Así Son las Mamás Mexicanas en los Estados Unidos

Por Rocio Monroy

Una de las razones por las que muchas personas deciden emigrar a los Estados Unidos es para buscar una mejor vida y ofrecerle más posibilidades de vida a sus hijos. El problema que se presenta en esta situación es el cambio de cultura y las diferentes formas en que los padres crían a sus hijos. Las leyes estrictas del otro lado de la frontera en algunas ocasiones intimidan a los padres y los previene de educar a sus hijos de la forma que les gustaría.

Source: Unsplash

Pero, ¿qué tan cierto es esto cuando se trata de las madres mexicanas?

Las madres mexicanas tienen su forma particular de educar a sus hijos y muchas de ellas prefieren ser madres estrictas y mantener a la raya a sus hijos que ser madres buena onda porque para los mexicanos esas ondas no van, ya que las madres mexicanas tienes reglas para evitar que les pase malo a sus hijos, como por ejemplo:

Pijamadas

Source: Unsplash

Casi en la mayoría de los hogares mexicanos se prohíben las pijamadas, y una de las razones es porque en cierta forma las madres mexicanas no confían en otros padres, especialmente si la pijamada es en un lugar donde hay muchos hombres. Aunque en realidad, no nos podemos sorprender de que exista esta regla, ya que se han reportado muchos casos de abuso sexual en estas dichosas pijamadas. Y las madres mexicanas prefieren prevenir que lamentar.

Salir sin Pedir Permiso

Source: Unsplash

En los programas de televisión estadounidenses vemos a los protagonistas ir y venir de sus casas sin pedir permiso y las figuras maternas no son vistas muy a menudo. No obstante, en los hogares mexicanos, este no es el caso. A las madres mexicanas no se les escapa nada. Las madres mexicanas no solo demandan que sus hijos pidan permiso antes de salir a algún lado, sino que también quieren saber con detalles a donde van a pasar el tiempo, con quien y de que hora a que hora.

Salir entre semana

Source: Unsplash

Para las madres mexicanas la escuela es algo muy importante y de ninguna manera se toma a la ligera. Así que salir entre semana es casi imposible para los mexicanos, ya que, en lugar de pensar en fiestas o amigos, las madres mexicanas prefieren que sus hijos estudien y estén listos para cada examen y terminen todas sus tareas.

Faltarles al respeto

Source: Unsplash

Otra cosa que es muy popular entre los programas de televisión estadounidenses es la falta de respeto hacia los padres. En muchas ocasiones hemos visto capítulos donde los padres no saben que hacer con sus hijos que están fuera de control y que no los respetan en absoluto. En un hogar mexicano, sin embargo, las madres mexicanas demandan el respeto de sus hijos y hasta tienen frases famosas para que sus hijos sepan quien está a cargo, por ejemplo:

“Porque soy tu madre y punto”

“Un día me vas a matar del coraje”

“Tú no te mandas solo”

“Si me levantas la mano se te va a secar”

“Hasta que te acordaste que tienes madre”

“Un día me voy a ir de la casa a ver qué haces”

“Ni sabes ni lavar calzones y ya quieres andar de novio(a)”

“Si metes la mano te va a ir peor”

“Pásame la chancla”

“Me tienes con el Jesús en la boca, ¿que no conoces el teléfono?”

Salir con extraños

Source: Unsplash

Cuando se trata de los amigos, las madres mexicanas deben saber exactamente con quien se están juntando sus hijos. No esta permitido juntarse con extraños o salir a una cita con alguien que los padres no conocen. De alguna forma u otra las madres mexicanas tienen que conocer a todas las personas que están alrededor de sus hijos así que mas vale que se les de esa información o ellas lo sabrán a su propio modo, ya que nada se puede esconder de ellas.

Source: Unsplash

A veces pareciera que las madres mexicanas hacen todo lo posible para que sus hijos no salgan a la calle o se junten con otros, pero en realidad muchas de ellas solo tratan de mantener a salvo a sus hijos. La intuición de madre es un poder extraordinario en una madre mexicana y es bueno tener a alguien que nos cuide de todo peligro, es por eso que las madres mexicanas son un tesoro muy valioso.

Como Nació mi Amor a la Virgen de Guadalupe

El doce de diciembre celebramos el día de la Virgen de Guadalupe, es un día de fiesta en el que veneramos a la patrona de todos los Mexicanos. La mayoría de nosotros conocemos la historia de Juan Diego y las apariciones de la Virgen María, es algo con lo que crecimos y lo cual marcó nuestra fe. No hay muchos que no tenga una imagen de la virgen en su casa. Es tanto su poder que hasta aquellos que no son muy religiosos le tienen un amor ciego a nuestra morenita. ¿Pero cómo educamos a las nuevas generaciones? ¿Como inculcamos en ellos el amor por nuestra señora de Guadalupe? ¿Como enseñarlos a tener fe pese a todo lo que la vida les puede mandar? 

Quisiera decir que leyendo la Biblia los niños van a despertar un día creyendo ciegamente en los designios de Dios pero no es así. Traté de buscar en mil páginas cómo educar a los niños sobre lo que es ser católico y tener fe en la virgen de Guadalupe, pero nada sonaba convincente. Fue entonces que me puse a pensar en cómo fue que yo, y muchos de ustedes quizá, aprendí sobre mi religión y cómo fue que mi amor hacia algo tan inexplicable como la virgen surgió. 

Photo by ehenriquezlc on Unsplash

Desde muy pequeña fue muy aparente para mí que mi familia tenía esta creencia. Mi mamá tenía altares a San Judas Tadeo, con alrededor de cuatro estatuas diferentes de todos tamaños, en la entrada de la casa había un cuadro de la virgen y sobre la puerta un crucifijo. Pero no fue sólo ver estas imágenes que me enseñó lo que es ser católica si no el hecho de ver a mi mamá pedirle con tanta fe a quienes ignorantemente yo llamaba monos. Mi mamá no nos obligaba a ir a la iglesia todos los domingos pero si en fechas especiales, también asistíamos a todas las bodas, quinceañeras, funerales y demás. Cada nochebuena se acostaba al niño dios y se rezaba el santo rosario no solo en nuestra casa pero en la de todas las vecinas. Con el tiempo mis hermanos y yo aprendimos a orar como nadie, en ocasiones señoras se acercaban a mi mamá para decirle lo sorprendidas que estaban de lo bien que sabíamos rezar. 

Photo by wolfgang122 on Pixabay 

Tal como aprendemos nuestro primer idioma el aprender de nuestra fe empieza por la imitación a nuestros padres o personas cercanas a nosotros. Con cómo vamos creciendo y entendiendo el significado de lo que estamos diciendo crece ese amor y lealtad a Dios. Aún recuerdo cuáles fueron las palabras que me hicieron creer y confiar en la virgen de Guadalupe. Fue en uno de los rosarios que rezabamos en nochebuena cuando por fin entendí o por fin me llegaron las palabras al repetir “Dios te salve Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra” y “Ea pues, señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos.” En ese momento pensé María no es sólo madre de Jesús, también es madre nuestra, ella es esperanza y misericordia ella ve por nosotros porque nos ama a pesar de todo. 

Se que posiblemente muchos de ustedes pensaran que no es tan fácil como lo hago ver y que sus hijos no responderían así. Y no, no es fácil se requiere de mucha paciencia es algo que va a tomar años, pero se empieza con pequeños pasos por ejemplo rezar con ellos todas las noches o comprarles su propia imagen de la virgen y decirles que ella los cuida. Este 12 de diciembre pueden aprovechar para llevarlos a una de las celebraciones a la virgen o mostrarles los programas referentes a esta festividad que salen cada año en la televisión. Ahora en día también existen libros para niños sobre la virgen y otros santos al igual que vídeos en YouTube, es más hay una película animada pronta a salir basada en las apariciones de la virgen a Juan Diego llamada Tepeyac. Somos un pueblo unido en la fe y espero que siga siendo así, no se den por vencidos y enseñemosle a nuestros niños del gran amor que nos tiene nuestra virgencita de Guadalupe ahora en día hay muchas formas de hacerlo el punto es encontrar lo que más les acomode.

Y, ustedes, ¿Cómo recuerdan la celebración a la Virgen de Guadalupe?

Lo que Callamos los Mexicanos

Por Rocio Monroy

No importa en que país vivamos, hay ciertas cosas que nunca olvidamos de México. Entre todas esas cosas están los programas de televisión que marcaron la vida de los mexicanos. Es que no importa el pasar de los años, hay ciertos programas que han sido vistos por varias generaciones mexicanas y, aunque no lo queramos admitir, nos es imposible escuchar su nombre sin recordar nuestro país.

Source: Unsplash

La Carabina de Ambrosio

La Carabina de Ambrosio tiene muchos años de haber salido del aire, sin embargo, por alguna extraña razones varios hemos escuchado acerca de este programa y hasta conocemos a la famosa Pájara Peggy.  El lema del programa era “Un espectáculo de variedades mágico, cómico y musical”.

Source: YouTube

El programa consistía en numerosas parodias, bromas y trucos jugados en los presentadores. Estuvo al aire entre los años 1978 y 1987 y fue producido por Humberto Navarro. Algunos de los artistas que aparecieron en este programa fueron: César Costa, Xavier López Chabelo, Alejandro Suárez, Beto “El Boticario”, Benito Castro, Gina Montes, Gualberto Castro, Jorge Arvizu, Paco Stanley, Luis de Alba, entre otros.

La Rosa de Guadalupe

Source: Wikimedia

Aunque muchos le hagan burla a este programa por su exagerada dramatización, es muy famoso en México. No solo porque la famosa rosa blanca que aparece al final del programa ha servido para hacer muchas bromas, también por que ha llevado varios años en el aire.

Algunos episodios están dirigido a niños y adolescentes, ya que la mayoría de los problemas giran en torno a los problemas de los adolescentes y, a veces, de los niños. Problemas comunes como el acoso escolar, el embarazo en la adolescencia, el abuso del alcohol, la violencia, etc. Algunos otros están centrados en problemas más domésticos que de alguna manera tienen efectos en los niños y adolescentes, como el abuso de una madre por parte de su padre alcohólico, padres abusivos, etc.

El Chavo del Ocho

Source: Wikimedia

El Chavo fue y ha sido el favorito de muchos niños. Este personaje no solo se ha ganado los corazones de varios mexicanos, sino que también este programa sigue siendo un éxito en Brasil.

El Chavo es un programa acerca de un niño de 8 años pobre, sin hogar y torpe y acerca de sus amigos que viven en un humilde vecindario donde se viven varias aventuras. El verdadero nombre de El Chavo nunca se reveló durante el programa, pero aun así ese apodo del Chavo se quedó grabado en nuestra cabeza.

Las retransmisiones de El Chavo actualmente se transmiten en Galavision que se transmite en los Estados Unidos.

Hoy

Source: Wikimedia

Hoy es el tipo de programas que muchos veíamos cuando teníamos vacaciones de la escuela o cuando no íbamos a trabajar. Este programa es famoso por mostrar a los conductores bailando y entreteniendo a la gente de una manera chistosa y sin mucho sentido.

Desde su primera transmisión en 1998, el programa ha tenido varias etapas, secciones y cables, tomando como centro de entretenimiento, horóscopos, resúmenes de episodios y avances de telenovelas, belleza, cocina, salud / nutrición y juegos / bocetos, humor y música.

Ventaneando

Source: Wikimedia

Para todos aquellos que nos encantan los chismes, este programa era nuestro favorito. Todos aquellos que escuchan hablar acerca de este programa de inmediato se les viene a la cabeza Paty Chapoy y Pedro Sola quien es uno de los conductores que nos ha hecho reír mas.

Este programa inició en 1996 bajo la producción de Carmen Armendáriz. ​ El elenco original de conductores estuvo integrado por la propia Pati Chapoy, Juan José Origel, Pedro Sola y Martha Figueroa. 

En Familia con Chabelo

Source: Wikimedia

Los domingos no podíamos faltar frente al televisor para ver a Chabelo dar regalos sin parar. Las personas involucradas en este programa era niños y sus padres, con quienes Chabelo interactúa y los hace participar en muchos concursos. Aunque este programa haya sido cancelado, aun recordamos a Chabelo y sus famosas catafixias.

Mujer, Casos de la Vida Real

Source: Amazon

En sus primeras temporadas, el programa presentó temas alegres, como historias de amor y amores perdidos. No obstante, para 1990, los temas adquirieron una apariencia más severa, incluidos los casos de violación, incesto, abuso infantil, prostitución, discriminación LGBT y violencia doméstica.

Este programa se convirtió en un escenario para la reforma social en México. Con estos cambios, el programa generalmente era el primero en la fila para discutir temas que a menudo se mantenían fuera del ojo público.

La Familia P. Luche

Source: Wikimedia

Lo mas peculiar de este programa era la forma en que se vestían los personas. Su forma de hablar sínica se escucha repetir por los niños y aun hasta la fecha escuchamos el famoso; “¿por qué eres una niña normal?”

El programa es similar en estilo a la comedia estadounidense Married with Children (o Casado … con niños), en el sentido de que representa a una familia cómica disfuncional. La familia P. Luche, sin embargo, se parece más a una caricatura de acción en vivo, completa con coloridos escenarios y efectos de sonido cómicos.

Source: Unsplash

El estar en los Estados Unidos nos da la oportunidad de aprender acerca de otros programas de televisión. Aun así, no podemos evitar pensar en la forma que nuestros actores mexicanos actuarían si estuviera en estos programas estadounidense. Seguro sería algo sensacional.

¿Hay algún otro programa que recuerdes de México y que haya marcado tu vida? Cuéntanos en los comentarios abajo.

4 Cosas que Extrañamos de la Navidad Mexicana

Por Rocio Monroy

La Navidad ya está por llegar y la gente ya empieza a organizar las cenas navideñas. Las cartas para Santa están llenas de listas de juguetes y las decoraciones cubren las casas con luces de varios colores. El único problema para los mexicanos, es que no todos tienen a sus familiares en el extranjero y casi siempre les hace falta alguien en la mesa.

Source: Unsplash

Con el frio también llega la nostalgia del calor de hogar que te hace sentir México. Y esto nos hace darnos cuenta de que las cenas navideñas mexicanas no se comparan con las estadounidenses. Para empezar, el frio en muchas ciudades hace imposible celebrar afuera y sentir la brisa de diciembre mientras quemamos cuetes a la media noche.  

Pero no solo es la familia lo que extrañamos en tierras extranjeras, en la larga lista de las cosas que extrañamos de México incluyen:

El Ponche

Source: Unsplash

Esta bebida es tan original y llena de sabor que no hay nada que se le parezca. Es tan única que es casi imposible encontrar todos los ingredientes correctos para hacerla en los Estados Unidos. Muchas veces nos tenemos que conformar con comprar la fruta congelada, pero en algunas ocasiones no tenemos más remedio.

Las Posadas

Source: Unsplash

Nunca vez a tu vecindario tan unido como cuando se tienen que organizar las posadas. No solo tienes la oportunidad de conocer a todos los que viven en tu vecindario. También se conmemora uno de los eventos más populares de la religión católica.

Las Fiestas hasta el Amanecer

Source: Unsplash

Cuando se trata de aguantar hasta el amanecer, los mexicanos tenemos maestría y doctorado. Entrenamos desde que somos niños, crecemos con esa tradición y cuando ya somos adultos se vuelve algo muy normal. Pero esta tradición no solo es especial porque estamos despiertos toda la noche para celebrar la llegada de la Navidad, sino que también porque nunca pasamos ningún momento aburrido en todo el tiempo que estamos despiertos. Ya sea bailando, jugando cartas, bebiendo, etc., siempre hay algo que hacer en la casa de un mexicano.

Las Piñatas

Source: Unsplash

Nunca pueden faltar las piñatas a las celebraciones mexicanas, especialmente a las posadas o la navidad. Muchos tal vez piensen que es una actividad un tanto peligrosa. No obstante, los mexicanos no pueden esperar a que se rompa la piñata para que salte hacia los dulces como luchadores de lucha libre.

México es grande, de eso no cabe duda, pero no solo por las fiestas decembrinas, sino porque la Navidad es una de las muchas tradiciones que los mexicanos celebramos en grande.

Es normal extrañar tu hogar, así que tal vez en estas fechas sería bueno hablar con tus familiares por teléfono y contar historias de como solían festejar la Navidad. Tal vez eso te lleve al pasado y te haga sentir en ese lugar que tanto extrañas. Nuestro querido país, México.

Source: Unsplash

Felices Fiestas!

9 Mexicanos Que Han Cambiado Nuestro Vocabulario

Por Rocio Monroy

Una de las grandes ventajas de emigrar a los Estados Unidos es que tenemos la oportunidad de conocer a personas de todo tipo de nacionalidades. Muchas veces llegamos a conocer a gente de habla hispana y pensamos que será fácil entablar una buena conversación con ellos. No obstante, la realidad es que el español mexicano es muy diferente a otros porque a lo largo de los años hemos agregado a nuestro vocabulario frases únicas que pueden no tener sentido para otros.

Source: Unsplash

Aquí hay ejemplos de celebridades que han aportado frases pegajosas a nuestro vocabulario y han cambiado la forma en que nos expresamos.

Roberto Gómez Bolaños

Source: Wikimedia

Roberto Gómez Bolaños fue un guionista, actor, comediante, director de cine, director de televisión, dramaturgo, cantante, compositor y autor mexicano. Aun hasta la fecha, es considerado como el comediante de habla hispana más importante de todos los tiempos.

Con múltiples personajes, Roberto Gómez Bolaños ha cambiado la forma en que hablamos los mexicanos:

Chespirito:No contaban con mi astucia”

El Chavo del Ocho:¡Es que se me chispoteó!”

Chaparrón Bonaparte: “No hay de queso, nomás de papa”

Sus frases han sido tan legendarias que aún se escuchan decir entra la gente.

Paquita la del Barrio

Source: Wikimedia

Nadie puede negar que Paquita la del barrio es una cantante muy popular que se ha dado a conocer por las letras de sus canciones, las cuales les han dado voz y sentimiento a las mujeres despechadas.

Entre sus frases famosas se encuentran: “Rata de dos patas” o “¿Me estás oyendo, inútil?”

Sus canciones usualmente toman una posición en contra de la cultura machista de México y hay muchas mujeres que le hacen buen uso a estas frases.

Adal Ramones

Source: Wikimedia

Adal Ramones es un presentador de programas de televisión y comediante mexicano conocido por sus comentarios sobre la vida social mexicana e internacional. Él fue el anfitrión del programa de televisión, Otro Rollo, en el cual cada martes por la noche ofrecía una nueva frase a los mexicanos. Era evidente quien veía este programa porque al siguiente día de su transmisión todos repetían las frases de este comediante.

Entre sus famosas frases están: “Me escupo a mí mismo”

Además de que a muchos nos gustaba imitar el famoso: “Oh, Oh digo yo ♪♪

Pedro Infante

Source: Wikimedia

Pedro Infante es considerado un ídolo en México y otros países latinoamericanos como Venezuela, Guatemala y Perú. Junto a Jorge Negrete y Javier Solís son considerados los mejores cantantes de música ranchera.

Además de recordar sus hermosas canciones, la gente recuerda su famoso personaje Pepe el Toro quien aporto frases memorables a nuestro vocabulario, y que aun después de muchos todavía se escuchan por doquier.

“¡Toritooooo, mataron a mi torito!”

“¡Pepe el Toro es inocente!”

“Ni hablar, mujer. Traes puñal”

Cantinflas

Source: Wikimedia

Mario Moreno es considerado como el comediante mexicano más consumado y es celebrado en toda América Latina y en España. Su humor, cargado de rasgos lingüísticos mexicanos de entonación, vocabulario y sintaxis, es muy apreciado en todos los países de habla hispana.

Mario Moreno Cantinflas es recordado con mucho afecto y unas de las muchas frases que se hicieron famosas gracias a él son:

“¡Ahí está el detalle! Que no es ni lo uno, ni lo otro, sino todo lo contrario.”

“Para mí todas las ideas son respetables, aunque sean ‘ideítas’ o ‘ideotas’.”

Chabelo

Source: Wikimedia

En Familia con Chabelo, fue un programa que muchas generaciones de mexicanos llegamos a ver. Es indudable que Chabelo marco la infancia de muchos de nosotros.  Aunque el programa terminó el domingo 20 de diciembre de 2015 después de 47 años, aun recordamos frases como,

“¡Oooraleee cuate!”

“¿Quieres entrarle a la catafixia?”

Capulina

Source: Wikimedia

“El Rey del Humorismo Blanco”, Gaspar Henaine Pérez mejor conocido por su seudónimo Capulina, era un comediante, actor, cantante, productor de cine y guionista mexicano. El siempre mantuvo una imagen inocente y sus frases más famosas fueron:

“No lo sé, puede ser, a lo mejor, tal vez, quién sabe…”

“Sipirilí, noporolo”

“Yo ero un héroe”

Eugenio Derbez

Source: Wikimedia

Derbez es uno de los pocos actores mexicanos que ha logrado reconocimiento internacional, al aparecer en películas estadounidenses.

Él fue reconocido por Variety en 2014 como el hombre hispano #1 más influyente del mundo. El 10 de marzo del 2016, Derbez reveló su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. A la ceremonia asistieron miles de aficionados.

Muchas de sus frases más conocidas fueron escuchadas en sus programas de televisión, Derbez en Cuando y La Familia Peluche

“¡óigame noo ¡me ahorco óigame sentí que me ahogaba óigame no.”

“Bibi, ¿por qué no eres una niña normal?”

“Golosa”

María Félix

Source: Wikimedia

María Félix, usó sus extraordinarias miradas y su personalidad fogosa para propulsarse desde una estrella desconocida a una estrella de la noche a la mañana y convertirse en ícono de la belleza en los países de habla hispana.

María Félix siempre fue muy opinativa y eso mantuvo su imagen viva en la televisión en su edad adulta. Unas de sus frases son:

“Yo no soy calzonuda, yo traigo calzones”.

“Los mexicanos aprendemos del fracaso”.

“No es difícil ser bonita, ¡lo difícil es saber serlo!”

Source: Unsplash

Nuestra creatividad es evidente, el mexicano es el tipo de persona que si no lo sabe se lo inventa, así que como buen mexicano pon a prueba tu creatividad y agrega algo nuevo a nuestro vocabulario.

20 Palabras que Celebran la Mexicanidad según Larousse

Todos conocemos palabras que, como Mexicanos, nada más nosotros entendemos. Las usamos en el día a día con los nuestros y se las enseñamos a nuestros hijos aunque no tengan traducción al inglés, o su traducción literal no sea la que los Mexicanos le damos. Son palabras muy nuestras, o bien su aplicación nos hace sentir más cerca de nuestra gente, nuestra cultura o nuestras raíces.

Con esta idea, Larousse lanzó una campaña de mercadotecnia que celebraba estas palabras y de forma creativa las puso por doquier en México. Nos gustó mucha esta idea y aquí les compartimos algunas que fueron nuestras favoritas. Si tú eres de los que les gusta más ver un video, al final del artículo te compartimos el video de la campaña.

1. Ojete

2. Paro

3. Ratito

4. Changarro

5. Oso

6. Chin

7. Ushcale

8. Chal

9. Queca

10. Petatearse

11. Ahorita

12. Chahuiztle

13. Achicopale

14. Quiensabecómo

15. Chiripa

16. Güera(o)

17. Coyotito

18. Carnal

19. Órale

20. Cañón

Hay alguna otra palabra como esta que te sepas y que encaja en esta lista? Compártela con nosotros en los comentarios abajo.

Aqui te compartimos el video de la campaña:

Cosas que Sólo los Mexicanos Hacemos en las Fiestas

Rocio Monroy

Dicen por ahí que puedes sacar al oso de Rusia, pero no puedes sacar a Rusia del oso. Lo mismo aplica para los mexicanos, y es que no importa a que parte del mundo nos mudemos, México siempre esta dentro de nuestros corazones.

Source: Unsplash

Muchas veces nuestro mexicanismo sobresale en las fiestas, ya que hay ciertas costumbres que no podemos evitar seguir cuando nos invitan a celebrar el cumpleaños de alguien o cuando nos toca organizar un pachangón.

Pero, ¿cuáles son estas costumbres?

La Mordida

Source: Unsplash

Uno de los momentos que tememos más como mexicanos a la hora de cantar las mañanitas, es la mordida. Muchas personas verían estos como algo antihigiénico, pero como mexicanos nos gusta ver al cumpleañero embarrado de pastel por toda la cara.

Esta tradición ha sido la causante de la destrucción de muchos pasteles, además de accidentes. Sin embargo, ha sido parte de nuestra cultura por tanto tiempo que no podemos imaginar una fiesta de cumpleaños sin la famosa mordida.

Llegar tarde

Source: Unsplash

Hay algo que definitivamente no nos gusta como mexicanos, y es ser el primero en llegar a las fiestas. Llegar a un evento y ver mesas vacías es una tortura y muchos optamos por llegar más tarde de lo indicado para hacer nuestra entrada triunfal.

Esto provoca que todos los planes de la fiesta se muevan a una hora más tarde. No obstante, de alguna manera u otra la fiesta sigue su propio ritmo y todos pasan un buen rato.

Padrinos

Source: Unsplash

En Estados Unidos la idea de los padrinos es que ellos se hacen cargo de los ahijados en caso de que algo le pase a los padres. Es por eso que muchas veces los padrinos son personas muy cercanas a los padres de los niños.

En México, no obstante, la idea de los padrinos poco a poco se ha modelado a la de que ellos apoyen a los padres para que una fiesta en grande sea posible. O para que alguien le regale el anillo de graduación a los nuevos profesionistas. El chiste es que en México, ser padrino es aquel que tiene que contribuir de alguna forma en un evento importante en la vida de una familia, lo cual ha creado que haya hasta padrinos de hasta servilletas, alcohol, vestido, música, etc.…

Hasta que el cuerpo aguante

Source: Unsplash

Cuantas veces no hemos ido a una fiesta estadounidense que solo dura 2 horas y nos deja con ganas de más, y es que en México muchas veces no se especifica a que hora va a terminar una fiesta, por consiguiente, las fiestas en México son como maratones, solo aguantan los más fuertes.

Los mexicanos siempre están preparados para lucir lo mejor que puedan y estar en una fiesta hasta que ya los pies estén a punto de reventarles.

Somos ruidosos

Source: Unsplash

La música a todo volumen no puede faltar en las fiestas mexicanas, ya sea que el tío ponga sus cumbiones o el DJ de la colonia toque las canciones de moda, siempre hay música en las fiestas.

Puede que no todos bailen en las fiestas o que incluso nadie baile, pero la música siempre debe de estar presente.

Juegos de mesa

Source: Unsplash

No todo es baile en una fiesta mexicana, a los mexicanos también les gusta tomar un descanso de la “vida loca“ y en esas ocasiones sentarse a jugar lotería, domino u otro juego de cartas es muy común. Todo depende a qué tipo de fiesta estés asistiendo, podría ser una tarde de carne asada o la cena de Navidad donde a muchos les gusta estar despiertos hasta el amanecer.

Niños gone wild

Source: Unsplash

Las fiestas donde no se permite traer niños no son muy comunes en México, muchas veces nos tocar ver niños corriendo por todo el salón de fiestas y gritando tan fuerte que es difícil escuchar la música de fondo.

Aun así, a muchos no les importa que los niños estén presentes, ya que esta es una forma de introducirlos a la cultura mexicana.

Los recuerditos

Source: Unsplash

La pelea por los recuerditos es una cosa seria que no muchas personas de otro país entenderían. Hay muchas cosas que los mexicanos hacemos para poner en claro a quien le pertenece el recuerdito cuando las fiestas se terminan, ya sea ser el primero en sentarse en la mesa porque esto automáticamente nos hace dueños del recuerdito o colocarlo tan cerca de nosotros para que todos sepan que ese recuerdito nos pertenece.  No hay una ley establecida acerca de los recuerditos, pero todos sabemos que nadie se pelea por el recuerdito con la tía, ya que podrías terminar perdiendo un brazo.

Estás son solo unas de las cuantas cosas que los mexicanos esperamos ver cuando asistimos a una fiesta. Por supuesto que nos adaptamos a las costumbres de otros países, pero no hay como estar entre la gente que nos entiende cuando queremos escuchar a Vicente Fernández después de tener unas copas encima.

Source: Unsplash

Dejemos que el mexicanismo fluya por nuestras venas y este mes de la herencia hispana compartamos nuestras costumbres a otros.

Consejos para Mantener Vivo el Amor por los Alimentos Mexicanos

Ser un inmigrante que vive en los Estados Unidos, una de las cosas que una persona más echa de menos son los alimentos de México. Si bien hay cada vez más restaurantes que cocinan alimentos tradicionales de México, a menudo son difíciles de encontrar y muchas veces se pasan por alto para encontrar soluciones más rápidas a la vuelta de la esquina. Entonces, nosotros como padres, ¿cómo enseñamos a nuestros hijos a enamorarse de los alimentos de México, si no se encuentran fácilmente en nuestro nuevo país? Aquí hay algunos consejos para mantener vivo este amor por los alimentos mexicanos mientras vive en los Estados Unidos. 

Photo by Patryk Pastewski on Unsplash

Cocinar Con Ellos en Casa

Photo by Rustic Vegan on Unsplash

Cocinar comidas en casa es una excelente manera de enseñar a los niños el amor por cualquier cocina. En nuestra casa, todos mis hijos se unen para preparar la cena casi todas las noches. Si bien los horarios están ocupados y a menudo es más fácil comer algo en uno de los lugares de comida rápida en la calle, nos encanta cocinar juntos y disfrutar de comidas familiares. Enseñar a los niños a preparar las comidas tradicionales con las que creciste les proporcionará recuerdos amorosos del tiempo que pasaste en la cocina con ellos. Esto aumentará el amor de esta comida como alimentos reconfortantes y que disfrutarán durante toda su vida, incluso cuando los estén cocinando ellos mismos. A mis chicas les gusta especialmente hacer tortillas caseras, lo que significa que generalmente no quieren comer las que podemos comprar en la tienda. A mis hijos les encanta cocinar con mamá porque es la única vez del día que reciben toda mi atención y ninguno de mis trabajos es una distracción. 

Compra Ingredientes Tradicionales

Photo by Reiseuhu on Unsplash

Otra forma de aumentar el amor de un niño por la comida mexicana es mediante la compra de ingredientes tradicionales. Encontrar los ingredientes adecuados para darle a sus comidas caseras un sabor auténtico puede ser un desafío, especialmente si vive en una ciudad pequeña como nosotros, pero definitivamente vale la pena el tiempo extra para encontrar los sabores exactos del hogar. La ciudad en la que vivimos no tiene muchas tiendas, para empezar, hay muchas menos que contienen los ingredientes necesarios para algunas de las comidas que amamos. Viajamos una hora y media para encontrar un mercado que tenga los chiles y la carne a los que estamos acostumbrados y que abastezcamos hasta nuestro próximo viaje. El viaje lo convierte en una excursión familiar encantadora y los alimentos que creamos son aún más preciosos por el trabajo que hacemos para encontrar los ingredientes necesarios. 

Comer en Familia

Mientras cocinamos con nuestros hijos y elegimos los ingredientes que le dan a esta comida un sabor auténtico, ambos son grandes pasos para crear un amor por la comida mexicana, la parte que hace que estos alimentos sean más atractivos es comerlos juntos como una familia. De aquí viene el verdadero amor por la cocina, el placer que da de comerla juntos. En nuestra casa, esto se hace todas las noches. Ya sea que cenamos en la mesa de comedor formal o en la sala de estar viendo una película, cenamos juntos. Este es nuestro momento para estar juntos lejos del caos de la escuela, el trabajo, los teléfonos y todas las pequeñas distracciones de la vida. 

Photo by jwlez on Unsplash

No importa lo que esté sirviendo, ya sea pozole o tamales, comprarlo juntos, crear la comida juntos y, finalmente, comerlo juntos en familia ayudará a que esta sea la comida más querida de tus hijos ¿Qué haces para alimentar el amor de tu hijo por la comida mexicana? Comparta sus ideas con nosotros y permítanos aprender de sus experiencias también. 

¿Quiénes serían los Avengers Mexicanos?

Por Rocio Monroy

Marvel y D.C. Comics han creado personajes como Capitán América, Superman o Batman, los cuales han sido populares por tantos años que varias generaciones los recuerdan como sus favoritos.

Source: Unsplash

No obstante, México no se ha quedado atrás cuando se trata de personajes heroicos que han marcado la infancia de muchos. Con un toque singular que caracteriza a los mexicanos, varios de nosotros crecimos viendo a estos personajes.

Pero, ¿quiénes son estos defensores de la justicia? ¿Y que han aportado a nuestra cultura mexicana?

El Chapulín colorado

Source: Wikimedia

En 1970 el Chapulín colorado fue creado para parodiar a los programas de superhéroes que estaban a la moda en aquellos tiempos. El Chapulín era torpe, miedoso y no tenía ningún tipo de superpoderes, aunque si contaba con una chicharra paralizadora, pastillas de chiquitolina o nuestros favorito, el chipote chillón.

Actualmente, no podemos ver un disfraz o playera del Chapulín Colorado sin pensar en México. Este es definitivamente un personaje que es parte de nuestra cultura.

El Santo

Source: Wikimedia

El enmascarado de plata, es uno de los luchadores más famosos de México y uno de los iconos en la cultura mexicana. El Santo ha sido un héroe popular en nuestro país y es un símbolo de la justicia para las personas, ya que su personaje trascendió el ámbito de la lucha libre y se transformó en un superhéroe​ al aparecer en decenas de películas.

En la serie animada El Chavo animado, existe un personaje llamado “el Justiciero Enmascarado” que posiblemente sea una referencia al mismo Santo por su parecido físico.

Capulina

Source: Wikimedia

Capulina también conocido como el rey del humorismo blanco, debido a que nunca utilizó palabras obscenas o situaciones de contenido para adultos en sus bromas, no solo fue un gran comediante. También coprotagonizó en una película junto con la leyenda de la lucha libre, El Santo (el Santo vs Capulina (1972).

Capulina realizó un total de 84 películas y grabo 12 álbumes musicales.

Pepe el Toro

Source: Amazon

Es posible que la imagen de Pepe el Toro no sea reflejada al 100% como un héroe, ya que es mejor conocido por sus apariciones en Nosotros los Pobres o Ustedes los Ricos. Sin embargo, en la película “Pepe el Toro” nos da la oportunidad de verlo de una manera diferente, lejos del gran sufrimiento que vemos en sus otras películas.

Pepe el Toro se convierte en boxeador y mata accidentalmente a su mejor amigo durante una pelea de semifinales. Canalizando su enojo y su frustración, Pepe gana el campeonato y comienza a hacerse amigo de la viuda de su amigo.

Pepe el Toro es parte de la biblioteca de 23 películas de la estrella de cine mexicana más emblemática, Pedro Infante.

Chabelo y Pepito

Source: Wikimedia

¿Que? ¿Chabelo un héroe?

Aunque no lo creas, Chabelo protagonizó una película donde lucha con los monstruos más famosos en los años 70s.

Pepito y Chabelo son primos y durante una excursión con los Boy Scout se separan del grupo para ir a buscar un gorila por el cual ofrecían una recompensa de $500 pesos.

Durante su recorrido, el gorila es quien los encuentra y se ven forzados a escapar dejando todo su equipo, poco a poco se adentran en una misteriosa cueva en la cual se encuentran a La momia, El hombre de la laguna verde, Frankenstein y el Vampiro.

Conforme avanzan por la cueva llegan a una casa embrujada y por error descubren que tanto la casa embrujada, la cueva y los monstruos son solo un truco para espantar a los viajeros, debido a que ahí se oculta un grupo de maleantes que traficaban con Uranio llamado Spectrum.

Chiquidrácula

Source: Amazon

Chiquidrácula “ñaka ñaka”. Tal vez para muchos Chiquidrácula sea mejor visto como un villano, pero recordemos que su objetivo era salvar a su abuelo del alcoholismo. Él hizo su primera aparición en 1982 en el programa “Chiquilladas”.

En 1986 se estrenó la película Chiquidrácula que se centraba en la historia y posibles orígenes de este personaje. En esta película, escuchamos muchas palabras que se quedaron grabadas en nuestra cabeza, pero la más famosa es, “naka ñaka” que es una expresión que se popularizó gracias a este personaje televisivo mexicano, el cual era interpretado por Carlos Espejel.

Source: Wikimedia

Frases como, Y ahora, ¿quién podrá ayudarnos?” todavía se dicen por las calles mexicanas, y recientemente se le hizo un pequeño homenaje al Santo en la película de Disney “Coco”. No cabe duda que los mexicanos sabemos abrirnos paso en el camino de la fama y crear personajes que se quedan en los corazones de todos.

No contaban con nuestra astucia”

¿Nos faltó algún personaje? Dinos en los comentarios abajo.

9+ Juguetes que te Recordarán tu Infancia en México

Por Rocio Monroy

“En el mundo moderno lleno de tecnología es difícil imaginar que alguna vez jugamos con juguetes hechos de madera o que nos sentábamos por horas a jugar juegos de mesa.”

Photo by Kelly Sikkema on Unsplash

Muchos expertos hablan de la importancia de restringir el tiempo que pasan nuestros hijos frente al televisor. Pero, ¿sabías que alejar a nuestros hijos de la tecnología y, en su lugar, ofrecerles juguetes que no utilizan baterías ayuda a desarrollar su imaginación?

El brindarles a nuestros hijos juguetes hechos a mano y 100% mexicanos no solo les ayuda aprender acerca de la cultura mexicana, además les ayuda a ser más inteligentes cada día.

Aquí hay una lista de los juguetes mas famosos de nuestra infancia que podríamos compartir con nuestros hijos:

Lotería

Source: Amazon

Este juego no solo es divertido, pero también puede ayudar a tus hijos a aprender nuevas palabras en español. Tiene la garantía de que mantendrá a toda la familia entretenida por varias horas.

Boxeadores de madera

Source: Wikimedia

El juego de los boxeadores es perfecto para personas que quieren desafiar su rapidez. Quizás este juego les parezca fascínate a los niños que les gustan los video juegos o los retos. Los dedos más rápidos serán los que se lleven el cinturón de oro.

Muñecas de trapo

Source: Amazon

Las muñecas de trapo son una artesanía nacional que no son tan apreciadas como deberían. Cada muñeca es diferente porque todas son completamente hechas a mano. Este podría ser un hermoso regalo para una futura mamá o como regalo de ultima muñeca para una quinceañera.

Pirinola

Source: Amazon

Tal vez alguna vez te hayas sentido frustrado por “perder todo” con este juego, pero tal vez también hayas sido el afortunado de “ganarlo todo”. Con este juego podemos expandir nuestra imaginación e inventar nuevas formas de usar la pirinola en tareas del hogar, actividades, ejercicios, etc. Cada familia puede tener su propia forma de jugar pirinola y crear nuevas tradiciones que marquen la infancia de tus hijos.  

Las tablitas

Source: Amazon

Algo que parece cosa de magia son las famosas tablitas, la forma en que cambian de posición impactan a muchos y es increíble saber que artesanos mexicanos son los creadores de este fantástico juego.

El balero

Source: Amazon

El balero es uno de los juegos más desafiantes de todos, además de que es casi imposible poner el balero en su lugar en el primer intento, también debes de cuidar no terminar con un ojo morado. Pese a todos estos retos, puedes pasar varias horas disfrutando de este juego.

El trompo

Source: Amazon

Algo nuevo que les puedes enseñar a tus hijos son los “picotazos”. Este juego es el favorito de muchos, puedes practicar por horas para perfeccionar el arte del trompo y también puedes jugar con varias personas para ver quién es el que puede mantener su trompo girando hasta el final.  

Domino

Source: Wikimedia

El domino no es 100 % mexicano, ya que se cree que en realidad fue creado en China. Sin embargo, nuestros artesanos mexicanos pueden crear hermosos juegos de madera que puedes utilizar en las reuniones familiares para entretener a tus invitados.

Mascara de luchador

Source: Wikimedia

Hay muchos niños que les gusta jugar Make-Believe o disfrazarse para parecerse a su personaje favorito. Ya sea para Halloween o simplemente para pretender ser luchador mexicano, las máscaras de luchadores son ideales para niños con grandes imaginaciones.

Estas no son ni la mitad de las cosas que las manos mexicanas pueden crear, hay desde carros, guitarras, matracas, carruseles, camiones, yo-yos y mucho más. No necesitas un centro comercial para encontrar el juguete perfecto para tus hijos, la próxima vez que tengas la oportunidad de visitar México, tal vez seria buena idea pasearse por las calles llenas de artesanías y apoyar a los artesanos que tanto necesitan de nuestro apoyo.

Source: Unsplash

“Recuerda que lo que está hecho en México está bien hecho”