Este 14 de Febrero, ¿Cómo incrementarás la dosis del amor?

Echemos un vistazo a los enamorados desde el ángulo de la química y el lenguaje del amor. La química es aquella que domina las experiencias emocionales que viajan desde un loco y desbordante “eres el amor de mi vida”, hasta un irremediable “no te quiero volver a ver”.

Cuando nos sentimos enamorados, el cuerpo libera una mezcla explosiva de dopamina, serotonina y oxitocina, y permite que la percepción de la vida sea maravillosa. La dopamina nos “enciende” y acelera las palpitaciones, creando una relación entre el deseo y el placer capaz de mantener la atracción física hacia la pareja. Por su parte, la oxitocina, “conecta y actúa” como un desinhibidor que nutre la comunicación de una forma más intima, y es la responsable de impulsarnos en la toma de decisiones de pareja. Y la serotonina, conocida como el neurotransmisor de la felicidad, actúa directamente con las emociones y regula nuestro estado de ánimo.

Photo by Jon Tyson on Unsplash

Los neuroquímicos del amor, fluyen diariamente por todos lados y al paso del tiempo, el organismo llega a la habituación, —y no es una palabra cotorrona que me esté inventando—, (MacDonald & MacDonald, 2010). Representa la adaptación de los seres vivos a su entorno desde el nivel celular hasta el psicológico. Cuando el bombazo de amor invariablemente desciende, no significa que el amor acabó, lo que en realidad ocurre químicamente hablando, es que los receptores neuronales se han acostumbrado al exceso de flujo químico y el enamorado necesita aumentar la dosis para que la pareja afiance su relación con sentimientos más profundos.

No podemos negar que, aunque el confinamiento ha traído sus roces románticos, son muchas las personas que, en ocasiones, piden a gritos una “sana distancia”. Un elemento indiscutible de soporte y balance para combatir los avatares de pareja, es la buena comunicación. De acuerdo con el escritor Gary Chapman (2009) existen 5 lenguajes del amor. En su libro, Chapman menciona que cada persona tiene una manera diferente de expresar sus sentimientos y también una forma concreta de recibir afecto. El dar y recibir amor tiene una relación directa con los valores y creencias que adquirimos durante la infancia.

Photo by Joseph Keil on Unsplash

Te invito a conocer estos 5 lenguajes y observar con cual te identificas, te ayudará a cultivar la dosis de amor adecuada, sin duda el mejor regalo en el día de San Valentín, un obsequio invaluable que perdura y es de gran apoyo en la convivencia diaria.

  1. Las Palabras
  2. Tiempo de calidad
  3. Regalos
  4. Actos de servicio
  5. Contacto físico

Y a ti, ¿cómo te gusta que te demuestren su amor?, ¿cómo lo manifiestas a tu pareja? Identifícalos y evita caer en el juego de adivinar o asumir, uno de los problemas más frecuentes de la vida en pareja.

Deja un comentario