6 Deliciosas Bebidas para esta Época de Invierno

Con la llegada del otoño y consecuentemente el invierno uno busca el calor que nos traen nuestros platillos festivos favoritos, y nada es más cálido que una buena bebida para sentirse reconfortado. Ahora en día, en cuanto caen las hojas todos corremos a Starbucks por sus ya famosos “holiday drinks.” ¿Pero qué hay de las bebidas más tradicionales? Por suerte para nosotros que somos Mexicanos y Estadounidenses tenemos mucho de donde escoger, entre el champurrado, eggnog, ponche navideño, y apple cider la opciones son vastas. Algo interesante que encontré en mi búsqueda de recetas tradicionales, es que la mayoría de las recetas americanas contenían alcohol mientras que las mexicanas estaban hechas con maíz y cacao no sé a que se deba pero lo que es cierto es que hay de donde escoger, dependiendo de tus días festivos y tu tipo de fiestas.

Ponche Navideño

El ponche navideño consiste de varias frutas de temporada cocidas en agua, canela, y piloncillo. Varia de region en region, en algunas partes de México se le agrega caña mientras en algunas otras jamaica y tamarindo. Es una bebida que se sirve caliente y le puedes agregar alcohol o dejarla como es para los más pequeños. Suele tener un hermoso color rojo que lo hace ver muy festivo y se sirve con trozos de frutas. 

Photo by Amanda Vick on Unsplash

Apple Cider

Apple cider es una bebida con base de manzanas a la cual se le agrega canela, jengibre, y clavos de olor. Es de esas bebidas que dejas sobre la estufa por ocho horas o más y suela aromatizar toda tu casa. Similar a el ponche se sirve caliente y se le puede agregar alcohol, la diferencia es que mientra el ponche lo tomas con los trozos de frutas incluidos el apple cider lo pasas por un colador antes de beberlo. 

Champurrado 

Voy a admitir que el champurrado no es mi bebida favorita pero el aroma a piloncillo, canela, y clavos de olor te llena de calidez en los días fríos. Es elaborado con maíz y cacao y suele ser una bebida muy espesa y llenadora, por lo cual es conveniente para aquellos que salen de su casa muy temprano a trabajar. La leche evaporada le agrega una dulzura y cremosidad muy agradable al paladar.   

Photo by Stocksnap on Pixabay

Eggnog

Ya que estamos en temas de bebidas cremosas es imposible dejar de mencionar el eggnog. El eggnog es en mi opinión la bebida navideña más popular en Estado Unidos. Es elaborada con huevos, leche, crema para batir, azúcar, nuez moscada y en ocasiones si así lo prefieren con bourbon o whiskey americano. Puede ser servida fría o caliente y puede ser agregada a otras bebidas como café o té.  

Photo by RitaE on Pixabay

Tascalate 

En mi búsqueda encontré varias recetas que no conocía, una de ellas fue el tascalate. El tascalate es una bebida otoñal muy popular en el sur del país ya que es proveniente del estado de Chiapas. Consiste de tortilla tostada y molida, cacao, canela, semilla de  achiote, piloncillo, azúcar, agua, y leche. La podrias servir caliente pero comunmente se bebe fria sobre hielo o como frappe. Esta es una buena opción para aquellos que viven en lugares donde la temporada de invierno no es fría. 

Photo by Yeh Xintong on Unsplash

Wassail 

El tascalate no fue mi única sorpresa, en Estados Unidos existe algo llamado wassail. Aparentemente es una bebida tradicional que solía ser incluida cuando la gente salía a cantar villancicos por el vecindario. Es un ponche que incorpora apple cider, jugo de naranja, piña, y limón, al igual que varias especies aromáticas. Para aquellos que les gusta tener opciones de alcohol, pueden encontrar recetas con jerez, ron, brandy, y hasta con cerveza.    

Photo by Victoria Shes on Unsplash

Así que antes de ir por su chestnut praline latte o su peppermint mocha denle una oportunidad a una de estas vigorizantes y festivas bebidas. Mexicanas o Americanas tenemos mucho de donde escoger. Cheers!

Cómo celebrar un Thanksgiving muy a la Mexicana

En unos días se festejará unos de mis días festivos favoritos, el Thanksgiving o Día de Acción de Gracias. El dia de accion de gracias se lleva a cabo el cuarto jueves del mes de noviembre y, entre muchas otras cosas, se celebra con una cena que tradicionalmente consiste de: pavo, relleno (stuffing), puré de papa, gravy, ejotes, elotes, salsa de arándanos y el ya famoso pay de calabaza como postre. Y aunque disfrutamos de estos platillos clásicos, somos Mexicanos y está en nuestra sangre agregar nuestro toque personal a esta celebración. A continuación les comparto una lista de las comidas que mi familia integra a nuestra cena de Thanksgiving y que ustedes pueden también integrar a su cena para hacerla más mexicana, así como una tradición que nos entretiene mucho más que ver el fútbol americano.   

Arroz

El arroz nunca puede faltar en esta familia y en este día menos. Es una comida no muy difícil de hacer y le puedes dar de comer a muchos con una olla de arroz rojo, el único problema es que todos solemos pensar que el arroz de nuestra mamá es el mejor arroz. Suerte a aquellos que se atrevan a hacer este platillo porque uno que otro se va a quejar.

Image by Isnt_optional from Pixabay

Salsa

Las salsas son una necesidad, porque la verdad aunque todo lo tradicional sabe muy rico, le falta sazón. Aparte, ya estamos tan acostumbrados a el chile que ni cómo evitarlo. En mi casa normalmente hacemos un pico de gallo y una salsa verde, que en mi opinión suele ser la mejor salsa. Y aun así todos tenemos a ese tío al que le tenemos que sacar un chile porque se lo come a mordidas.  

Photo by Luke van Zyl on Unsplash

Tortillas 

Ese mismo tío es el que se sienta y dice que él no come con pan, y ahí entran las tortillas. Si somos honestos el pavo solo es un pollo enorme y si el mole nos lo comemos con tortillas, entonces aquí también aplica. Nosotros preferimos las de harina porque somos del norte pero no se le hace el feo a las de maíz, un buen taco con cualquier tortilla amarra. 

Image by RociH from Pixabay 

Frijoles

Los frijoles son algo de en vez en cuando. No todos los años consumimos frijolitos en este día pero hay veces que mi tía acaba de poner frijoles a cocer la noche anterior y pues nunca se le dice que no a un buen plato de frijoles. Mi preferencia en este día son en bola pero la mayoría de mi familia los prefiere refritos así que no hay nada que hacerle. 

Image by HomeMaker from Pixabay

Aguacate

El aguacate, se podría decir,  es el fruto mexicano más famoso en el mundo y con justa razón. No hay nada que no puedas acompañar con un aguacate o en nuestro caso unos cuatro. Mi mamá siempre a sido fan del aguacate así que por ella siempre tenemos que tener dos o tres aguacates en la mesa, a veces más porque ella se termina uno sola.  

Photo by Kelly Sikkema on Unsplash

Buñuelos

Tengo que admitir que soy la única persona en mi casa a quien le gusta el pay de calabaza y los postres en general. Así que normalmente mi tía compra un pay para mi y dos días antes se pone a hacer buñuelos. Mientras yo me como mi aburrido pay ellos se hacen un café y se ponen a degustar de este crujiente manjar, pero no crean, ya en la noche yo también suelo rematar con uno. 

La Diversion

Una tradición que no muchos, fuera de Estados Unidos, conocen del día de acción de gracias es la del fútbol americano. Todos los años desde 1890 se han llevado a cabo juegos de fútbol americano en thanksgiving, en 1934 se televisó un juego por primera vez convirtiéndolo en una tradición que aún se ve hoy en día. Pero somos Mexicanos, y aunque a algunos de nosotros nos gusta el fútbol americano, la mayoría somos más fanáticos del fútbol normal o el soccer así que no solemos ver la televisión en ese día. Pero hace algunos años comenzamos nuestra propia tradición y en lugar de ver el fútbol nos ponemos a jugar lotería. Sentarnos todos a la mesa con un café a jugar lotería es lo más divertido para esta familia, es un momento para echar chisme y platicar, hay veces que sin darnos cuenta pasamos horas jugando. La verdad creo que este día se ha vuelto uno de mis favoritos por la manera en que lo festejamos en mi casa, por el hecho de que es un día en que no hay pleitos y estamos todos junto sin el estrés que a veces traen otras fechas como la navidad. 

Les deseo que pasen un día de acción de gracias divertido y a gusto con sus seres queridos. Y quisiera saber qué tradiciones y comidas han integrado ustedes a su Thanksgiving. Digannos en los comentarios abajo.

¿Qué Hacer con Esas Enormes Porciones en La Comida Americana?

Por Rocio Monroy

Dicen que el tamaño sí importa, y tal vez en muchas ocasiones esto sea verdad. Pero cuando se trata de la comida, las grandes porciones no son lo más saludable. Comer en exceso no solo nos ocasiona enfermedades y problemas de la salud, también cambia nuestro cuerpo de una forma negativa.

Photo by Alexandra Gorn on Unsplash

Sin embargo, es muy difícil mantenerse alejado de las grandes porciones en Estados Unidos, ya que no importa a que restaurante vayas, es de esperarse que los platos desborden comida.

Tristemente, una de las cosas que caracteriza a las personas estadounidenses, es el sobrepeso. Y tal pareciera que todo aquel que reside en la tierra de los valientes pronto se adapta a este tipo de vida y gana muchas libras extras.

Photo by Melissa Walker Horn on Unsplash

Pero, ¿por qué las porciones enormes son tan tentadoras?

Aperitivos

No solo los platillos principales son parte de las grandes porciones, también los aperitivos se unen a la gran lista de las muchas cosas que las personas comen sin pensar en las consecuencias. Sin embargo, no podemos culparlos, ya que en varias ocasiones los restaurantes ofrecen aperitivos gratuitos como parte de su campaña publicitaria para atraer más clientes.

La gente cae en esta trampa y pronto se encuentran en los restaurantes pidiendo aperitivos y platillos principales del tamaño de una montaña. Antes de que se den cuenta sus mesas están llenas de tanta comida que no saben qué hacer con ella.

Bebidas

Una de las cosas más impactantes para los mexicanos que recién llegan a Estados Unidos, es descubrir que cuando vas a un restaurante, los refrescos, tés y jugos son ilimitados. Hay ocasiones en que ni siquiera te has terminado todo el vaso, cuando el mesero ya te está trayendo otro refresco.

El refresco y bebidas azucaradas son tan económicas que la gente no ve problema en tomarlas constantemente. Son tan baratas que en las gasolineras las puedes comprar por centavos.

Platillos principales

Photo by Lee Myungseong on Unsplash

Todo sería felicidad y armonía si solo comiéramos hasta sentirnos satisfechos. Pero uno de los grandes problemas es que no sabemos decir “no”. Una cosa es comer una hamburguesa sencilla y otra cosa es comer una hamburguesa doble con tocino, triple queso y aderezos desbordándose por todos lados acompañada de papas fritas.

Muchos restaurantes juegan trucos psicológicos con nuestra mente, lo cual nos invita a comer hasta explotar. Cuando una gran cantidad de comida está frente a nosotros, sentimos la necesidad de comer todo, sin dejar una migajas, simplemente porque no queremos desperdiciar nada.

Photo by Christopher Flowers on Unsplash

Muchas personas pierden la noción de lo que realmente es importante para nuestra salud, porque en muchas ocasiones, para ellos, es mejor ahorrarse unos dólares y terminar yendo a un restaurante de comida rápida. Porque, a quién no le gusta comer un platillo entero (hamburguesa, papas fritas y refresco) por menos de 5 dólares y salir del restaurante lleno y feliz.

No obstante, no olvidemos que toda esta comida chatarra no nos ofrece las suficientes vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita. De hecho, en lugar de traerle beneficios a nuestro cuerpo, les provoca deterioro y daño a nuestros órganos. Es bien sabido que la comida rápida es causante de cáncer, problemas del corazón y obesidad.

Así que, aunque esas grandes porciones se vean muy apetitosas, es mejor optar por las ensaladas, frutas, verduras y las pequeñas porciones. No solo vivirás una vida más saludable y plena, también te sentirás más activo y listo para cualquier cosa que se te ponga enfrente.