Visitando Mi Ciudad Favorita: Monterrey

Bienvenidos a otro episodio más de ciudades que me enamoran. Hoy le toca el turno a mi ciudad favorita, y no solo porque mi familia vive aquí, Monterrey. La sultana del norte, la ciudad de las montañas, la capital industrial de México, como sea que la conozcas, Monterrey es una ciudad que no te puedes quedar sin visitar. Siendo la capital del estado y la ciudad más poblada del mismo, con más de 4 millones de habitantes, ten por seguro que vas a encontrar algo que hacer durante tu visita. Monterrey es parte de la zona metropolitana de Monterrey, la cual es formada por la capital y once otros municipios, convirtiéndola en la tercera metrópoli más poblada del país después de CDMX y Guadalajara.

Photo by Gabriela Montfort

Una de las razones por la cual amo esta ciudad es porque perfectamente combina lo histórico con lo moderno. Si visitas el centro de la ciudad vas a ver casas y edificios de época colonial, pero en cuanto cruzas la montaña hacia el sur de la ciudad verás edificios modernos con ventanales que por la noche reflejan las luces de la ciudad. Otro aspecto que amo de Monterrey es la manera en la cual á incorporado a la naturaleza de la región en su entorno industrial, entre los edificios y casas que poco a poco van trepando las montañas puedes encontrar reservas natural que los regios visitan para ejercitarse y pasar un rato en familia. Pero ahora sí empecemos con mi lista de lugares para visitar:

Museos

Photo by Gabriela Montfort

Monterrey cuenta con varios museos, tres de ellos enfocados en la historia nacional, regional, y local: El Museo de Arquitectura, el Museo del Noreste, y el Museo del Palacio. Los primeros dos mencionados son un ejemplo de la arquitectura contemporánea de la ciudad mientras que el tercero presume de una arquitectura neoclásica. Para los amantes del arte está el Museo de Arte Contemporáneo, mejor conocido como el Marco, el cual promociona el arte contemporáneo internacional con interés especial en las artes visuales latinoamericanas. El Museo del Acero Horno 3 que se encuentra en el Parque Fundidora se encarga de fomentar las ciencias y tecnología, y educa a los visitantes sobre la historia de la industria acerera en México.

Parques y Plazas

La Macroplaza localizada en el centro de la ciudad es una de las plazas públicas más grandes del mundo. De noche puedes observar el láser que emana del faro de comercio, una torre de color naranja que cuenta con 70 metros de altura. También podrás visitar y tomarte fotos en la Fuente de Neptuno, que se encuentra al norte de la macroplaza.

Photo by Gabriela Montfort

Cruzando la calle se encuentra el Paseo Santa Lucía, un río artificial que puedes recorrer en un bote o a pie. El río te lleva desde el Museo de Historia Mexicana hasta Parque Fundidora. Al lado del río se encuentran varios restaurantes y cafés donde puedes parar a tomar un refrigerio o solo a sentarte y disfrutar de la vista. No se te olvide tomarte una foto con el Cerro de La Silla ya que desde cualquier parte del río puedes disfrutar perfectamente del emblema más representativo de la ciudad. Si visitas en épocas decembrinas puedes gozar de luztopia, un espectáculo de luces que se lleva acabo cada año a lo largo del río.

Photo by Gabriela Montfort

Uno de mis lugares favoritos para pasar un domingo en familia es Parque Fundidora. Lo que algún día fue una fundidora de fierro y acero hoy es un parque con espacios dedicados al desarrollo de actividades culturales. El parque también cuenta con amplias áreas verdes donde la gente puede jugar futbol o andar en bicicleta. Para los más pequeños hay juegos distribuidos por casi todo el parque. Fundidora es hogar del Museo del Acero Horno 3 mencionado previamente.

Photo by Gabriela Montfort

Para los amantes de la naturaleza está el Parque Ecológico el Chipinque, el Parque la Huasteca, y la Cola de Caballo. Como ya les platiqué de la Cola de Caballo en un blog anterior hoy nos enfocaremos en los primeros dos parques. El cerro de Chipinque se expande a tres municipalidades de la zona metropolitana de Monterrey: Monterrey, San Pedro Garza García, y Santa Catarina. El parque es una área restringida de más de mil hectáreas en el cual se pueden realizar diversas prácticas al aire libre. El senderismo, ciclismo, observación de aves y mariposas entre otras cosas. Si no eres una persona muy atlética también puedes subir en auto y disfrutar de un picnic siempre y cuando no enciendas fuego en el parque. También cuenta con varios miradores desde los cuales puedes disfrutar de toda la ciudad y tomar unas muy buenas fotos. En el municipio de Santa Catarina se encuentra el Parque la Huasteca. Al igual que en el Chipinque, el parque se presta para deportes como el senderismo y ciclismo pero para los que les gustan las cosas más fuertes también pueden escalar las montañas. Disfrutar de las montañas en la huasteca es una experiencia única. El estar rodeado de estas rocas majestuosas te hace sentir lo pequeño que eres a comparación de lo que ofrece la naturaleza.

Niños

Photo by Gabriela Montfort

La mayoría de las cosas que he mencionado anteriormente son cosas que puedes hacer con niños. Pero si buscas algo más específico, existen varios parques de diversiones en Monterrey. Bosque Mágico, Loroaventura, y Plaza Sesamo entre otros. Pero hay un parque que siento todos deberían visitar aunque solo sea una vez, Bioparque Estrella. Bioparque Estrella es una reserva natural que se expande más de 300 hectáreas, en ella viven más de 50 especies de animales provenientes de todos los continentes. La atracción principal del parque es un safari en el cual te subes a un camión y das un recorrido durante el que puedes alimentar a los animales que pasean libremente por una área cercada del parque. También cuentan con zonas de petting zoo y un teatro en el cual los animales dan la función. Un chapoteadero, una zona de dinosaurios, y varios juegos aseguran que tendrás varias horas de diversión.

Noches

Photo by almacen42

Las noches en Monterrey también son muy divertidas, ya sea que visitas uno de los muchos restaurantes de moda en la ciudad o disfrutas de un concierto en la Arena Monterrey. Pero lo más divertido es visitar el famoso Barrio Antiguo. Barrio Antiguo es un lugar muy bonito para visitar durante el día, con sus calles de piedra y edificios erigidos circa el siglo XIX, pero de noche es el mejor lugar para tomar una copa y bailar. Decenas de bares y restaurantes alinean las calles, música de todo tipo emana de estos para que tengas de donde escoger. En barrio todos encuentran algo que les va a gustar, eso es casi seguro. Mi lugar favorito para relajarme y tomarme una cerveza con amigos es Almacen 42, donde por cierto también tienen deliciosa comida.

Gastronomía

Photo by Gabriela Montfort

Monterrey es muy conocido por sus carnes asadas, y con justa razón, pero el cabrito es el platillo típico de la región. Hay miles de lugares donde puedes degustar de este platillo pero lo más tradicional es el famoso Rey del Cabrito. Para los que quieren algo diferente o no son muy carnívoros Monterrey cuenta con varios cafés súper eclécticos, mi favorito es el Trece Lunas y el platillo a pedir los chilaquiles ya ustedes decidan si verdes o rojos. Admito que aunque yo sí soy carnívora mi lugar favorito para comer es un restaurante que se especializa en menudo y pozole llamado Menudo Don Luis, no sé si es el ambiente o la decoración pero ese es el mejor pozole que he probado se los prometo. Ya para terminar, siempre es bueno llevar un recuerdito de vuelta a casa, y nada mejor que un dulce típico de la región. Las glorias son un dulce típico de Linares N.L. elaboradas con leche quemada, y son una delicia, cremocitas y no muy empalagosas. No se como más describirlas, sólo se que son de mis dulces típicos favoritos y las tienen que probar. Son muy fáciles de encontrar en cualquier tienda, solo busquen la envoltura roja.

Espero y les allá gustado mi pequeño guía de mi ciudad favorita, y que los que aún no la han visitado se den una vuelta. Monterrey es una ciudad muy dinámica y espero los enamore a ustedes también.

Si crees que me ha faltado mencionar algo de Monterrey, por favor dímelo en los comentarios abajo.

Batallando el Prejuicio de “La Tia Solterona”

La mayoría de nosotros tenemos esa tía que nunca se a casado, la solterona que todos tachan de borracha e irresponsable. Lo que nunca imaginamos es que muchas de nosotras nos convertiríamos en esa tía, por lo menos yo nunca lo pensé. Este año voy a cumplir 27 años, y en esos 27 años nunca e tenido una relación, y si soy completamente honesta no es algo que me haga falta. Pero aunque yo esté feliz así, mi familia no lo esta.

Photo brookelark on Unsplash

Las mujeres, especialmente la latinas, siempre hemos tenido la presión de la sociedad y de nuestras familias de seguir un plan previamente estipulado, por quién sabe quién, en el que una tiene que encontrar pareja a cierta edad, casarse a cierta edad, y tener hijos a cierta edad. Muchas de nosotras nos lo hemos tomado tan a pecho que dejamos a un lado nuestra identidad, se nos olvida que tenemos sueños e intereses propios porque cada año que pasa “se nos está acabando el tiempo.

Yo solía ser de las personas que tenía todo un plan. Para los 28 ya estaría teniendo a mi primer hijo después de 3 años de matrimonio, y pues no. Cada que cumplía años y seguía sola me estresaba pensando en lo horrible que iba a ser llegar sola a todos los eventos. Después decía “¿que estaré haciendo mal? De seguro es por gorda o porque no soy muy sumisa. Como yo no soy bonita como mi hermana.” Habían esas personas que me decían “es que tienes que ser menos brusca no digas todo lo que se te ocurre, deja de salir de la casa desarreglada” y me preguntaba si estaba mal tener mi propia manera de pensar y ser honesta y dar mis opiniones.

Habían esas personas que me decían “es que tienes que ser menos brusca no digas todo lo que se te ocurre, deja de salir de la casa desarreglada”

Pero a los 17 años pasó algo que me hizo ver que yo no era el problema. Estaba en mi clase de francés y un amigo estaba jugando con mi mejor amiga entonces ella le dijo “aish! porque siempre son así conmigo y a Gaby no le dicen nada” a lo que él contestó “Gaby nos intimida, porque es de las que sí saben lo que quiere.” Con esa frase me di cuenta que el problema era que la gente no estaba lista para aceptar que hay mujeres de personalidad fuerte, saber lo que quieres y hablar abiertamente de ello no es algo negativo pero sí inesperado porque nos educan para ser sumisas y aceptar todo. Yo nunca hice nada para intimidar a nadie solo decía lo que quería cuando quería, pero eso los asustaba.

Desde ese día empecé a escuchar lo positivo que la gente decía de mí: que era inteligente, chistosa, algunos hasta decían que era bonita. Admito que cuando cumplí 22 años y seguía sola volví a caer en la idea de que estaba haciendo algo mal, pero luego empecé a salir a citas y había veces que decían “wow, tu quieres hacer muchas cosas y pláticas muy padre” y después me dejaban de hablar. Me di cuenta que era intimidante para ciertas personas estar con alguien que no tiene planes de casarse o tener hijos o depender de nadie.

Photo by micheile on Unsplash

Ahora en día hay más y más mujeres que son independientes que están más enfocadas en tener una carrera, en estudiar, en ser emprendedoras y siento que son un gran ejemplo para muchas niñas y adolescentes. Pero aún así siguen habiendo personas que juzgan a esas mujeres, que las presionan para que busquen pareja y que tengan hijos “porque luego te vas a morir sola.” Y si no quieren pareja e hijos aseguran que algo está mal con ellas o que son lesbianas, como si eso fuera impedimento para tener una familia.

Hace algunas semana fui a la premier de Mujercitas y salí de la sala muy feliz, no solo porque la película habla de la hermandad y de seguir tus sueños, pero porque demuestra que las mujeres somos seres independientes con gustos diferentes y sueños diferentes que no son menos válidos unos que otros. Cada una de las hermanas sabía el camino que quería recorrer y así lo hicieron. Meg soñaba con formar una familia y tener una vida tranquila mientras que Jo quería ser una gran escritora y valerse por sí misma.

“Hay mujeres que quieren casarse y formar una familia, hay otras que quizá solo quieren hijos pero no casarse, hay mujeres que quieren tener su propio negocio y ser empresarias, y hay mujeres que quieren viajar por el mundo sin dar explicaciones a nadie.”

La vida real es así, hay mujeres que quieren casarse y formar una familia, hay otras que quizá solo quieren hijos pero no casarse, hay mujeres que quieren tener su propio negocio y ser empresarias, y hay mujeres que quieren viajar por el mundo sin dar explicaciones a nadie. Y todas somos importantes, todas tenemos el derecho a seguir el rumbo que queremos sin ser criticadas. Las amas de casa no son más tontas que las demás, y las profesionistas no son más frías y cortantes. Tampoco es imposible lograr un balance entre tu profesión y tu familia y no deberían las mujeres sentirse obligadas a elegir una cosa o la otra.

Tampoco deberíamos de sentirnos presionadas por lograr nuestras metas en los tiempos de alguien más. Si nos vamos a casar algún día es porque vamos a conocer a alguien que valga la pena. No tenemos que conformarnos con algo que no queremos. Y si inicias una carrera y te tardas en llegar a tu meta no quiere decir que fracasaste y que tienes que dejarlo ir.

A lo mejor algunos van a tener problemas con este artículo, pero siento que son cosas que tenemos que tener presentes. Aparte quiero que las mujeres entiendan que tienen opciones que sus sueños valen la pena. Y para las tías solteronas este 14 de febrero enfoquemos en nosotras, en ser mejores mujeres en crecer como personas. Salgan al cine,vayan a cenar, dense un regalo. Entiendan que no es necesario que alguien más las ame para sentirse amadas, empecemos por amarnos a nosotras mismas.

Mi Sentimiento de Culpa por Vivir en Estados Unidos

Siempre he escuchado hablar de la culpa que sienten las personas que dejan a sus familias atrás para buscar más oportunidades en Estados Unidos. Yo no deje a mi familia por voluntad propia así que estando más joven no me percataba de lo horrible que era ese sentimiento de culpa, pero conforme ha pasado el tiempo me he dado cuenta que es algo angustiante y doloroso.

Photo by emirsaldierna on Unsplash

Yo viví con mi familia en Reynosa,Tamaulipas hasta cumplir cinco años, a esa edad mis padres me mandaron a vivir con mi tia en Texas. Durante las vacaciones volvía a México con mi familia y todo era mágico hasta que llegaba el día en el que tenía que regresar. Recuerdo sentirme desconsolada y abandonada, era tan intenso que me daban ataques de ansiedad cada que tenía que volver. Y así fue mi vida hasta que cumplí como catorce años. A esa edad sales con tus amigos tienes actividades extracurriculares en la escuela que te entretienen y ya no sientes la necesidad de estar siempre con tu familia. Pero justo cuando pensé que todo había pasado mi papá se enfermó de cáncer y mi mundo dio un giro, tenía diecisiete años más o menos así que ya tenía más conciencia de lo que esto significaba.

Quería pasar cada segundo posible con mi papá y de ahí fue que nació este sentimiento de culpa, el dolor que sentía antes al dejar a mi familia cambió y se hizo más fuerte. Cuando era pequeña el dolor era un dolor egoísta, solo porque yo necesitaba a mis padres y los quería conmigo, pero el dolor que sentía ahora era por no poder estar ahí para ellos apoyándolos, ayudando a cuidar a mi papá como lo hacía mi hermana. Mi papá falleció un mes después de mi graduación de la high school, yo no estuve ahí. Nunca he sido de las personas que vive con arrepentimientos, la vida es lo que es y todos tomamos decisiones para bien o para mal, pero el no estar ahí cuando falleció ha sido la culpa más grande que he sentido jamás. La tristeza de no haberle podido decir cuánto lo amo una vez más me sigue torturando hasta el día de hoy.

Desde ese día me aferré a estar con la familia que me queda, pero no siempre es fácil. Aunque soy bastante emocional también soy muy razonable y yo sabía que sería más fácil estudiar la universidad en Estados Unidos. Sería más fácil obtener ayuda financiera para que mi mamá no tuviera que preocuparse por nada. Mi idea era terminar y regresar a México, pero las cosas cambian. Mi hermana se casó y tuvo dos hijos y yo me tardé más de lo pensado en terminar. Aparte, sales de la universidad y tienes que empezar a pagar deudas estudiantiles, y me empecé a sentir atada.

Photo by crisscerda on Unsplash

El pasar tiempo en México se empezó a volver más difícil y con eso incrementó el sentimiento de culpabilidad. Culpabilidad por no pasar mucho tiempo con los niños, por no poder ayudarle más a mi hermana, por sentir que mi mamá tiene que estar viajando mucho. Y ese sentimiento empeora cada vez que mi hermana me dice que se siente sola o cuando mi sobrino me pregunta cuando voy a jugar con él. Pero también pienso, si dejo todo y me voy no voy a encontrar un trabajo que me pague lo suficiente para pagar mis deudas y tendría que vivir con mi hermana dependiendo de ella y no quisiera incomodar a nadie. Quiero ganar bien para ayudar a mi mamá para quizá ayudar a mi hermano que trabaja mucho y gana poco, tengo culpa de ser una carga y no alguien útil.

Una gran culpa también es el hecho de no visitar la tumba de mi papá, mi hermana vive en Monterrey y yo en Estados Unidos así que mi mamá va y viene de un lado a otro y siento que hemos abandonado a mi papá en Reynosa y no puedo con eso. Muchos dirán que mis culpas se pueden resolver fácilmente o con el tiempo, y estoy de acuerdo, pero mi historia es una de muchas.

Cuando pensé en esto pensé en los hijos ciudadanos de inmigrantes deportados que quizá visitan a sus padres pero luego los tienen que dejar porque sus vidas están hechas en otro país, y porque si los quieren ayudar es más conveniente hacerlo desde Estados Unidos. El dolor de saber que quieres estar ahí para ellos físicamente pero para ayudarlos tienes que dejarlos es muy fuerte. Y cada que pienso en el hecho de que yo puedo ir y venir me siento culpable por quejarme sabiendo que hay personas que llevan años sin ver a sus seres queridos o visitar sus hogares. También pienso en todos esos padres que toman la decisión de dejar a sus hijos por darles un mejor futuro, los juzgamos porque vemos el dolor de los niños pero ahora entiendo el dolor tan grande que tienen que estar pasando los padres.

Creo que los seres humanos por naturaleza sentimos que nunca estamos haciendo lo suficiente pero en realidad ¿qué es lo suficiente? No podemos estar en todo aunque así lo quisiéramos, muchas veces la culpa nos hace creer que estamos mal pero al final del día no hay nada que no requiera algo de sacrificio. Pero también entiendo que lidiar con esa culpa es difícil. Ahora que soy mayor, recuerdo que mi papá me llamaba todas las noches sin falta para preguntar como me fue y para darme la bendición. De niña no lo meditaba mucho, era solo una costumbre. Pero hoy empiezo a ver que mi papá buscaba su propia manera de aliviar su culpa, quería que yo supiera que me amaba que estaba ahí cuando lo necesitara, y no sé si le funciono pero a mi me hacía muy feliz.

No sé exactamente como aliviar este sentimiento en todos ustedes, si es que lo tienen, porque todos somos diferentes. Pero creo que el método de mi papá era muy bueno, ahora en día es más fácil comunicarse, es más sencillo conversar con personas que están en otras partes del mundo. Lo importante es hacerle sentir a nuestros familiares que los amamos que no los hemos olvidado, creo que nos fijamos mucho en lo material que olvidamos lo importante que es el afecto. Y el saber que no les estamos dando amor es lo que más pesa.

Espero y este año puedan todos pasar más tiempo con sus seres queridos. Pero si no es así, espero que por lo menos puedan hacerles sentir que los aman, qué aún a distancia están juntos. Yo por mi parte intentaré estar más presente cuando me llama mi familia, y trataré de dejar ir lo que ya no puedo cambiar. Espero y también encuentren la solución a esa pena porque necesitamos un mundo más feliz y lleno de amor.

Conoce los Orígenes de el Día de la Candelaria

Ha llegado un día muy esperado por muchos, bueno por aquellos que no sacaron el niño dios en la rosca del día de reyes, el día de la Candelaria. El día de la Candelaria se festeja el 2 de febrero. Durante este día se celebra la purificación de la virgen y aquellos que pusieron un nacimiento visten al el niño Dios y lo llevan a la iglesia a ser bendecido. Esta fecha es muy conocida por ser el día de los tamales, ya que a las personas que les tocó el niño Dios el 6 de enero, en la rosca, deben organizar una tamaliza. ¿Pero cuál es la razón por la cual comemos tamales ese día y de dónde se origina el día de la Candelaria?

Photo by Wikimexico

La virgen solía ser la protagonista de esta festividad ya que, según antropólogos, el 2 de febrero se cumplían exactamente cuarenta días después de el nacimiento de Jesús, por lo cual en esta fecha, ya cumplida su cuarentena, la virgen acudió a la iglesia para ser purificada y dar gracias a Dios por la llegada de Jesús. Es dicho que María llevó candelas a la iglesia en este día para ser bendecidas y por muchos años esa fue la tradición, la gente acudía tal cual María para agradecer a Dios por la luz que Jesús trajo a la humanidad. 

En México, según el historiador Arturo Cardoso, el festejo del día de la Candelaria deriba de la combinación entre la cultura prehispánica, católica y judía y ha sido alterado con el tiempo. El 80% de los mexicanos somos católicos y sabemos que todos estos festejos llevan una gran influencia de esta religión y la cultura que va con ella. Pero el día de la Candelaria cuenta principalmente con la influencia judía. En la cultura judía se encuentra el libro de Vaikrá, en el cual se indica que las mujeres a los cuarenta días de dar a luz tienen que asistir a la iglesia a purificarse y dar gracias con una paloma, la paloma con el tiempo se convirtió en candela y de ahí nace el día de la Candelaria.

Photo by dennischrader on Unsplash 

De la influencia prehispánica llega la tradición de comer tamales. El 2 de febrero marcaba el inicio de la temporada de siembra en México. En este día se llevaba a bendecir el maíz que se sembraria como tributo a los dioses Chachitlicuetl y Tláloc. En la época del virreinato y con la evangelización de los pueblos indígenas estas tradiciones se juntaron y la costumbre de bendecir el maíz cambió a comer tamales. 

Hoy en día el día de la Candelaria se celebra de dos formas: la primera es con una procesión que se acompaña con música y pirotecnia que sirve para venerar a la virgen. La segunda consiste en que los creyentes acuden a la iglesia a presentar a sus niños Dios a ser bendecidos. Los niños deben de ir vestidos en distintos y vistosos atuendos. Después de la misa invitan a los vecinos a asistir a sus casas a degustar de unos deliciosos tamales, ofrecidos comúnmente por las personas que el 6 de enero sacaron a él niño en la rosca.

El día de la Candelaria es un día lleno de fe y buena comida que los Mexicanos nunca dejaran morir. 

La Cuesta de Enero También Existe en Estados Unidos, Evítala!

Ya sea que vivamos en México o en Estados Unidos después del seis de enero a todos nos llega la temida “cuesta de enero.” Seamos honestos, casi todos tendemos a gastar de más en el mes de diciembre, entre regalos, cenas, y viajes se nos va el dinero de las manos como si fuera agua. Ahora si a esto le agregas las subidas de tarifas en gastos cotidianos que se da en el mes de enero esto se vuelve un mes infernal para nuestro bolsillo.

Por suerte, según los profesionales, hay manera de no sólo aliviar el problema sino también de prevenirlo.  

Photo by jpvalery on Unsplash

Cuatro maneras simples de evitar sufrir la cuesta de enero:

  1. Elabora un presupuesto, haz una lista de tus ingresos y tus gastos y solo gasta basado en eso.
  2. Guarda algo de tu aguinaldo, o bonus en Estados Unidos, para el mes de enero. Aunque sea sólo para los gastos básicos como la renta, servicios y comida. 
  3. Liquida la deuda de la cual puedas salir más rápido, así tendrás un acreedor menos y sera algo de lo cual no tendrás que preocuparte en un futuro. 
  4. La comida es algo importante, si vas a estar saliendo a cenar durante los fines de semana con amigos, entonces planifica mejor tu comida de la semana y solo compra lo necesario para evitar desperdiciar. Otra buena idea es llevar comida al trabajo en lugar de ir a comprar fuera. 
Photo by rupixen on Unsplash

Cuatro formas de lidiar con las deudas de enero:

  1. Vende lo que sea que ya no necesites, cosas como muebles y electrónicos, quizá incluso ropa que no esté muy usada. 
  2. Como mencioné anteriormente, es momento de apretarse el cinturón. Por un buen rato olvídate de salir a tomar un café o de ir al cine, no te dejes engatusar por promociones que solo te harán gastar de más. 
  3. Si piensas consolidar tus deudas usando una tarjeta de crédito asegúrate de usar solo una, y que sea la que te cobre la menor tasa de interés. También evita pagar deudas de tarjetas con otra tarjeta, ya que esto solo generará una bola de nieve de la cual será difícil salir. 
  4. Solo pide un crédito personal o un préstamo como último recurso, y sólo en caso de emergencia. Antes de esto busca entre amigos y familiares a alguien que te pueda dar una mano para salir de deudas. 

Hay muchas maneras más de ayudarnos durante este mes para salir de deudas, pero espero y esto les sirva de ayuda. Algo que aprendí mientras investigaba este tema es que lo principal es cambiar nuestros hábitos como consumidores, es importante dejar de gastar más de lo que tenemos aunque sea tentador. Darse lujos de vez en cuando es genial siempre y cuando no terminemos sin dinero y estresados. 

Santiago, Nuevo León: Pueblo Mágico

Desde niña, suelo pasar una gran parte de mis vacaciones en Monterrey. Amo la ciudad por sus grandes edificios, su dinamismo, y esa perfecta forma en la que mezcla lo histórico con lo moderno. Pero a cuarenta minutos de esta gran ciudad encontré un lugar que parece sacado de un cuento de hadas. Santiago Nuevo León, también conocido como Villa de Santiago, fue incorporado a la lista de pueblos mágicos en el 2006 y con justa razón.

Situado entre la Sierra Madre Oriental y la Sierra de la Silla, Santiago es un pueblo pintoresco con edificios en los que se refleja el estilo arquitectónico de los siglos XVIII y XIX. La parroquia de Santiago Apóstol construida en 1745 y en palacio municipal edificado en 1910 son solo un ejemplo de la hermosa arquitectura de los siglos pasados. Caminar las calles de este pueblo es como haber tomado un viaje tiempo atrás, no solo los edificios de importancia son antiguos, las casas de los residentes también lo son. Mi hermana lo describió como ir a visitar la casa de la abuela y no se equivoca. 

Photo by diazsiller on Pixabay 

La gastronomía en Santiago es muy típica de Nuevo León, y gira en torno a la carne de res y cerdo, aunque también cuenta con varios restaurantes de comida internacional. Mis recomendaciones son: 

  • Las Palomas, este restaurante se encuentra dentro de un hotel y es muy popular por lo cual vas a tener que hacer algo de fila pero va a valer la pena. Si van a comer con un grupo grande es buena idea pedir varias entradas porque si es algo costoso, pero no se preocupen porque son platos grandes y llenadores.
  • La Casa de la Abuela, un lugar más modesto y de ambiente familiar que ofrece esa típica comida que esperarías de un restaurante en Nuevo León. Aparte me han contado que es buena idea llegar a comerte una nieve en este lugar. 
  • El Charro, no está exactamente en Santiago pero se encuentra en la carretera nacional muy cerca del pueblo. Igual que en La Casa de la Abuela vas a encontrar la comida típica del estado. Visitar El Charro es una experiencia en sí, y genial para las fotos en Instagram, ya que el techo es un enorme sombrero que puedes ver a la distancia.
Photo by Gabriela Montfort

Pero Santiago no es solo un hermoso pueblo colonial, también cuenta con asombrosos paisajes naturales. La presa de la boca es un área recreativa a la cual varias personas acuden para pasear en lancha, montar a caballo, o practicar deportes acuáticos. Tiene sus altas y bajas así que si planeas visitar es mejor investigar y planear adecuadamente. Y si ya se aventuraron a visitar la presa no está de más ir a conocer La Cueva de la Boca donde al atardecer puedes observar salir a miles de murciélagos que forman una nube negra. Para los que les gustan las leyendas, la cueva cuenta con la suya también solo busquen bajo La Cueva de Agapito Treviño y la encontraran.

El Cañón de Chipitín es un lugar que nunca he visitado pero que suena perfecto para los más aventureros ya que cuenta hasta con 7 zonas de rapel. Y uno de los paisajes mas emblemáticos de Nuevo León, La Cola de Caballo. La cola de caballo es una cascada de 27 metros que forma lo que parece una cola de caballo, de ahí deriva su nombre, está rodeada de vegetación y cuenta con una escalinata desde donde la puedes observar. Si te gusta montar puedes rentar un caballo y recorrer la montaña de esa forma, si no puedes subir hasta ella caminando ya que no puedes entrar en auto. Dentro de el lugar se pueden encontrar tienditas para comprar snacks y puesto donde venden los ya tradicionales recuerditos. 

Photo by Gabriela Montfort

Si quieren sentirse acogidos y en total tranquilidad, visiten Santiago y déjense cautivar por su magia colonial. 

Visitando el Pueblo Mágico de Arteaga, Coahuila

México está repleto de lugares turísticos, Cancún, Los Cabos, y La Ciudad de México son tan solo algunos ejemplos. Pero he descubierto que aunque estos sitios son hermosos, México guarda muchos tesoros escondidos en sus pueblos mágicos. 

La secretaría de turismo describe a los pueblos mágicos como “un sitio con símbolos y leyendas, poblados con historia que en muchos casos han sido escenario de hechos trascendentes para nuestro país, son lugares que muestran la identidad nacional en cada uno de sus rincones, con una magia que emana de sus atractivos; visitarlos es una oportunidad para descubrir el encanto de México.” Y estas vacaciones pude corroborar, tras visitar dos de los 121 pueblos mágicos en México, que efectivamente estos lugares emanan magia y te cautivan de una manera inexplicable. 

El primer lugar del cual les quiero platicar es ideal para las personas que aman estar en la naturaleza y es perfecto para desconectarse del mundo. Arteaga se encuentra en el estado de Coahuila a 20 minutos de la capital, que es Saltillo. Es un pueblo rodeado de montañas y maravillosos bosques de pinos que en invierno se cubren de nieve lo cual hizo que Arteaga se ganara el apodo de “La Suiza Mexicana.” 

El bosque de Monterreal es uno de los bosques más impresionantes del país y pasar unos cuantos días te llena de una paz inigualable. Hay hermosas cabañas en renta de diferentes tamaños perfectas para disfrutar con tu familia y amigos. Arteaga es ideal para aquellos de ustedes que son muy aventureros pues pueden practicar el rappel, ciclismo de montaña, o hasta deslizarse por la pista de esquí artificial que está en funcionamiento todo el año. 

Para los que prefieren llevársela con calma y disfrutar del templado clima de este pueblo mágico el ambiente campestre se presta para el senderismo, avistamiento de aves, y los paseos a caballo. Arteaga también cuenta con numerosas huertas de manzana que puedes recorrer en un vehículo todo terreno, de preferencia, ya que se encuentran en medio de zonas boscosas y hay uno que otro río que interfiere en el camino. La ruta de la manzana recorre aproximadamente 70 km desde Laguna de Sánchez en Nuevo León hasta Arteaga Coahuila y cuenta con ríos, manantiales, lagunas y cascadas que vale la pena conocer. 

Sean cual sean tu gustos no puedes dejar de visitar el Templo de San Isidro Labrador de las Palomas donde se venera a San Isidro Labrador patrono de los agricultores o la Alameda Venustiano Carranza, una tranquila plaza que en los domingos se convierte en un pintoresco tianguis. También se puede degustar de los deliciosos dulces y licores elaborados con las frutas producidas en la región o de algún vino coahuilense. Y antes de irte no olvides comprar algún recuerdo ya sea un sarape tejido a mano o una figura tallada en madera. 

Si buscan alejarse del estrés de las ciudades americanas y pasar un momento tranquilo en México fuera del caos de los sitios turísticos, esta es una buena opción.  Arteaga es verdaderamente un pueblo magico.

Espero y se animen a conocerlo. 

Rituales Tradicionales para Recibir el Año Nuevo

Pasada la navidad llega la segunda fecha más importante de las fiestas decembrinas, el año nuevo. El 31 de diciembre muchos vamos a estrenar ropa y a ponernos hasta las chanclas, pero mientras algunos bailotean otros se pasan la noche preparando sus rituales de año nuevo. Los Mexicanos somos muy religiosos pero también somos muy supersticiosos, y una ayudita no le hace daño a nadie. Así que para todos los que estén interesados preparé una lista con los rituales tradicionales de año nuevo para el amor, la abundancia, y la buena vibra.

Photo by judebeck on Unsplash 

Para el Amor

El más común es el de la ropa interior. Estoy segura que ya han escuchado de él o lo han practicado, pero consiste en usar ropa interior de color rojo para atraer el amor o amarillo para atraer el dinero. No sé si funcione pero no cuesta nada ponerse unos chones rojos. 

Abrazar a una persona del sexo opuesto al acabar las campanadas también se dice puede traer suerte en el amor, siempre y cuando sean los primeros a quienes abracen. 

Para la Abundancia 

Para la abundancia se dice que es bueno depositar lentejas crudas en una canasta o plato. Otra variante de este ritual es la de los 7 granos. En este se colocan garbanzo, frijol, maíz, arroz, trigo, lenteja, y mostaza en ese orden de abajo hacia arriba en una botella o frasco. Mi mamá es muy creyente de este ritual y lo hace cada año sin falta. 

También se dice que para la abundancia tienes que regalar borreguitos – claro, abundancia para las personas a quienes se los regalas. Los borreguitos deben ser puestos en la entrada de la casa pues por ahí es por donde entra la fortuna. 

Para las Buenas Vibras 

Si eres como yo y crees en esto de las vibras, uno bueno para alejar las malas energías es el de aventar una cubeta de agua a la calle para ahuyentarlas. También puedes hacerlo con el agua que usaste para trapear tu casa, recuerda que tienes que trapear de atrás hacia adelante para que lo malo salga. Y para atraer las buenas vibras se dice debes encender velas blancas y verdes. 

Al igual que trapear para sacar las malas energías, se puede barrer. El punto de esto es barrer con energía y hacia enfrente de su casa. No se preocupen  de si queda limpio mientras lo hagan con enjundia.

Para Viajar

Uno de mis favoritos es el de las maletas, no porque funcione pero porque es chistoso ver a alguien hacerlo. En este ritual uno tiene que salir a las doce en punto a la calle con una maleta y debe de dar una vuelta a la manzana. Se supone que haciendo esto viajarás todo el año. No especifica si son viajes por diversión o por trabajo, pero son viajes. 

Photo by olesia_misty on Unsplash 

Para terminar les recordaré que para la buena suerte y la prosperidad comerse 12 uvas, una con cada campanada, es lo ideal. Pero les recomiendo utilizar cada uva para hacer buenos deseos, vayan pensando desde ahora lo que van a pedir para que no les pase como a mi y pidan lo mismo cuatros veces. 

¿Hay alguna otra tradición que se acostumbra en tu casa y que se nos olvidó aqui? Dinos en los comentarios abajo!

Les deseo de todo corazón un feliz y próspero año nuevo con las personas a quienes aman. Feliz 2020.

Mezclando mis Tradiciones Navideñas Mexicanas con las Americanas

A finales de noviembre todos empezamos a decorar para navidad y a hacer nuestras compras y preparativos. Pero también comienzan nuestras tradiciones navideñas. En mi caso como crecí en México, y todos los días festivos los pasaba allá, lo primero era el nacimiento. Mi mamá ponía una mesa como de metro y medio por tres metros en la terraza que se cubría con un mantel navideño y paixtle antes de colocar el pesebre y las demás figuras.

Otra de mis tradiciones favoritas era ir a la iglesia de la colonia a ver las pastorelas. Nunca he sido de esas personas que van mucho a la iglesia pero sí disfrutaba mucho de ese día y aprendí mucho de esas presentaciones. También amaba hacer tamales con toda mi familia, y cuando digo toda es toda – mi papá, hermanos, y tío incluidos. No soy muy tamalera pero si me gusta mucho hacerlos porque es divertido pararte alrededor de la mesa a contar chismes con tu familia y aparte me encantaba robarme el relleno cuando nadie me veía.

Hacer bolsitas de dulces para las posadas fue algo que hicimos tradición cuando fuimos creciendo, al principio solo mi mamá las hacía pero después empezó un nuevo sistema en el cual cada quien tenía dos o tres dulces que echar y nos las íbamos pasando. Ahora en día el círculo ya se hizo más grande con mi cuñada y mis sobrinos y es más divertido así, siempre estamos diciéndole de cosas a quien se equivoca. 

Photo by g_r_a_f_i_s_c_h on Unsplash 

Pero con el paso de los años, y mi aceptación de mi nacionalidad estadounidense, fui aprendiendo de ciertas tradiciones americanas que algún día soñé incorporar en mi casa. El problema es que a mis veintiséis años yo aún no tengo mi propia familia. Pero que no cunda el pánico, mi hermana si tiene dos hijos y han sido mis cómplices de juegos en esta últimas navidades.

Para empezar tuve que incorporar todo poco a poco porque mi familia no tenía idea de porque quería hacer ciertas cosas o de que se trataban, pero hasta ahorita he incorporado tres tradiciones a nuestras fiestas. La primera fue hornear y decorar galletas. La verdad en la familia soy la única repostera así que de niña nunca hacíamos cosas así. Esto es algo que me divierte mucho y aparte mi sobrino siempre quiere regalarlas a sus amigos, aunque nos queden feas creo que esta es mi tradición favorita.

Photo by randalynhill on Unsplash 

La siguiente es la favorita de mi sobrino especialmente si escoge algo con su personaje favorito, y es la tradición de armar una casita de jengibre. El mayor siempre escoge la casita que vamos a armar y nos reparte la parte que nos toca decorar a cada quien. Es padre para los niños porque no les damos dirección alguna solo ponemos los dulces en medio de la mesa y que cada quien haga lo que quiere, siempre terminamos con una casa loca con colores diferentes y hasta partes quebradas por el bebé de dos años.

La nueva tradición que integramos este año fue la de un calendario de adviento. La verdad esta fue muy inesperada porque nunca había tenido ganas de hacer algo así de niña, al contrario de las tradiciones anteriores. Pero al ver lo divertido que fue para los niños decorar la casita solo pensé que algo interactivo sería bueno. Aparte un calendario de adviento va creando suspenso y emoción día a día. Al principio pensamos en hacer uno nosotras mismas pero tener a niños chiquitos en la casa ya era caótico así que mejor compramos uno en Walmart y lo llenamos con un rompecabezas de Toy Story y hasta ahorita mi sobrino de cuatro años sigue interesado.

Photo by markusspiske on Unsplash 

Es algo muy bonito mantener vivas nuestras tradiciones Mexicanas pero también lo es integrar tradiciones nuevas, especialmente cuando son muy aptas para los niños de la casa. Aparte, como mi familia siempre ha vivido en México, se siente padre ser la persona que les presenta todas esta cosas nuevas.

Espero y ustedes también estén mezclando sus navidades porque lo bueno de tener dos nacionalidades, técnicamente, es que tenemos más de donde escoger. 

Platícanos cómo mezclas tus tradiciones en los comentarios abajo.

Guía Fácil para unas Posadas Bien Mexicanas

El 16 de diciembre comienza la época de posadas y culmina el 24 del mismo mes. Las posadas representan el peregrinaje de María y José de Nazaret hacia Belén en busca de asilo para esperar el nacimiento de Jesús. 

Cuando yo era niña, y hasta la adolescencia, recuerdo que mi mamá y mi hermana me llevaban a posadas a casas de sus amigos y alguna que otra vez íbamos a las posadas del trabajo de mi papá. Pero conforme pasó el tiempo la posadas cambiaron. Las posadas solían consistir de una novena y la tradicional canción para pedir posada, también partíamos una piñata en forma de estrella y recuerdo eran siempre súper coloridas y alegres. Algo que me gustaba mucho era la colación porque aunque no eran los mejores dulces del mundo eran muy tradicionales y solo nos los daban en estos eventos. La cena consistía de cosas como pozole o menudo y casi siempre tamales también amaba las casas que daban chocolate caliente aunque casi siempre era champurrado lo que servían. 

Ahora en día estoy algo molesta con lo que las personas llaman posadas. Cuando visito a mi hermana en Monterrey para las fiesta decembrinas me invita a varias posadas que no son posadas. Los eventos a los que me invita mi hermana son fiestas navideñas solamente. Estas fiestas si cuentan con los tamales, el pozole, y champurrado si les dan a los niños bolsitas de dulces y hasta partimos una piñata. Pero ya no es la piñata de estrella ni es la colación y lo más importante falta la novena, las letanías, los cantos o villancicos. Con esto en mente me dije si esto es en México como le estarán haciendo mis compatriotas en Estados Unidos, obviamente se que muchas personas si hacen las posadas tradicionales y me encanta eso. Pero para aquellos que no, y para mi personalmente, quise hacer una guía fácil de lo básico que se necesita para una posada muy mexicana…

Photo by santiago filio on Unsplash 

Letanía Para Pedir Posada y Novena de Navidad: 

Si somos honestos hacer una novena completa puede ser demasiado para algunas personas. Pero lo que no puede faltar es la letanía para pedir posada y el famoso y tradicional canto en el que los invitados se separan y mitad se quedan adentro mientras los demás cantan desde afuera. No es difícil encontrar un libro para la novena de navidad en alguna iglesia cercana a ustedes y después sacarle copias para sus invitados, pero si es más fácil dejaré aquí una página donde pueden bajar un pdf y después imprimir las copias que necesiten.

La Piñata:

La piñata tradicional es de 7 picos cada uno representado un pecado capital. Es rellena de dulces y en algunos casos frutas, que es más tradicional, también se le puede echar cacahuates si sus invitados son como mi mamá y los aman (y no hay alguien alérgico en la lista de invitados). Encontrar piñatas de 7 picos en México es muy sencillo pero en Estados Unidos me a sido complicado, al menos que la mandes hacer claro, pero si encontré un tutorial para que hagas tu propia piñata lo cual puede ser divertido. También puedes encontrar una piñata de 5 picos en Amazon, estoy seguro que dios no se molestará cuando no hay de otra. 

La Colación o Aguinaldo: 

Mi mamá solía comprar la colación sólo para la posada del 24 pero por lo regular hacia bolsitas de dulces para regalar a los vecinos que iban a la casa. Las bolsitas no eran como las de una fiesta de cumpleaños. Normalmente llevaban una naranja o mandarina, un puño de cacahuates, galletas de animalitos, y dulces de preferencia mexicanos pero ésos pueden ser de su elección. Era lo mejor llegar a la casa de una posada y abrir las bolsitas para separar las naranjas y los cacahuetes. Espero y si las hagan así. 

Velitas y Luces de Bengala: 

Cuando tus invitados lleguen a tu posada les entregas una velita, una copia de la letanía, y una luz de bengala. La vela se enciende mientras cantas el canto mencionado anteriormente y la luz de bengala al final. El final es lo más divertido en mi opinión pero hay que tener mucho cuidado con los niños. 

Photo by Krister on Unsplash 

La Comida:

Hemos llegado a la mejor parte, la comida. Este es un momento ideal para degustar de platos típicos Mexicanos no importa si escoges pozole, menudo, tamales, tostadas, sopes, pambazos, o taquitos dorados. Yo en lo personal amo el pozole pero si se les hace difícil ahora en día hay muchos lugares que te venden las docenas de tamales ya hechas, o pueden buscar a señoras que venden tamales desde su casa Facebook es una buena herramienta para encontrarlas. Pero si es más divertido juntar a tu familia y armar una tamalada, entre todos es más fácil. 

Extra: Para animar el ambiente en lugar de estar escuchando a Mariah Carey porque no mejor escuchar canciones navideñas como: Campana Sobre Campana, Los Peces En El Río, El Tamborilero, Entre Santos Peregrinos, Mi Burrito Sabanero etc. 

Espero y se animen a preparar sus propias posadas y tengan unas súper fiestas decembrinas.