regresar a los estudiantes extranjeros a sus países. Pareciera que estamos viviendo un capitulo de la Rosa de Guadalupe y quizás es hora de hacernos una limpia.

Source: Unsplash

Aunque miles de jóvenes inmigrantes indocumentados recientemente celebraron una victoria el mes pasado cuando la Corte Suprema bloqueó el intento de Donald Trump de terminar con DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia). Pareciera que la guerra entre Trump y los inmigrantes no ha terminado, ya que a pesar de que el programa de Estudiantes y Visitantes de Intercambio, operado por ICE, había introducido una exención temporal para permitir que los estudiantes cuyos cursos se tomaban en línea durante los semestres de primavera y verano permanecieran en los Estados Unidos. Ahora esa exención no se extenderá al nuevo año académico, lo que afectara a los estudiantes que se encuentran en los Estados Unidos con visas F-1 y M-1, según la declaración de ICE.

Source: Unsplash

¿No parece cruel e inhumano que esta administración este tratando de buscar cualquier forma de deportar personas que han llegado a este país de forma legal?

Muchos de los seguidores de Trump han declarado que no tienen problemas con los inmigrantes que vienen a los Estados Unidos de forma legal. Pero por alguna razón todo pareciera indicar que no importa de que forma hayan llegado a este país, lo que importa es el color de su piel. Los ataques a los inmigrantes han ido en aumento desde que Trump se convirtió en presidente y estos ataques parecen no tener fin, ya que dichos seguidores no han expresado estar en contra de las acciones de ICE y aún siguen apoyando a Trump.

Source: Unsplash

Pero no todo parece perdido, aunque muchos estudiantes, en estos momentos viven con miedo por lo que pueda pasar con su futuro, tal pareciera que algunas escuelas están tratando de encontrar una solución para que estos estudiantes eviten la deportación.

“La Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts han puesto una demanda en contra del Departamento de Seguridad Nacional y a la agencia federal de inmigración a causa de las nuevas normas que prohíben a los estudiantes extranjeros permanecer en Estados Unidos si sus universidades cambiaron a clases solo en línea en el otoño.”

Source: Unsplash

Saber que las universidades están en contra de esta decisión es una luz de esperanza porque eso significa que los estudiantes no están solos. Mostremos nuestro apoyo a todos estos estudiantes y llamemos a nuestros senadores para que ayuden a bloquear esta nueva de ICE.

¿Ustedes qué opinan sobre este tema? Diganos en los comentarios abajo.

¿Qué Significa el Anuncio de ICE sobre Estudiantes Extranjeros?

El pasado lunes, 6 de Julio, Inmigración y Control de Aduanas anunció que estudiantes internacionales cursando el bachillerato en Estados Unidos tendrán que dejar el país o estarán en riesgo de deportación si es que su universidad decide ofrecer las clases en línea debido al covid-19.

A finales del 2019 más de un millón de alumnos en universidades estadounidenses eran internacionales, 1,095,299 para ser precisos. De los cuales 15, 229 eran Mexicanos. Hasta ahora no se sabe mucho sobre el tema lo cual está causando incertidumbre e indignación no solo entre estos alumnos, pero las instituciones estudiantiles también.

Varias universidades, que ya han tomado la decisión de regresar cien por ciento en línea solamente, han mandado correos a sus alumnos haciéndoles saber que están muy desconcertados con esta decisión y piensan apoyarlos de la manera que les sea posible inclusive legalmente si es necesario. Algunas otras están buscando maneras de crear un sistema híbrido en el que los alumnos podrían acudir a al menos una clase en persona para cumplir con los requerimientos de Inmigración y Control de Aduanas. Este pasado miércoles la Universidad de Harvard y MIT demandaron a la administración del presidente Trump como respuesta a la orden anunciada por ICE. El presidente de Harvard, Larry Bacow, dijo lo siguiente:

“La orden cayó sin previo aviso, su crueldad sólo fue superada por su imprudencia. Parece que fue diseñada a propósito para presionar a los colegios y universidades para que abran sus aulas en el campus para recibir instrucción en persona este otoño, sin tener en cuenta las preocupaciones por la salud y seguridad de estudiantes, instructores y otros,”

El malestar de muchos desciende del poco tiempo que se les dió a alumnos y administradores para actuar. ICE les dio la opción de transferirse a otras universidades que si ofrezcan clases presenciales, pero no es tan fácil. Hacer un trámite de transferencia toma tiempo y eso es sin contar el tiempo que se tarden los alumnos en encontrar otra universidad que acepte sus créditos y ofrezca su licenciatura o maestría. Algunos otros alumnos están preocupados por aquellos que no pueden regresar a sus países de origen debido al covid. Valeria Mendiola quien actualmente es una estudiante de posgrado en la Escuela de Gobierno Kennedy de Harvard, le dijo a CNN:

“Si tengo que regresar a México, puedo regresar, pero muchos estudiantes internacionales simplemente no pueden”.

Pero esta orden no afectaría solo a alumnos y universidades si no a la economía del país entero también. Los estudiantes internacionales representan $2.5 mil millones en matrícula y otros ingresos para universidades estadounidenses, y El Consejo Americano de Educación estima tienen un impacto económico de $41 mil millones y respaldan más de 450,000 empleos en Estados Unidos.

Photo by Wes Hicks on Unsplash

Por el momento no hay mucho que los estudiantes puedan hacer por su cuenta más que confiar en sus universidades que ya están tomando acciones en el asunto. Pero aún así alguno alumnos universitarios ya se comenzaron a movilizar, la página @community_equity_ en Instagram a estado compartiendo hojas de cálculo de Google que incluyen listas de clases presenciales disponibles en las que los estudiantes internacionales pueden inscribirse, hasta ahora incluyendo a UCLA y Cal Poly. También se an compartido varias peticiones en change.org una de ellas dirigida al Programa de Estudiantes e Intercambio de Visitantes de ICE, ha obtenido cerca de 300,000 firmas. Mientras que una segunda dirigida directamente el presidente Trump y a ICE ya cuenta con 3,000.

Si desean seguir informados sobre este tema aquí debajo voy a adjuntar algunas páginas donde pueden leer más a fondo sobre lo que está sucediendo. También dejaré los vínculos para las peticiones si es que desean firmarlas.

Peticiones:

Fuentes:

6 Libros Sobre el Racismo y la Inmigración Que Debemos de Leer

Con todo lo que está pasando en Estados Unidos en estos momentos muchos nos sentimos no solo molestos pero también confundidos. Lo cual siento que es de esperarse ya que por años todos estos temas eran intocables y cada que surgía un problema solía ser barrido debajo de la alfombra. Por lo tanto soy de la opinión que estos movimientos son más que necesarios, pero también creo que es importante educarnos.

Una de mis maneras favoritas de aprender es leyendo, porque puedo tomar la información y construir mis propias ideas en lugar de solo escuchar lo que dicen en la televisión. Pero en mi búsqueda de libros con los que pudiera educarme sobre el racismo en Estados Unidos me di cuenta que estaba siendo algo hipócrita. Como dice el dicho, estaba siendo candil de la calle y oscuridad de mi casa. ¿Que quiero decir con esto? Simple. Quiero decir que mientras buscaba aprender más de un tema que es bastante nuevo para mi como lo es el racismo (si no leyeron mi artículo pasado vivo en una región mayormente formada por Mexicanos así que aunque el racismo existe no lo he vivido en carne propia), estaba ignorando el tema de la inmigración con el que mi gente tiene que lidiar casi diario.

Mis dos hermanos también emigraron a Estados Unidos, así que sentía que sabía lo que tenía que saber sobre el tema. Pero la verdad es que todos tienen historias de inmigración diferentes, inclusive mis hermanos. Así que mientras buscaba libros para leer que hablaran sobre el racismo decidí buscar libros que hablaran sobre la inmigración, y estos son solo algunos de los que encontré y me llamaron la atención:

The Devil’s Highway

Photo credit: Amazon

En mayo del 2001, un grupo de hombres intentó cruzar la frontera hacia el desierto del sur de Arizona, a través de la región más mortal del continente, un lugar llamado la Carretera del Diablo. Padres e hijos, hermanos y extraños, entraron en un desierto tan duro y desolado que incluso la Patrulla Fronteriza tiene miedo de atravesarlo. Doce volvieron a salir.

Enrique’s Journey

Photo credit: Amazon

Enrique’s Journey cuenta la búsqueda inolvidable de un niño hondureño que busca a su madre, once años después de que se ve obligada a abandonar a su familia hambrienta para buscar trabajo en los Estados Unidos. Desafiando un peligro inimaginable, a menudo aferrándose a los lados y la parte superior de los trenes de carga, Enrique viaja a través de mundos hostiles llenos de matones, bandidos y policías corruptos. Pero él avanza, confiando en su ingenio, coraje, esperanza y la amabilidad de los extraños.

No One is Illegal

Photo credit: Amazon

Contrarrestando el coro de voces antiinmigrantes que se han vuelto cada vez más fuertes en el momento político actual, No One is Illegal expone el racismo de los vigilantes antiinmigrantes y pone un rostro humano en los inmigrantes que arriesgan sus vidas para cruzar la frontera para trabajar en los Estados Unidos.

So You Want to Talk About Race

Photo credit: Amazon

En So You Want to Talk About Race, Ijeoma Oluo guía a los lectores de todas las razas a través de temas que van desde la interseccionalidad y la acción afirmativa hasta las “minorías modelo” en un intento de hacer posible lo que parece imposible: conversaciones honestas sobre la raza y el racismo, y cómo infectan casi todos los aspectos de la vida estadounidense.

The New Jim Crow: Mass Incarceration In The Age of Colorblindness

Photo credit: Amazon

The New Jim Crow es un relato impresionante del renacimiento de un sistema de castas en los Estados Unidos, uno que ha resultado en millones de afroamericanos encerrados tras las rejas y luego relegado a un estado permanente de segunda clase, negado los derechos supuestamente ganados en el Movimiento de Derechos Civiles.

How to Be Less Stupid About Race: On Racism, White Supremacy and the Racial Divide

Photo credit: Amazon

How to Be Less Stupid About Race es su guía esencial para romper las medias verdades y las ideas falsas ridículas que han corrompido a fondo la forma en que la raza negra está representada en el aula, la cultura pop, los medios y la política. Siglos después de que nuestra nación se fundara en el genocidio, el colonialismo y la esclavitud, muchos estadounidenses se están despertando a la realidad de que nuestras políticas raciales son basura. Pero en medio de este cálculo, persisten la negación generalizada y los malentendidos sobre la raza, incluso cuando la supremacía blanca y la injusticia racial son más visibles que nunca.

Todos tenemos opiniones sobre estos temas, pero para aquellos de nosotros que queremos aprender y tener opiniones más educadas les recomiendo que me acompañen a leer alguno de estos libros.

Brown or Not, Black Lives Matter

I really wanted to write something fun or positive this week, but how can I when the world around us is not happy or positive. I have read so many comments on the protest happening around the country most of which, thankfully are in support, but some had me doing a double take. Especially those coming from fellow Mexicans.

I grew up in a region primarily made up of Mexicans and I consider this a privilege because I personally never had to deal with racism. Well that is not taking into account the racism that most of us have had to deal with coming from our own community. Because yes, saying “hay esa niña esta bien bonita y guerita” or calling someone “india bajada de la sierra” is racist.

But all in all I was extremely sheltered, I knew racism was wrong but I didn’t know to what extent it was rooted into our country’s system. Of course I had always known that we were viewed as less by people outside of our community, as criminals and dumb. But I wrongly made peace with the fact that those ideas were never going to change.

In my magical little world I also happened to hear my people constantly spew out insults towards people of other minorities. Whether it was “los chinos son bien cochinos” or “tiene cara de terrorista,” there were many. But to me it was abundantly clear that the black community was the worst of the worst for them. They were all thugs, they were all lazy, or the stupidest of them all: they smelled bad. I luckily was never much of a follower so even when I would hear people say these things, including my relatives, I thought to myself well some might be but it is not logically possible for all of them to be.

Sadly when you never actually happen to meet a black person or question how these views affect them you toss it to the back of your mind. That was until I was old enough to understand what was happening outside of the RGV and started comparing the injustices that black people have had to face to the ones we deal with, and I concluded that we are not that different.

Just like us, black people are constantly viewed as delinquents. Just like our mothers, black mothers have to see their children go out every morning and pray that they come back at the end of the day. Just like us, they can’t even feel at ease in their own homes because they don’t know when law enforcement will break into their house and take them away. Just like us, they have to deal with discrimination when applying to jobs or school. Just like us, they don’t get compensated as they should and constantly get overlooked when it comes to promotions. Just like our people, especially men, they get killed by law enforcement and never get told why. Even less receive any justice on cases in which the death was unjustified.

So it has come as a shock for me when people in my own community seem to be reluctant to accept the black lives matter movement. I understand that as people who live in a place in which we don’t actively see racism happen it might be hard to understand, add to that the fact that our schools don’t actually teach us much about the subject especially when it pertains to racism against black people. But as people who have faced their own share of challenges with discrimination I can’t comprehend the lack of empathy.

“They shouldn’t be looting and rioting” they say. Well not everyone is, in fact it has been proven that on some occasions it isn’t even the protesters that are committing these crimes but white supremacists looking to put the blame on them and leave them in a bad light. Many protest peacefully like Martin Luther King did. They have tried countless times actually and they have received criticism every time, not to mention the protests during the civil rights movement might have started off peaceful but they didn’t end up that way. “They should just listen to authorities and they would be fine.” Will they? Because there are countless videos in which people are doing absolutely nothing but kneeling before getting gas bombs and rubber bullets shot at them.

“Well, the people who died probably had it coming.” Breonna Taylor was sleeping in her own home when the police entered and killed her based on an assumption that her apartment was being used to receive drug packages. Drugs were never found in her home, not to mention their two main suspects had already been identified, they were being investigated for selling drugs out of a house far from Breonna’s apartment. “Well, blue lives matter.” Being a cop is an occupation, they sign up for it knowing that they are putting themselves at risk. Meanwhile, black people don’t choose to be black or and they can’t do anything on how people judge them based solely on the color of their skin. “Well, all lives matter.” They do, and nobody is saying otherwise. But when some lives are at a higher risk of being taken unjustifiably we should put more focus on those, that’s not to say we don’t all have our own battles and they all need immediate attention. But from personal experience when my brother got taken by the border patrol he was jailed for a couple of days and sent back to Mexico, not killed.

“Well, who’s protesting against the kids being kept in cages?” Many people actually, there even were protests in which many black people stood besides Hispanics to fight this injustice. By the way many of the people who say that are people who didn’t even attend a protest themselves or donate anything to the cause. “They are exaggerating.” Just because something doesn’t affect you directly it doesn’t mean it isn’t a problem, you also can’t dictate how people feel about their suffering. You can’t just say it isn’t that bad when you aren’t the one living it. “A mi que me importa no tiene nada que ver conmigo.” La discriminación nos involucra a todos. Nos estaríamos mintiendo si dijéramos que a todos nos tratan con igualdad en este país.

Estos son solo algunos de los comentarios que he visto y que me han dejado muy decepcionada de la gente con la que crecí. ¿Que paso con el hoy por ti mañana por mi, con el has el bien sin mirar a quien? Porque en lugar de juzgar a los manifestantes no pensamos que si ellos lo logran, nosotros también podemos. Porque no nos inspiramos en ellos para nosotros también luchar contra las injusticias que nos aquejan solo por ser Mexicanos. Seamos realistas, para los supremacistas blancos todos somos iguales todos somos menos que ellos, pero nos han hecho creer que unos tenemos más valor que otros para dividirnos entre sí porque saben el poder que tenemos si estamos unidos. I believe in my people and I believe they are kinder and wiser than those comments, and I respect those who don’t want to get involved out of fear of repercussions, but I can’t respect those that actively choose to be unkind.

On a personal note, I especially support this movement because, during my college days, I had a sweet mate who taught me that all of those stereotypes about black people that I had been taught were wrong. Janet is one of the kindest, most hardworking women I have ever met. She is a smart young black woman who believes in building a better place for everyone, who treats everyone with respect and offers her friendship unconditionally. She is one of the few people I can say I am very proud of. For her and for people like her, and for the just and equal future that I hope we can all have, I stand by the fact that black lives matter.

In Solidarity with All People of Color

It’s only normal that the events of the past few days make us sad, angry, worried. It’s not because we think racism in the US is something recent, as many in the Hispanic community sadly know. Us Mexican immigrants and Mexican Americans know too well we’ve been the target of our own share of racism from everywhere in our schools, streets and other places.

Photo by Melany Rochester on Unsplash

The gruesome video of George Floyd reminds us not only of what we know is out there, but of how often these situations happen – Floyd joins a list of other folks like Michael Brown, Eric Garner and so many others. The fact that it’s coming from those in charge of protecting us makes it all the more unsettling.

No one living in this country should look away from the reality of the endemic, institutionalized racism that runs deep in society. Much less us immigrants of color. We need to stand together with the Black community, not only because it’s the right thing to do, but because many of us live the same reality. The Mexa community here and back in Mexico is a diverse one. Latinx skin comes in all colors and racists don’t ask for a passport. All people of color is the same to them.

Latino men and boys, Black women and girls and Native American men, women and children are also killed by police at higher rates than their white peers.

LA Times

For some of us coming from Mexico or with Mexican ancestors, with darker skin and/or traces of indigenous looks, the issue may also take us back to our own country. The issue of racism seems even more complex to us because some have had to endure it coming from Americans and other Mexicans equally. Words like “Indio”, “Gato”, “Negrito”, are well known staples of the classism and racism in certain sectors of our own culture. Some carried from the Spanish conquest, then exacerbated due to economic and unequal development in the different regions and sectors of our economy. Because we’ve lived with it, it doesn’t catch us by surprise when we come to the US. I guess we expect it, but we shouldn’t be complacent with it.

Today, we stand with all people of color here in the United States and everywhere against social injustice. We want… no, we need for racism to be denounced, to be reprimanded, to be abolished. Sure, it’s not going to happen over night, some of us may not live to see it. But we still need to call it out and we need to stand together, regardless of nationality, race or tone of skin. Black lives matter. People of color matter.

Ni Chairos, Ni Fifis. Antes Que Nada, Mexicanos

Hoy en día hay mucha discusión política en las redes sociales, mucha gente expresa su opinion de como ve las cosas… si alguien la esta haciendo bien, si la esta haciendo mal, si fulanito es un tal por cual, etc. Y supongo que es una de las maravillas de esta época que estamos viviendo, nos da no solo un medio para expresarnos, sino plataformas para darle más espacio a nuestra opinion.

Aquellos que, como yo, vivimos el Mexico de los años 70 y 80’s probablemente podamos apreciar aun mas la oportunidad de expresión. Y ni que decir de aquellos que vivieron los 60s. No sólo la tecnología ha avanzado, sino que también hay mas espacio para opiniones de todos los caminos e inclinaciones que antes to teníamos.

Sin embargo, la libertad de expresión viene también con la responsabilidad que lleva el expresarte, y con la salvedad de que otros tendrán la misma libertad, aun cuando no tengan la misma opinion tuya. Y así cada día nuestro mundo se abre, nos vamos dando cuenta de la diversidad de opiniones y personalidades que hay “en esta viña del señor”. Esa es la maravilla de la tecnología, abrirte a nuevos mundos y experiencias.

Al participar en redes sociales, blogs, vlogs, etc estas asumiendo la responsabilidad de vivir en este mundo diverso y ser un ciudadano de el mismo. Así pues, si vas por la calle gritando tu opinion a quien la quiera escuchar, pues por ende te abres a la posibilidad de que alguien te pare en tu camino y te haga saber su opinion también.

“Nuestro trabajo no es el de jugar el juego de los políticos y dividirnos entre nosotros, sino el de exigir un mejor gobierno y mejores lideres, mejores empresarios, mejores ciudadanos.”

Página Mexa

No obstante, tienes que también entender que hay otro lado a esta apertura tecnológica que tiene el efecto contrario a dicha apertura del mundo. Dependiendo a quien sigas en tus redes sociales y que tan abierto estés a la diversidad de opinion, podrás darte cuenta de repente que vives en una burbuja creada por ti mismo. El mundo que te rodea, o que dejas que te rodee, tiende a reforzar las opiniones o creencias que ya tienes, independientemente de su fundamento o valor.

Para los que vivimos en Estados Unidos esto se ha vuelto muy evidente desde las últimas dos o tres campañas presidenciales. Muchos de Los Demócratas y Republicanos se han realmente entregado a esta idea del identity politics que define a los electores con base en sus inclinaciones, haciendo a un lado a aquellos que puedan tener una opinión mixta o hacia el centro. La estrategia no solo tiene mucho que probar como método para hacer a la gente mas participatiba en las campañas políticas, sino que ha probado ser una herramienta de división que polariza las opiniones y hace mas difícil la convivencia entre personas de distintas inclinaciones políticas.

Lo mismo se hace hoy en dia evidente en Mexico, donde ya han salido varios terminos que, con ganas de insultar al otro, intentan definir a los del otro bando. Estoy hablando de términos como “chairos”, “fifis” o el que mas recientemente he escuchado, “chayoteros”. Lo curioso es que una persona puede ser tachado de uno o de otro intercambiablemente, dependiendo de la opinion o el tema del que este opinando. Lo he visto cuando, el simple hecho de compartir una noticia sobre Mexico, presentando un simple dato o acontecimiento, puede ponerte en uno u otro lado, aún cuando tan solo estes reportando el hecho sin ninguna opinión.

Pero el descartar al de enfrente tan sólo por opinar distinto a ti es jugar el juego de los políticos. Es tomar bando como alguien toma la religión, por pura fé y sin buscar evidencia a favor o en contra. Divide a la gente y le favorece al político porque encasilla a los votantes con su bando por largo tiempo. Y es que, ¿que tan comunmente cambia uno de religión?

La tecnología nos presenta la oportunidad de usarse como una herramienta que nos abra las puertas a nuevos mundos y experiencias. Nos puede ayudar también a encontrarnos como personas y darnos las herramientas para expresarnos y fundamentar nuestras opiniones. Pero tal como alguien que llega a una nueva escuela, donde no conoce uno a nadie, tiene uno que estar dispuesto a escuchar distintas opiniones, a discutirlas civilizadamente y encontrar puntos de acuerdo, mientras respetuosamente se acepta un desacuerdo en otros. Esta idea de que “o estas conmigo o estas contra mi” no contribuye a construir comunidades y/o relaciones duraderas.

Así pues, aquí les comparto algunas reglas básicas para llevar una mejor convivencia digital entre los mexicanos de tan diversas opiniones:

  1. Escucha los argumentos del otro.
  2. Ataca las ideas, no a las personas.
  3. Fundamenta tu opinion con echos, no con otras opiniones o falsedades.
  4. Entiende que aunque dos cosas que pudieran parecer opuestas, pueden existir en una misma realidad.
  5. Sabe que no puedes hacer cambiar de idea a todo el mundo, que no todos han tenido tus experiencias o ven el mundo igual que tú.
  6. Respeta a las personas y las diferencias que tienen contigo y ellos harán lo mismo.
  7. Si no encuentras un acuerdo, respetuosamente dilo y sigue adelante.
  8. No descartes a una persona solo porque tiene una opinion distinta a la tuya. Busca otros puntos donde puedes estar de acuerdo – seguro los hay.

Y así como menciono a Estados Unidos como muestra de la division que queremos evitar entre los mexicanos, es aquí tambien donde encuentro palabras para alentar la esperanza. En su discurso “A more perfect union”, Barack Obama, todavía en campaña, hablaba de las divisiones raciales y el pecado original de la esclavitud en este país. Habló de la necesidad de entender a la sociedad como un ente imperfecto y cambiante, y sobre la esperanza de que las nuevas generaciones traerán ese cambio. Así tambien los mexicanos necesitamos ver que muchas son las circunstancias que nos han traído al día de hoy, muchos errores de los gobernantes y los gobernados del pasado. Que si bien algunos de ellos han sido terribles, muchos han tenido algunos aciertos. Pero, sobre todo, que nuestro trabajo no es el de jugar el juego de los políticos y dividirnos entre nosotros, sino el de exigir un mejor gobierno y mejores lideres, mejores empresarios, mejores ciudadanos, sea cual sea su religion (o falta de), o su afiliación partidista. Porque al final, todos queremos un Mexico del cual sentirnos orgullosos, estemos o no cerca de él.